Un Colin Farrell menos malote reconduce su vida

Atrás quedaron ya sus pendientes de macarra y esos tatuajes con flechas y corazones tan marca de la casa Mickey Rourke

22.06.2020 | 13:11
Colin Farrell, que ahora quiere cambiar su imagen de 'chico malo'.

Fue rodar con Woody Allen Cassandra's Dream y transformarse en tierno y piadoso. Farrell ya no quiere ser el Colin de antaño... ¡y está dispuesto a demostrarlo! Primero, en los guiones que busca seleccionar, nobles y con carácter; y segundo, en su siempre macarrónico (y apetitoso) aspecto físico, que ya nunca será el mismo. Ahora busca, sin duda, dar la bienvenida a un cuerpo tan depilado como lampiño, y exclamar agur a esos tattoos canallas que le acompañan desde la adolescencia, cuando decidió abrirse camino en el descocado cine X y mostrar al mundo su generosa sardina, la misma que ahora esconde, como un pasado del que no se siente orgulloso. La última vez que Colin entró en rehabilitación fue en el año 2018, y desde entonces, se ha esforzado mucho en reconducir su vida y carrera más allá de unos focos que siempre le han inyectado mucho parné.

Pero el afamado actor, que acaba de cumplir sus 44 primaveras, busca más que nunca alejarse de la imagen bieber que siempre ha proyectado. Mucho antes, incluso, de que existiera adjetivo para dicha actitud, acuñada hace una década por el canadiense más famoso de la historia: Justin. Y para ello, Farrell ha decidido, muy firme, borrar con láser (pupita, pupita) todos sus bastos tatuajes. "Algunos son horrorosos. Me estoy deshaciendo de todos ellos porque me he cansado de pintarme en la silla de maquillaje cada mañana durante 45 minutos siempre que toca rodar", exclamaba esta pasada semana la celebrity en una jugosa entrevista en televisión. Y la vida moderna parece darle la razón.



Al menos, la profesión sonríe dicha nueva actitud buenista. El próximo proyecto de Colin es interpretar al famoso Pingüino en la película de Batman, que dirige Matt Reeves y protagoniza Robert Pattinson, otro guaperas de la vida. El rodaje se paró por la pandemia mundial del Covid-19, pero el actor asegura que ya desea volver a encarnar al personaje. Eso sí, advierte que su papel es bastante secundario: " No tengo muchas tomas, pero está siendo muy divertido y original".

Como cuando se filtró a la prensa, hace justo un año, el polémico "romance apasionado" que habría mantenido con Elizabeth Taylor, 40 años mayor que él. Las malas lenguas siempre afirmaron que hubo intereses económicos en dichos besos. Pero quienes aún creemos en la pasión solo vimos amor "en el último noviazgo" de la diva de Hollywood. 

Más información