Historias de... enrique

Patxi y la fábrica de madera

El ‘Ikea vasco’ organiza una campaña para que los clientes encuentren lamas de madera doradas a modo de ‘Charlie y la fábrica de chocolate’ y ganen dinero

08.02.2020 | 00:43
Enrique Arrillaga, creador de la empresa Lufe, es el Willy Wonka vasco.

AL igual que el personaje literario Willy Wonka ocultaba billetes dorados en las chocolatinas que elaboraba para premiar a sus compradores, la empresa guipuzcoana de muebles low cost, Lufe, conocida como el Ikea vasco, sorteará 24.000 euros entre los afortunados que descubran lamas de madera doradas incluidas por sorpresa en sus pedidos. Esta novedosa campaña de fidelización de clientes, que arrancó el pasado 25 de enero, está inspirada en la novela Charlie y la fábrica de chocolate, en la que el chocolatero Willy Wonka decide introducir al azar cinco billetes dorados entre las tabletas que produce con el fin de encontrar un heredero. Si en la obra de Dahl, que cuenta con varias adaptaciones cinematográficas, los afortunados son agraciados con una glamourosa visita a la peculiar fábrica de Willy Wonka y un suministro vitalicio de chocolate, los premios del Ikea vasco no resultan menos golosos ya que quienes descubran una de las doce lamas doradas de la campaña -ya ha habido un agraciado- recibirán 300 euros en productos y la posibilidad de entrar en el sorteo de 24.000 euros en metálico. Este sorteo tendrá lugar a finales de enero de 2020 y servirá como punto final de la novedosa campaña lanzada por este fabricante guipuzcoano de muebles ecológicos bajo el sugerente título de: Patxi y la fábrica de madera.

"Seguro que has oído hablar de Charlie y la fábrica de chocolate, la conocida historia de ilusión y fantasía donde una chocolatina de envoltorio dorado cumplía los sueños de un chico humilde, y sensible", recuerda Enrique Arrillaga, creador de la empresa y personaje que figura en la lista de las 100 mentes más creativas de la revista Forbes. "Pues bien para nosotros, en vez de Charlie, tú eres nuestro Patxi particular. Es decir, esa persona que confía en nuestra filosofía y que sabe que es posible decorar tu vida con muebles ecológicos de diseño, de madera maciza... y baratos", sostiene.

Una iniciativa que compite en originalidad con otros de los reclamos con los que la empresa de Azpeitia promociona sus artículos en su página web, y donde es posible encontrar sugerencias tan sorprendentes como una tarjeta de regalo lanzada con motivo de San Valentín bajo el eslogan: "El 14 de febrero échale madera a la locomotora del amor".

Esta firma diseña y fabrica muebles de madera maciza a precios bajos bajo una filosofía ecológica y sostenible con diseños atractivos, resistentes y funcionales, todo ello con una premisa básica, el ahorro de costes en intermediarios, que le lleva a vender exclusivamente en internet. En 2017 se convirtió en un fenómeno viral debido a un boom mediático que les dio a conocer a miles de personas de la noche a la mañana, lo que le permitió pasar de ocho trabajadores en plantilla a veinte, cuando solo tres años antes rozaba la quiebra. Ahora, el gran incremento de su volumen de ventas obligará a la empresa a trasladarse en este primer trimestre de 2019 a una fábrica de mayor superficie, además de empezar a vender sus productos de bajo precio también en Francia.