MBFWMadrid: más desfiles y formato híbrido

La Mercedes Benz Fashion Week Madrid (MBFWMadrid), la que durante años fue conocida como pasarela Cibeles, cerró el pasado domingo su 74ª edición con más desfiles presenciales, pero manteniendo el formato híbrido. Todo en busca de la recuperación de una normalidad perdida con la pandemia.

28.09.2021 | 09:48
Tres modelos posando con la colección de Ailanto.

Poco a poco, y como suele decirse, sin prisa pero sin pausas, la pasarela madrileña, la que es la cita con la moda más importante del Estado, va recuperando el pulso. Todavía con un formato híbrido, pero cada vez con más desfiles presenciales, la cita madrileña va levantando la cabeza, eso sí, siguiendo todos los protocolos Covid y manteniendo a rajatabla las medias de seguridad. Celebrada del 16 al 19 de septiembre, la pasarela contó con la participación de 37 diseñadores. De todos ellos, 17 pertenecían a los considerados consagrados, ocho estaban dentro de la Plataforma de jóvenes creadores Allianz Ego y doce participaron en el formato conocido como Off.

Andrés Sardá fue el encargado de estrenar el calendario, seguido de Agatha Ruiz de la Prada, Fernando Claro, Duarte, Duyos y Malne, quien cerró la primera jornada. La segunda se abrió con el desfile de baño de Dolores Cortés, seguido de Hannibal Laguna, Roberto Torretta, Lola Casademunt by Maite y Pertegaz. En este caso fue Teresa Helbig y su 25 aniversario quien concluyó el viernes. Ya el sábado, última jornada de desfiles de los diseñadores consagrados, comenzó con la presentación de la colección de Isabel Sanchís, a quien siguió Maya Hansen con una presentación conceptual de su nueva colección en formato performance. Tras ella fue el turno de Custo Barcelona y de la firma Otrura. Antes de poner fin a la jornada, se entregó el premio L'Oréal París a la Mejor Colección, que fue para Duyos y su trabajo inspirado en un viaje a Madeira. Cerró el calendario de desfiles en Ifema Marcos Luengo con una impactante presentación. 

Jorge Vázquez, Roberto Verino, Maison Mesa, García Madrid, Ailanto, Abra, Pilar Dalbat, Paloma Suárez, Félix Ramiro, María Lafuente y Odette Álvarez presentaron sus colecciones dentro del programa Off, mientras que García Madrid, Roberto Verino, Ailanto (única representación vasca en esta edición, y mira que Euskal Herria ha tenido presencia abundantísima no hace tanto tiempo) y Jorge Vázquez hicieron la presentación de sus colecciones unos días antes del comienzo de la pasarela en formato presencial.
Eso sí, fue una edición llena de momentazos.

Ailanto, entre girasoles
Iñaki y Aitor Muñoz son gemelos, naturales de Algorta, afincados en Barcelona y los responsables de que su firma Ailanto sea una de las más reconocidas a nivel estatal. Su trabajo es siempre uno de los más esperados de la MBFWMadrid y este año fue muy especial. Siendo unos habituales de los desfiles en Ifema, en esta edición dieron un giro de 180 grados.


Iñaki y Aitor Muñoz forman Ailanto. 

Los invitados al evento, celebrado en la recién remodelada Casa-Palacio del Conde de Cedillo, donde vivió el escritor Valle-Inclán, tuvieron la oportunidad de apreciar de cerca los tejidos y las piezas de joyería de su nueva colección en un formato alejado de lo que es el clásico desfile, ya que los presentes fueron testigos de cómo se realizaba la sesión de fotos de la colección. "Llevamos veinte años desfilando, así que hemos hecho cuarenta shows. Esta vez buscábamos hacer algo más cercano. Al final, en la pasarela el público está sentado a cierta distancia y no puede apreciar los detalles", argumentaba Aitor Muñoz.
El gusto de los creadores vascos por la botánica y las bellas artes es ya una marca de la casa que les acompaña durante toda su carrera. Esa pasión les ha llevado a detenerse ahora en los girasoles, en el expresionista alemán Emil Nolde y en el cuadro de Van Gogh Los girasoles. Además, en esta colección colaboran con la firma de joyería Suma Cruz. "Ambos compartimos el amor por la naturaleza", afirman. Y la casualidad hizo que ambos trabajaran en el mismo símbolo: el girasol.

Teresa Helbig, de cumpleaños
25 años no se cumplen todos los días. Y menos siendo una de las modistas estatales más reconocidas no solo en casa, sino también fuera de las fronteras, ya que Teresa Helbig ha vestido a muchas estrellas de Hollywood. De ahí que su colección de aniversario, en la que recurre a los recuerdos de su infancia, cuando soñaba con las actrices de California y sus preciosos vestidos, se haya titulado Once Upon a Time in Los Angeles.

Nieves Álvarez, la deseada
Hay momentos en la MBFWMadrid que se repiten edición tras edición sin perder un ápice de atractivo. Uno de esos es cuando Nieves Álvarez pisa la pasarela y las gradas enmudecen. Ella fue, una vez más, la más aplaudida cuando abrió y cerró el desfile de Lola Casademunt by Maite. La modelo madrileña demostró, con un vestidazo abierto con el que se marcó una pose al más puro estilo Angelina, que, a sus 47 años sigue siendo una de las mejores tops del panorama estatal.

El debut de Martina Figo


Martina Figo.

Mientras unas llevan media vida subidas a las pasarelas, otras probaban suerte por primera vez. Ese era el caso de Martina Figo, hija mediana de Luis Figo y Helen Svedin, quien a sus 19 años ha querido seguir los pasos de su madre y probar suerte en la industria de la moda. Con un debut muy discreto, hay que destacar que fue una de las pocas modelos que consiguieron participar en el desfile Maya Hansen, con un casting que apenas estaba formado por seis modelos. Habrá que seguirle la pista a esta prometedora joven.

¿Desayunamos?
El glamour se trasladó por unos momentos de la pasarela a un desayuno único y lleno de moda y diseño. Si Teresa Helbig cumplía 25 años en el negocio, Vázquez celebraba sus veinte. Para hacerlo decidió rodearse de sus mejores clientas y amigas, y de esa guisa presentó una elegantísima colección que supone el repaso de sus dos décadas de trayectoria, piezas icónicas de la casa renovadas. Pura belleza. El decorado elegido fue el Hotel Mandarín Oriental Ritz, con lo que se cerraba un círculo simbólico, ya que su primera presentación fue otro desayuno celebrado el 11 de septiembre de 2001, una fecha que nadie olvida debido al ataque terrorista en Estados Unidos. 
Entre las selectas invitadas a este desayuno estaban Sassa de Osma, Marta Hazas o las hermanas Carla y Caritina Goyanes.

Bad Gyal para Andrés Sardá
Difícil definir a Bad Gyal€ artista, productora, DJ, compositora€ y ahora modelo por un día. Andrés Sardá siempre se guarda un as debajo de la manga en sus desfiles, y en este caso fue la participación de Gyal sobre la pasarela. Ella aportó un aire rompedor y futurista al show, que se celebró bajo el título de Oriental Dream y estuvo inspirado en el lejano oriente con referencias cinematográficas como Memorias de una geisha o Kill Bill.
Bad Gyal, que se mantuvo en sus inicios al margen de los grandes sellos, y tras tres años de independencia recorriendo el mundo y afianzando su figura por allí donde iba, fichó hace un par de años por la discográfica estadounidense Interscope (Lady Gaga, Kendrick Lamar, Billie Eilish€) y por Aftercluv para el mercado latino.

Y Omar Montes para Agatha Ruiz de la Prada


Gianmarco Onestini, Agatha Ruiz de la Prada y Omar Montes.

Y mientras Bad Gyal suponía un soplo de aire fresco en la pasarela, Agatha Ruiz de la Prada, otra diseñadora que suele confiar en sorprendentes embajadores para sus propuestas, optó por otro perfil de famoso diferente€ por decirlo de alguna manera. En este caso fue Omar Montes, quien participó en un desfile como siempre colorido. Además también se pudo ver a Gianmarco Onestini, finalista del reality show de televisión Supervivientes 2021. 

Belén Rueda, en blanco


Belén Rueda, modelo por un día para Benjamin Friman.

Belén Rueda fue otra de las celebrities en conquistar la pasarela, en su caso para apoyar a su diseñador de cabecera: Benjamin Friman, quien deslumbró con una colección muy lady en un hotel de lujo del centro de Madrid. Lo hizo luciendo un despampanante vestido blanco de tirantes con un escote en V y corte de sirena clásico, adornado con un llamativo lazo XL. Su original recogido rematado en dos gigantescos discos (con un aire a Princesa Leia) garantizó que la imagen sería viral. 

Más información

noticias de deia