Toma de contacto con la energía limpia

El gigante chino DFSK entra en la pelea de los SUV a baterías con el Seres 3. El debutante ofrece 163 CV, 329 km de alcance y un equipamiento generoso, desde 24.950 euros

24.05.2021 | 12:35
El Seres 3 es un SUV a batería de estilo europeo que destaca por su completo equipamiento.

La electrificación del mundo del automóvil está abriendo puertas a nuevos fabricantes como DFSK. El coloso chino comienza a sacudirse los prejuicios de una parte del mercado y también el estigma de marca desconocida. Lo consigue gracias a una escueta pero interesante gama de productos que visten a la europea y plantean una relación calidad-precio honesta. A los dos modelos iniciales, el 580 y el F5, se suma ahora un tercer SUV de proporciones más escuetas con impulsión exclusivamente eléctrica: el Seres 3. El constructor oriental entra en el segmento de los modelos a pilas con una creación compacta, animada por un motor de 163 CV, que anuncia 329 km de autonomía. La oferta con unas dotaciones cuantiosas por un precio que los descuentos de lanzamiento y financiación, sumados a las aportaciones del plan Moves III, dejan en 24.950 euros.

El Seres 3 es un SUV de talla media y eslora contenida (4,38 metros), pero con la anchura (1,85) y la altura (1,65) propias de rivales algo más largos. Así que se coloca a medio camino entre los Hyundai Kona y Tucson o entre los Kia Niro y Sportage, por poner dos ejemplos. Ofrece cinco plazas teóricas y un maletero de 310 litros. Muestra un diseño interior moderno y cuidado, además de un más que estimable equipamiento. El menú contiene navegador con sistema operativo LinOS 4.0 con Bluetooth y pantalla de 10,25 pulgadas, instrumentación con pantalla de LCD configurable, techo panorámico practicable con cortinilla eléctrica, tapicería de piel, seis airbags, asientos delanteros eléctricos y calefactados, acceso y arranque con llave manos libres, cargador inalámbrico para smartphone, dos puertos USB y llantas de aluminio de 18 pulgadas. Incorpora también diversas ayudas a la conducción: aviso de colisión frontal, alerta por cambio de carril involuntario, control de crucero automático, sensores de presión de los neumáticos y ESP con asistentes de frenada y tracción.

Perspectiva trasera del nuevo compacto chino.

Su propulsor de 120 kW (163 CV) permite acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos; la velocidad punta se limita electrónicamente a 160 km/h. Este bloque se alimenta de una batería de 53,6 kWh, que homologa 329 km de autonomía (WLTP). Está preparada para repostar corriente alterna o continua, con carga rápida; el fabricante anuncia que recupera 80% de su contenido en media hora. El reabastecimiento completo lleva ocho horas en una toma de 6,6 kW y diecisiete horas en un enchufe doméstico convencional a 3,7 kW.

¿Qué es DFSK? Aunque el gran público europeo lo ignore, DFSK figura entre las grandes marcas de automóviles del planeta. Es propiedad de Dongfeng Motor Group (DFM), segundo mayor fabricante de automóviles de China y décimo del mundo, cuya producción se acerca a los cuatro millones de unidades al año. Asume la fabricación en exclusiva para el mercado chino de modelos de Citroën, Peugeot, Kia, Honda y Nissan. DFSK dispone de una nutrida gama integrada por turismos, vehículos comerciales ligeros y motocicletas. Desarrolla su actividad en más de setenta mercados. En el español DFSK comercializa tres SUV, el 380 de siete plazas, el F5 con silueta cupé y, a partir de ahora, el eléctrico del segmento B Seres 3.

noticias de deia