Potencia sostenible

El 508 Peugeot Sport Enginereed, versión electrificada de alto rendimiento (360 CV), corona la gama de la marca del león

24.05.2021 | 12:21
El 508 PSE, disponible en formatos sedán y familiar, combina poderío y eficiencia.

SENSACIONES intensas y respeto medioambiental alcanzan un difícil y meritorio compromiso en el 508 Peugeot Sport Enginereed, la interpretación más ambiciosa de la berlina que culmina la oferta de la marca francesa. La hibridación de un motor de gasolina y dos eléctricos asociados a una batería recargable en la red, propicia disfrutar de las emociones que deparan sus 360 caballos sin disparar las emisiones. Esta alianza motriz electrificada asignada a los dos formatos del 508, sedán cupé y SW, se adorna con una esmerada puesta en escena y recibe una generosa provisión de equipamiento. El 508 PSE reclama 62.200 euros, mil doscientos más optando por la carrocería familiar.

El departamento de competición de Peugeot, encargado de desarrollar esta versión, ha elegido la fórmula de la hibridación enchufable para compatibilizar el incremento de potencia, es decir, de prestaciones, con la posibilidad de atenuar las secuelas medioambientales. Con este fin ha evolucionado el 508 Hybrid, que se vuelve más vistoso y radical al convertirse en PSE. Su sistema de impulsión mixta prospera al compaginar la contribución de tres bloques diferentes, uno térmico y dos eléctricos.

El principal es el bloque gasolina Pure Tech de cuatro cilindros turboalimentado, con 1,6 litros y 200 CV. Coordina su labor con la de los eléctricos. Uno se integra en la transmisión automática EAT8 para accionar las ruedas delanteras y aporta 110 CV. El otro, que entrega 113 CV, va sobre el eje posterior y mueve las ruedas traseras. De ese modo se obtiene tracción integral. Los motores eléctricos se alimentan de una batería de 11,8 kWh, que se reabastece en la red. Reponer su contenido exige siete horas de conexión a una toma doméstica convencional; la espera se reduce a cuatro con el cargador de 3,7 kW suministrado de serie, y a 105 minutos con el opcional de 7,4 kW en un Wallbox.

Esta receta motriz mixta produce 360 CV. Es una potencia considerable, que comporta el reajuste de algunos parámetros esenciales del vehículo. En consecuencia, este 508 presenta una unión al suelo más firme, una dirección más inmediata, calzado adecuado, frenos resolutivos, etc.

El 508 PSE propone cinco modos de funcionamiento. El puramente eléctrico permite recorrer hasta 42 km sin emisiones, disfrutando de una potencia máxima de 140 CV y de una velocidad punta de 140 km/h. El modo Comfort suaviza las reacciones. Lo contrario que el Sport, que alcanza el rendimiento máximo de 360 CV; favorece la agilidad apresurando la respuesta al acelerador e intensificando la de la suspensión, al tiempo que fomenta el pilotaje artesanal posponiendo la intervención de los controles de tracción y estabilidad.

El modo Hybrid armoniza la acción de los tres motores, buscando siempre la eficiencia, y obtiene hasta 330 CV. La función eSave regenera la batería y preserva parte de su contenido para poder circular en modo 100% eléctrico posteriormente. El 508 PSE también ofrece una respuesta 4WD, que aplica motricidad a sus cuatro ruedas para garantizar el avance en superficies de baja adherencia; se desconecta al rebasar los 190 km/h.

Los registros de homologación demuestran que este Peugeot puede compatibilizar altas prestaciones y sostenibilidad. El 508 PSE autolimita su velocidad punta a 250 km/h y progresa de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos. Presume de un promedio oficial de consumo de 2,03 litros y de unas emisiones de CO2 de 46 g/km. Estos registros comportan la etiqueta medioambiental '0'.

noticias de deia