Modelo sostenible

La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia del producto de cercanía

El consumidor se ha decantado por los productos locales y de cercanía

14.05.2021 | 08:38
La proximidad del productor y la frescura del producto, requisitos clave en el huevo.

bilbao–Han sido numerosos los desafíos que ha puesto en el camino la pandemia. Los cambios que toda la población ha experimentado en los últimos meses también se han dejado notar en el sector de la alimentación y, fundamentalmente, en la forma que tenemos de ver aquello que comemos.

No hay duda de que la pandemia ha puesto sobre la mesa la necesidad de poder contar con una producción alimentaria lo más cercana posible, sobre todo para asegurarnos el suministro en momentos críticos. No hay más que recordar los inicios de la crisis sanitaria, cuando se vivieron situaciones complicadas, principalmente con el suministro de alimentos.

Para Alex Garmendia, de Hobea, "la pandemia ha acercado a los consumidores a los productores locales, a todas esas granjas que tenemos alrededor pero que son invisibles para la gran mayoría de la sociedad".

El representante de la marca Hobea señala otras muchas ventajas relacionadas con el suministro a la hora de consumir productos de cercanía y resalta otros valores a los que cada día damos más importancia, como son la frescura del producto y la sostenibilidad/ecología.

Garmendia lo argumenta señalando que al ser productos que apenas viajan, a las pocas horas de salir de los baserris ya están en las baldas de los comercios de confianza.

A su juicio, estas premisas ponen en valor la importancia de la proximidad del productor y la frescura del producto, dos cuestiones claves que tienen en el huevo el principal referente, al ser "un alimento que está en todas las cestas de la compra y también en la mayoría de nuestros menús", recalca.

"En Hobea hace años que somos conscientes de la importancia de ambos aspectos, motivo por el cual, venimos apoyando el sector primario vasco desde nuestra creación, sumando las fuerzas de nuestros baserritarras para que el consumidor de Euskadi tenga en su mesa los huevos más frescos y con el mejor sabor y calidad".

Pero esta cercanía también aporta confianza. "El cliente nos conoce, sabe que cuidamos de las gallinas con el mayor esmero, que les damos de comer alimentos de confianza y que controlamos la calidad de nuestros huevos tanto en la misma granja como en el transporte para que el huevo llegue hasta el cliente en perfectas condiciones".

noticias de deia