Consejos de la Ertzaintza para evitar estafas en las compras por internet

La Ertzaintza ha recordado la importancia de hacer compras online seguras y fiables

16.12.2020 | 14:22
La Ertzaintza ha recordado una serie de consejos para evitar las estafas en las compras en internet

La Navidad y la crisis del coronavirus ha supuesto un incremento destacado de las compras en internet. La Ertzaintza ha recomendado a los consumidores "prestar especial cuidado antes de pagar o aportar datos" personales como las claves bancarias. Los delitos cometidos a través de internet, principalmente las estafas en compras online, son cada vez más frecuentes por ello, la Policía vasca insiste en "la importancia de comprar de forma segura y fiable".

Hasta el 30 de noviembre, la Ertzaintza registró un total de 13.930 denuncias por delitos informáticos de estafa, lo que supone un incremento respecto al mismo periodo de 2019, cuando se denunciaron un total de 11.844 ilícitos. Por territorios, en Bizkaia se han tramitado este año, noviembre incluido, 7.656 denuncias, por 3.915 en Gipuzkoa y 2.359 en Araba.. Tras las investigaciones realizadas, en los once primeros meses de 2020, la Ertzaintza ha detenido o investigado por ese tipo de delito a un total de 1.628 personas: 244 en Araba, 733 en Bizkaia y 651 en Gipuzkoa.

Ante el aumento de los delitos en las compras online la Ertzaintza ha insistido en los siguientes consejos.

Recomendaciones para efectuar compras seguras online

Es indudable la facilidad y comodidad de las compras realizadas por Internet. Pero se deben realizar atendiendo a los siguientes criterios básicos para no ser víctimas de páginas web fraudulentas:

- Desconfiar de los chollos, tiempos de compra limitados o productos únicos en stock. Estos sistemas, en ventas fraudulentas, hacen que actuemos de manera rápida y casi sin pensar, por miedo a perder esa oportunidad.

- Intentar realizar compras en páginas web o comercios online de confianza. Si no es así, analizar con detenimiento la página web observando su aspecto, sus productos o el lenguaje utilizado, ya que muchas páginas fraudulentas presentan malas traducciones del castellano.

- Antes de comprar un producto en una página web no conocida, buscar información paralela sobre ella en la web, en redes sociales, blogs, etc. Es muy habitual que otros usuarios que hayan sido víctimas anteriormente de una estafa en esas páginas reflejen sus comentarios o grado de satisfacción en internet.

- A la hora de efectuar un pago, observar que estemos en un entorno seguro (https, icono del candado) y usar, en la medida de lo posible, opciones de pago seguro (PayPal, tarjetas virtuales o de prepago).

- No utilizar redes WiFi libres para realizar compras por Internet.

Compras en plataformas online de segunda mano

En ellas se contacta directamente con la persona vendedora del artículo. Cada vez son más utilizadas, pudiendo encontrar en ellas todo tipo de objetos a la venta.

- Hay que tener en cuenta que, aunque las personas vendedoras faciliten algunos datos personales, no se puede saber con certeza con quién se está contactando. Muchos vendedores de artículos fraudulentos utilizan datos falsos o usurpados de terceras personas. Puede ocurrir que el artículo recibido no se corresponda con lo publicitado, o incluso no lleguen a mandarlo nunca.

- Preguntar e intentar acreditar con documentación el origen del producto deseado.

- Nunca hay que remitir fotografía o escaneado de nuestra documentación personal, ya que podría ser utilizada para fines diversos sin nuestro consentimiento, ni conocimiento.

- Utilizar medios de pago seguros evitando realizar pagos parciales por adelantado.

Correos electrónicos

-Debemos desconfiar de mensajes de correo fraudulentos que simulan provenir de entidades oficiales, entidades bancarias, operadoras de telefonía, empresas de paquetería, u otras similares, informando que hay problemas con las cuentas bancarias y gastos personales, con facturas o impagos de telefonía, o con envíos de paquetes.

Todos ellos indicarán que se pulse un link o enlace, que llevará a otra página donde nos pedirán datos de nuestras cuentas, códigos de acceso, o numeración de tarjeta bancaria y su código de seguridad. Nunca hay que introducir esos datos mediante el link que nos proponen. Si se tiene claro que es un correo fraudulento, hay que eliminarlo directamente. Si genera dudas, desestimar también ese correo y contrastar la información mediante las páginas web de las entidades oficiales o por vía telefónica.

Establecimientos comerciales

Las personas empleadas en comercios también pueden ser víctimas de estafa. Para ello, podrían recibir una llamada telefónica, haciéndoles creer que les van a entregar en breve un envío de paquetería, teniendo que abonarlo en ese momento a través de Internet. Simularán que, mientras hablan con el comercio, están recibiendo órdenes o la aprobación de personas responsables de ese comercio, aportando información (nombres, teléfonos) que hagan creíble que ese envío es real, con el fin de que el pago se realice a través de alguna entidad internacional de transferencias de dinero.

Ante la recepción de este tipo de llamadas, sería conveniente no dar explicaciones y cortar la llamada, indicando que llamen más tarde. Así se tendría tiempo de contrastar la veracidad o no de la información y poder actuar en consecuencia, aunque, posiblemente, no vuelvan a llamar.

Conveniencia de denunciar

En caso de que nos percatemos que hemos sido víctimas de este tipo de engaños es conveniente interponer una denuncia. Para facilitar la posterior investigación, es recomendable aportar la mayor información posible sobre lo ocurrido por lo que se aconseja no eliminar datos referentes a la página web, a la plataforma donde se ha realizado el pago, o sobre los datos de contacto y conversaciones mantenidas con personas vendedoras.