comedia surrealista

Daniel Radcliffe y Steve Buscemi en ‘Miracle workers’

Los productores son Andrew Singer y Lorne Michaels, creador del espacio de humor ‘Saturday Night Live’

Es una comedia surrealista de siete capítulos ambientada en el paraíso

08.02.2020 | 22:36
Radcliffe interpreta a Craig, un ángel de categoría rasa que se encarga de atender las oraciones de la Humanidad.Foto: TBS

Park City - La cicatriz de Harry Potter le acompaña en cada paso de su carrera, pero Daniel Radcliffe -que estrena mañana en TNT la surrealista serie Miracle workers-, aseguró que, con los años, la sombra del niño mago lejos de ser un lastre para él, sigue siendo un regalo. "Honestamente, es encantador. La gente espera que encuentre agobiante que todavía se hable de eso, pero hay una generación que creció con nosotros y es un honor. Cuando alguien viene y me dice fuiste una parte enorme de mi infancia (...) la idea de que pudiera ocupar ese espacio para alguien es jodidamente increíble", explicó. "Unos amigos de mi edad le pusieron el otro día a su hijo la primera película de Harry Potter. Y es increíble ver ese tipo de continuidad (...). Soy muy afortunado de ser famoso por algo que mucha gente ama", añadió en una entrevista con Efe.

Radcliffe (Londres, 1989) protagoniza junto a Steve Buscemi y Geraldine Viswanathan Miracle workers, una sorprendente comedia de humor absurdo y satírico sobre la religión y el sentido de la vida que bebe de The office y La vida de Brian. En esta serie, Dios (Buscemi) es el deprimido, alcohólico y cínico dueño del cielo, que en lugar de ser el paraíso es una empresa que dirige el destino de la Tierra entre la precariedad, la burocracia y los sinsabores del trabajo de oficina. Cansado de que nada funcione en la Humanidad, Dios decide destruir el planeta, pero en su camino aparecen dos ángeles (Radcliffe y Viswanathan) que intentarán convencerle de que su creación todavía tiene sentido y de que merece la pena evitar el apocalipsis. "La serie ya no empieza así, pero iba a comenzar con Dios teniendo un monólogo sobre cómo se sentía: ¿Has sentido alguna vez que no tienes control sobre tu vida? ¿Que estás perdido?' La idea de Dios diciendo eso es la cosa más aterradora", bromeó Radcliffe en el Festival de Sundance, donde presentó la serie.

Muy amable y sin rastro alguno de ego en quien fue durante años el niño más famoso del cine, el británico reconoció que quería probar suerte en la televisión estadounidense. "Antes, cuando firmabas por una serie de EE.UU., era con un contrato de cinco o siete años por el que interpretarías a un solo personaje. Ya hice eso con Harry Potter, así que no quería encerrarme con solo una cosa de nuevo", contó. "Pero con Miracle workers la idea es que, si somos lo suficientemente afortunados de que haya segunda temporada, serían nuevos personajes, nuevo contexto, nueva historia: todo empezaría desde cero. Básicamente, la TBS nos permitió hacer una película muy larga", opinó.

Radcliffe interpreta a Craig, un tímido ángel cuyo empleo es escuchar las oraciones de las personas y que está rodeado de contradicciones: tiene el enorme poder de hacer milagros en la Tierra, pero no lograría hacer amigos ni con ayuda divina. "Una de las primeras preguntas que hice a Simon Rich (autor del libro que inspiró la serie) fue ¿Vamos a tener alas? ¿Halos? ¿Algo así?", dijo con una sonrisa antes de indicar que, ante todo, "son ángeles muy humanos". "Craig tiene tanto miedo del fracaso que ha reducido el ámbito de su vida de manera que nunca tiene que arriesgar nada. No es una buena manera de vivir", añadió. Su insulsa existencia da un giro cuando aparece Eliza (Viswanathan), una idealista compañera que cree que el mundo puede salvarse. "Lo que me encanta de la serie es que tiene una sensibilidad de comedia oscura a veces, pero es realmente entrañable, hay bondad y optimismo en el ser humano", describió.