DIRECTOR COMERCIAL PEUGEOT KAREALDE

Francisco Canibe: "No esperábamos tal afluencia de público y tanta disposición a comprar"

01.06.2020 | 11:15
Francisco Canibe

Pese a su dilatada experiencia en la venta de automóviles, a Francisco Canibe le desconcierta el entusiasmo de la clientela tras el parón del mercado.

¿Cómo está reaccionando el público a la reapertura de concesionarios?

- Estamos gratamente sorprendidos, la afluencia ha sobrepasado las previsiones. Hemos tenido que recuperar más comerciales del ERTE inicial, porque no dábamos abasto a atender a la gente. El público ha cambiado su forma de comunicarse con nosotros y se está acostumbrando a pedir cita previa. Ha sido así en el 90% de casos estos días. Para nosotros es mejor. Además, la gente que está viniendo es muy compradora, llega con las mismas ganas que notamos en los meses fuertes. No esperábamos tal afluencia y tanta disposición a comprar

¿Ve factible recuperar el ritmo antes de lo previsto?

- Ahora mismo estamos con un objetivo de ventas en torno al 50% del habitual. Vamos bien encaminados y lo realizaremos incluso con creces. Influye el ansia que tenemos todos por recuperar la normalidad. Nos ha hecho un clic la cabeza y, después de lo que hemos pasado, decimos tengo el dinero, voy a gastármelo porque quiero disfrutar de un coche bueno. Hemos visto la cosa negra y nos hemos animado al consumo. Es como tiene que ser para que no se pare la economía. De todos modos, aunque los volúmenes de ventas son ahora más altos de lo esperado, de aquí a final de año prevemos una caída del mercado del 25 o el 30%. Hasta septiembre no estaremos a niveles del año pasado.

Peugeot se está tomando muy en serio la electrificación, ¿espera ver pronto resultados?

- Peugeot lleva desde 2019 con un plan de eléctricos. Notamos un auge. El cliente que busca un coche eléctrico tiene un conocimiento bárbaro del producto que demanda. Eso nos obliga a ponernos las pilas y a estar preparados. A corto plazo preveo un frenazo de este tipo de productos, porque la clientela va a demandar combustibles más conocidos, gasolina y diésel. Pero el eléctrico es imparable. Los fabricantes y los organismos lo van a imponer. Echamos de menos ayudas que motiven su compra. El plan del Gobierno vasco está activo; estamos pendientes del estatal. Las ayudas han de ser mayores si quieren que esto tire para adelante.