Mesa de Redacción

Peras al olmo

26.08.2020 | 00:14
Peras al olmo

LA consejera de Salud, Nekane Murga, lo viene repitiendo por activa y pasiva: es la hora de responsabilidad y de frenar la curva tan ascendente de los contagios por coronavirus que no produce más que vértigo cada vez que se mira... y solo estamos finalizando agosto. Realmente produce escalofríos pensar lo que puede ocurrir con la vuelta al cole y a la actividad laboral de aquellos que todavía tienen la fortuna de conservar el empleo. Pero lo cierto es que esto se nos ha ido de las manos. Entre el maldito término de las no fiestas y sus ganas de celebrarlas pese a todo, la lista de lugares de ocio convertidos ahora en un auténtico polvorín, me temo que la pura realidad es que ese loable llamamiento a la responsabilidad va a caer en saco roto. Todos coinciden en que la culpa es que hemos hecho el desconfinamiento demasiado rápido, pero si no recuerdo mal fue el propio presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su habitual locución televisiva de aquellos sábados del confinamiento, el que nos anunció que iba a haber verano y que nos fuéramos de vacaciones y nos moviéramos para salvar hoteles, bares y demás. Y, nosotros, pueblo obediente, le hicimos caso y aquí están los resultados. Ahora amenazan con tomar medidas, que si un nuevo estado de alarma, que si vuelta a la fase 2 y no sé cuántas cosas más. Está claro que pidieron peras al olmo y, como es obvio, no se podía esperar otra cosa. La pregunta es: ¿Y ahora cómo lo arreglamos?