Mesa de Redacción

No solo Venus huele mal

15.09.2020 | 01:14
Juan Carlos Ibarra.

La revista Nature Astronomy acaba de publicarun estudio que concluye que en la atmósfera de Venus existe gas fosfano, lo que indicaría que este planeta tiene el "potencial" de albergar o haber albergado vida. Me maravilla la capacidad que la Humanidad tiene para hacer grandes descubrimientos que en un porcentaje no desdeñable de ocasiones no llevan a ninguna parte (lo del gas fétido que podría haber sido producido por microbios suspendidos en las nubes del citado planeta puede convertirse en un gran ejemplo de ello), mientras que se muestra incapaz de solventar cuestiones más prosaicas que podrían ir desde la erradicación del hambre en el mundo (si me pongo demagógico) a la eliminación de un virus que nos está volviendo locos (si opto por lo más inmediato). No quiero dudar de que el descubrimiento de las ventosidades de unos microbios galácticos tiene una importancia trascendental para el futuro del ser humano, pero la experiencia, que los propios científicos dicen que es la madre de la ciencia, me lleva a pensar que una vez aireado el planeta Venus, la historia del fosfano atmosférico pasará a mejor vida y quedará para los anales de ese libro gordo de lo que pudo haber sido y no fue. Ya sé que habrá quien me pida altura de miras (hay que alzar la mirada bastante para alcanzar el horizonte de Venus) y quien afirmará que tipos como yo condenaron a Galileo Galilei, pero no pienso perder un minuto en pensar en ese gas fétido mientras aquí haya tantas cosas que huelen fatal.

Blogs de Deia
Foros Deia