Una joven australiana fue detenida en un aeropuerto de Emiratos Árabes en el control de seguridad. La razón no era la posesión de armas, de drogas o de productos de contrabando, sino algo mucho más extraño: fue retenida por llevar puesto un juguete sexual metálico que llevaba dentro las cenizas de su novio fallecido.

La mujer, llamada Sarah Button y estudiante de Derecho, quiso comprobar junto a una amiga si podía pasar el control del aeropuerto con el juguete puesto, un plug anal (una especie de consolador). Pudo salir de Australia con él (el detector de metales no pitó), pero no tuvo la misma suerte al llegar a Emiratos Árabes. De hecho, el personal de seguridad la detuvo ante el riesgo de que el objeto que llevaba puesto pudiera ser un arma.

Button relató su aventura en una serie de vídeos de TikTok, el primero de los cuales lleva casi 7 millones de reproducciones. "Nos llevaron a mí y a mi amiga a un lado sin darnos muchas explicaciones", explicó la joven, que tuvo que llamar a su padre para que hablara con la embajada australiana y la ayudara a salir de esa situación.

@tallfatcat

its romantic

♬ original sound - Melle

Porque la cosa no pintaba bien. De hecho les obligaron a firmar “un documento extranjero superlargo. El funcionario nos dijo que si salíamos de las puertas del aeropuerto iríamos a la cárcel". Pero finalmente tanto ella como su amiga fueron puestas en libertad y regresaron a Australia.

¿Pero cuál es la razón para que Button llevara puesto el juguete con las cenizas de su novio? La joven australiana explica que fue uno de los últimos regalos que le hizo su pareja antes de morir, con la inscripción Forever (para siempre en inglés). "La intención del regalo era una broma porque él había pasado mucho tiempo allí y era su lugar favorito. Además, me gusta poder llevarlo conmigo a lugares a los que habíamos soñado ir", afirmó la joven.