Las 5 vacunas contra la COVID más avanzadas

Inglaterra, China y EEUU son los países más avanzados en la carrera contra el virus

17.07.2020 | 12:01
Enfermera poniendo una vacuna.

En estos momentos se están desarrollando 149 vacunas experimentales contra la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, según datos de la OMS. Aquí recogemos los cinco proyectos que se encuentran en fases más avanzadas, encabezados por la Universidad de Oxford y la biotecnológica Moderna, en una competición llena de obstáculos con miles de científicos trabajando contra reloj.

1. Universidad de Oxford / AstraZeneca (Reino Unido)

La primera en esta clasificación es la desarrollada por la Universidad de Oxford y la empresa Astra Zeneca. Ya ha entrado en fase III de pruebas de eficacia, se está probando con 4.000 voluntarios en Reino Unido, en breve se ensayará en Brasil con 5.000 personas y en Sudáfrica con 2.000. En los ensayos se incluyen niños de 5 a 12 años y adultos de más de 70 años.

El prototipo se llama ChAdOx1 nCoV-19 y está hecho a partir de un virus llamado ChAdOx1, una versión debilitada de un virus del resfriado común (adenovirus), que causa infecciones en los chimpancés y que ha sido modificado genéticamente de manera que es imposible que se replique en humanos.

El candidato ha sido rediseñado para contener la proteína S (del inglés spike, espícula), presente en el coronavirus, que le da su característico aspecto de punta y corona en la superficie. Los investigadores esperan que la vacuna, al presentar dicha proteína a nuestras células inmunitarias, pueda inducir la producción de anticuerpos específicos.
La farmacéutica AstraZeneca, socia de la universidad británica en este proyecto, tiene un acuerdo con el Gobierno de EE UU para iniciar un ensayo con 30.000 personas en ese país y ha recibido financiación de la Administración estadounidense dentro del programa Operation Warp Speed.

AstraZeneca ya ha firmado con socios en Reino Unido y Estados Unidos para la producción en masa de la vacuna, con el fin de que se pueda distribuir si finalmente se lograran pruebas concluyentes de eficacia y seguridad. La firma ha asegurado que su capacidad total de fabricación es de 2.000 millones de dosis, según la web de noticias médicas STAT.

El CEO de la firma, Pascal Soriot, declaró hace unas semanas que "la vacuna podría proteger por un periodo de un año, trascurrido el cual habría que volver a vacunarse. También señalo que las primeras vacunas de emergencia podrían estar disponibles en octubre".

2. Moderna (EEUU)

Otro de los proyectos que van más más adelantados es el de la firma estadounidense Moderna. Su candidato, mRNA-1273, ha entrado en la fase III de ensayos y se la empresa prevé probarlo con 30.000 voluntarios este mes de julio.
Sin embargo, las acciones de la firma cayeron un 7 % el pasado jueves, después de que STAT informara de un retraso en este gran ensayo, debido a cambios que Moderna quiere introducir en su plan de estudio. La empresa aún cree que podrá iniciar las pruebas este mes, según estas fuentes.

La vacuna de esta biotecnológica, con sede en Cambridge, Massachusetts, está basada en el uso de la tecnología del ARN mensajero (ARNm). Una vez inyectado en el cuerpo, envía a las células el mensaje de que produzcan proteínas similares a las del virus que se activan y funcionan como anticuerpos.

Mercedes Jiménez opina que "esta vacuna basada en material genético es pionera en su utilización en humanos, requerirá el desarrollo de tecnologías seguras para su transporte dentro del organismo". Por ello, "supone un reto importante y va a ser muy interesante ver el tipo de respuesta inmunitaria que pueda otorgar", subraya.


3. CanSino Biologics (China)

La vacuna experimental CanSino Biologics, desarrollada en colaboración con la Academia de Ciencias Militares de China, fue noticia hace un par de semanas cuando esta biotecnológica anunció que su candidato Ad5-nCoV había recibido autorización de la Comisión Militar Central para el uso de su candidato entre los miembros de las fuerzas armadas sin haber completado los ensayos clínicos.

La decisión fue polémica porque la firma solo había completado la fase I, cuyos resultados fueron publicados en la revista The Lancet y la fase II, por lo que el anuncio implicaba que se había saltado la III.

Además, Reuters señaló que la empresa "se había negado a revelar si la inoculación del candidato de vacuna  era obligatoria u opcional, citando secretos comerciales", en un correo electrónico enviado a esta agencia de noticias.
Con respecto a esta decisión, Mercedes Jiménez subraya que "plantear una vacunación a gran escala antes de estudiar los efectos en un número de voluntarios suficientes [miles], que es lo que se requiere en la fase III, resulta arriesgado".

Por su parte, el presidente de CanSino Biologics, Yu Xuefeng, señaló en una declaración que los ensayos clínicos de fase I y II del candidato a la vacuna habían demostrado un "buen perfil de seguridad y altos niveles de respuesta inmunitaria en los pacientes". Pero advirtió que "los ensayos solo muestran que la vacuna tiene el potencial de prevenir la COVID-19 y que su autorización para ser probada en militares no garantiza que vaya a ser aprobada para un uso comercial más amplio en el futuro".

La Ad5-nCoV, que se basa en un adenovirus del resfriado, es una de las ocho vacunas candidatas de China aprobadas para ensayos en humanos en el país y en otros, como Canadá, para la enfermedad causada por el coronavirus.

4. Sinopharm (China)

La compañía pública china Sinopharm anunció en junio que iba a pasar a la fase III de los ensayos de su prototipo de vacuna contra la COVID-19, basada en virus inactivado, que ha sido desarrollada por una de sus filiales: China National Biotec Group (CNBG), en colaboración con los Institutos de Productos Biológicos y de Virología de Wuhan.

Hasta ahora, más de 2.000 personas han participado en las pruebas, de las que Sinopharm asegura que muestran que la vacuna sería "segura y efectiva" y que las reacciones adversas han sido mucho menores a los de otros candidatos.
Los ensayos de fase III se llevarán a cabo en los Emiratos Árabes Unidos, tras un acuerdo para empezar a probar la eficacia de esta vacuna en el estado del Golfo.

El candidato, desarrollado en Wuhan es una de las dos vacunas inactivas en las que está trabajando el CNBG. Otra desarrollada por su instituto de Pekín entró en pruebas con humanos a finales de abril.
La firma ha construido en tiempo récord dos nuevas instalaciones de producción de vacunas en Pekín y Wuhan, en las que CNBG prevé producir 200 millones de dosis de vacunas COVID-19 inactivadas al año, según la agencia de noticias estatal Xinhua.

5. Sinovac Biotech (China)

La compañía privada china Sinovac Biotech ha anunciado que va a iniciar la fase III de su vacuna de virus inactivado, llamada CoronaVac. El candidato será probado en 12 centros de investigación en seis estados brasileños con unos 9.000 voluntarios. Este país latinoamericano tiene los peores registros de casos y muertes por la COVID-19, detrás solo de EE UU.
La firma señaló en junio que en las fases I y II de su prototipo, el 90 % de los 743 voluntarios mostró una respuesta inmunitaria al virus y no hubo efectos adversos remarcables.

Además, informó de que está construyendo una instalación para fabricar hasta 100 millones de dosis anuales.