Quadrifoglio, máxima expresión del temperamento Alfa Romeo

Depara versiones con 510 caballos para culminar las gamas Stelvio y Giulia

23.06.2020 | 10:04
Stelvio y Giulia pasan de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos.

Alfa Romeo no interpreta el quadrifoglio, el trébol de cuatro hojas, como símbolo de fortuna, sino de deportividad extrema. Este ya clásico emblema verde distingue a las creaciones de la casa más temperamentales o radicales. Lo lucen sobre su carrocería las dos variantes estelares de Stelvio y Giulia, dispuestas lanzar en estampida 510 caballos. Ambas versiones se convierten en el paradigma tecnológico de Alfa.

La firma lombarda extiende a sus interpretaciones más sofisticadas los frutos de la última evolución experimentada por los dos productos. Se benefician, por tanto, de una serie de pequeñas pero significativas mejoras en su puesta en escena y también en sus dotaciones (incorporan modernas ayudas a la conducción, controles táctiles del equipo multimedia, etc.). Lo que se puede considerar un leve restyling no afecta, sin embargo, a la esencia de estas dos versiones, que se esconde en el capó delantero. Allí palpita la poderosa mecánica gasolina V6 Biturbo 2.9, la auténtica razón de ser de Stelvio y Giulia Quadrifoglio.

Este bloque de aluminio desarrolla 510 CV y entrega 600 Nm de par motor. Dicha energía llega a las ruedas, a todas en el Stelvio y a las traseras en el Giulia, con ayuda de la transmisión automática de ocho velocidades. De los distintos modos de respuesta que brinda el sistema de gestión, el Race es el idóneo para apurar todo el potencial ofrecido.

Cada Quadrifoglio va provisto de múltiples sistemas diseñados para optimizar las sensaciones al volante. El objetivo es brindar experiencias de conducción emocionantes a todo tipo de personas, sin necesidad de que posean una pericia de pilotaje extremada. A tal fin incorpora un amplio bagaje de tecnología, entre la que figuran suspensiones activas y selectores de modo de reacción. Todos los sistemas están coordinados y adaptados en tiempo real por la unidad de control a fin de garantizar siempre las condiciones ideales para el vehículo y para su usuario.

Esta versión del Stelvio es capaz de progresar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 283 km/h. El Giulia equivalente precisa una décima más para acelerar, pero aprovecha su aerodinámica para marcar una punta de 307 km/h en el escenario adecuado. No hay precios oficiales para las nuevas ediciones de ambos productos, que hasta ahora reclamaban al menos 108.600 euros en el caso del Stelvio y 94.950 en el del Giulia.