Tekno

Década tecnológica

Si veinte años no es nada, tal y como decía Gardel, diez se deberían acercar a la más absoluta irrelevancia; pero si echamos un vistazo a la revolución tecnológica vivida en estos últimos dos lustros, la mirada puede adquirir un rictus de incredulidad

28.12.2019 | 06:20
Avances tecnológicos.

Cuando, como yo, estás tan metido en la tecnología, no sueles sorprenderte con casi ningún producto tecnológico nuevo. La mayoría de ellos han nacido de prototipos que has ido viendo crecer hasta que por fin salen al mercado, eso sí, unos con más éxito que otros. Durante esta década los avances tecnológicos han sido notables y, aunque muchos no lo noten, estamos en una era en la que la tecnología nos ha dado objetos que han transformado nuestra calidad de vida a mucho mejor. Voy a tratar de resumir algunos de los sectores y productos que han sido claves en esta última revolución tecnológica.

El mundo del ocio ha dado un vuelco tan grande que están surgiendo nuevos negocios alrededor del mismo, que no conocíamos en décadas anteriores. La evolución de las pantallas hasta 8K nos permite disfrutar de una calidad de imagen que ha atrapado en las casas a las nuevas generaciones. Las plataformas de series y películas en streaming (Amazon, HBO, Netflix) permiten disfrutar de contenidos para todos los gustos. Y ya no hay que salir a cenar fuera ni preparar comida, las aplicaciones que nos llevan nuestros pedidos de nuestros restaurantes favoritos a casa nos permiten tener cualquier plato en minutos. También los videojuegos, sobre todo por dos consolas de esta década, PlayStation 4 y Nintendo Switch, han modificado la forma de entender el ocio. Por un lado se ha creado y profesionalizado lo que algunos llaman el deporte de los e-sports. YouTube o Twitch permiten ver los campeonatos que se realizan a nivel mundial y se ha creado una nueva profesión, el youtuber, que han pasado a ser los nuevos ídolos de la juventud, en detrimento de los actores, cantantes y futbolistas.

Si el ocio nos ha encerrado en las casas, Internet de las cosas (IoT) hace que nuestros hogares cada día nos resulten más cómodos y seguros. Los asistentes del hogar (Amazon Echo o Google Home) nos van diciendo la receta paso por paso y nuestro horno es capaz de poner el tiempo y la temperatura solo con saber el plato que metemos dentro. Cada vez que ponemos la lavadora no es necesario poner el detergente porque un deposito dosifica la cantidad y si se termina nos hacen el pedido al supermercado de forma automática. Las bombillas del hogar son led de bajo consumo y todas ellas conectadas mediante WiFi, lo que nos permite encender o apagar desde nuestros móviles. De la limpieza del suelo se encarga un robot, ya que la robótica también ha tomado nuestros hogares, que es capaz de reconocer todas las habitaciones sin chocar con nada. Los fabricantes de muebles ya están cambiando la altura de las patas de las camas para que estas nuevas aspiradoras pasen por debajo sin ningún obstáculo físico.

Pero si no nos quedamos en casa iremos a la calle caminado con nuestros auriculares, que no llevan cable, escuchando nuestra emisora de radio favorita gracias a la app de nuestro móvil. No saldremos de casa sin nuestra pulsera cuantificadora o nuestro smartwatch, que nos permite conocer todo lo que caminamos, nuestro ritmo cardíaco y tener el mapa de la ruta que hoy vamos a realizar. Cada día el acceso a nuestras ciudades es más complicado por lo que la micromovilidad eléctrica nos permite recorrer más kilómetros en menos tiempo. Al final se trata de ser productivos y no perder nuestro tiempo en intentar aparcar. Para las distancias largas, Tesla ha definido lo que es el coche eléctrico y los demás han ido copiando el concepto. Seguro que te sientes identificado con esta década tecnológica.

@juandelaherran