Acusan a Phil Collins de no ducharse en un año

Su exmujer denuncia la falta de higiene del músico para intentar quedarse con la mitad de su patrimonio

03.11.2021 | 14:15
Phil Collins y Orianne Cevey.

A sus 70 años, Phil Collins va a tener que declarar ante un juez de una poco habitual acusación que su exmujer, Orianne Cevey, ha hecho con el objetivo de conseguir la mitad de su patrimonio. Un final bastante abrupto para una relación que duró más de 20 años y que realmente terminó por una infidelidad de Cevey.

Pero su expareja, para intentar lograr que Collins le otorgue la mitad de su mansión de Florida, que según ella le había prometido, ha argumentado que el motivo de su separación es la falta de higiene del cantante. Le acusa de no ducharse ni lavarse los dientes durante cerca de un año, además de resaltar su impotencia sexual y culparle de consumir alcohol y abusar de medicamentos, lo que habría provocado el fin de la relación.

El juez ha estimado oportuno que el exbatería de Genesis pueda declarar (lo hará en diciembre por encontrarse ahora de gira) por un tema de higiene, algo que celebran los abogados de Cevey, pero los letrados del cantante no se muestran preocupados y afirman que las acusaciones son "irrelevantes" de cara a la lucha de su exmujer por su patrimonio, además de considerarlas "escandalosas, difamatorias, poco éticas y, en su mayor parte, evidentemente falsas y extremadamente exageradas".

Además, los precedentes no hablan muy bien de Cevey. En agosto del año pasado Collins descubrió que su exmujer se había casado en secreto (ellos no estaban oficialmente casados porque en su día se divorciaron y al volver a estar juntos no lo formalizaron) con un hombre 38 años más joven que él (de 32 años, por los 47 que tiene ella). No contenta con eso, se instaló en la mansión de Miami del músico, que intentó desahuciarla pero tardó en conseguirlo. Cevey aseguraba que no se movería de ahí hasta que Collins no le pagara la mitad de lo que valía esa casa, valorada en unos 33 millones de euros, y que aseguraba que se la había prometido. Finalmente Collins logró una orden de desahucio en enero de este año, aunque no ha podido evitar que Cevey esté subastando numerosos recuerdos, regalos y joyas que le pertenecían a él.

noticias de deia