‘día de lluvia en nueva york’

Optimismo en el temporal

Thimothée Chalamet y Elle Fanning protagonizan la última comedia romántica de Woody Allen

Dos jóvenes llegan a Nueva York durante un fin de semana donde se topan con el mal tiempo y con una serie de aventuras

09.02.2020 | 18:07
Día de lluvia en Nueva York

Casi con el eco del rodaje que desarrolló en Donostia durante el pasado mes de julio, Woody Allen estrena ahora su última producción, la comedia romántica Día de lluvia en Nueva York. Con la ciudad de la gran manzana como escenario, el largometraje está protagonizado por Timothée Chalamet y Elle Fanning.

La pareja de intérpretes encarna a dos universitarios enamorados, Gatsby -Chalamet- y Ashleigh-Fanning- cuyos planes para un fin de semana romántico juntos en Nueva York se arruinan tan rápidamente como el sol da paso al chaparrón. Y es que una serie de encuentros fortuitos dará pie a una colección de aventuras y enredos, vestidas por el sello y humor de Allen.

Como si de un homenaje e interpretación de las antiguas películas románticas de Hollywood se tratase, el director asegura que le estimulaba la idea de enmarcar la historia "en una estampa romántica de Nueva York bajo la lluvia". De ahí que tanto la lluvia como las calles de la ciudad estadounidense sean dos personajes esenciales de un relato que, en opinión de Allen, es más optimista que la mayoría de sus películas.

Problemas de identidades El filme navega por los problemas en torno a su identidad que parecen experimentar los personajes, en concreto sus dos protagonistas, Gatsby y Ashleigh. Ambos viajan a Nueva York: él está deseando mostrarle a ella sus lugares favoritos de la ciudad; ella solo piensa en la entrevista que debe realizar a un cineasta, hasta el punto de que no duda en rechazar los planes organizados por Gatsby. Y esa decisión detonará que ambos pasen el día separados.

Así, a lo largo de un día lluvioso, Ashleigh descubrirá que quizá no es quien creía ser, mientras que Gatsby tomará consciencia de que todo puede merecer la pena si se encuentra a la persona adecuada con quien compartir el tiempo. Una búsqueda en la que se darán cita un cineasta desmotivado, un guionista frustrado e incluso florecerán problemas familiares del pasado. "Los personajes necesitan que la gente vea a través de su exterior físico quiénes son por dentro", avanza, Allen, sobre un filme que juega con las dualidades.

noticias de deia