La otra mirada

Nunca circularán por la derecha

03.02.2020 | 06:21

ni nosotros por la izquierda; es el triste Brexit nuestro de cada día, pero la verdad es que estos antiguos aliados anglos son fenómenos en el sincretismo fonológico: juntan dos abreviaturas y obtienen rápidamente un acrónimo que todo el mundo entiende y usa como propio. Así que yo me sumo y sin respetar los derechos de autor, diría Catexit o Eusexit o Nekexit, excluyéndome de lo que fuere que no me guste. Además, desearía tener la serenísima seguridad en mí misma de al ver cubierto de espesa bruma el Canal de La Mancha tener el aplomo de decir junto a Churchill: "No podemos pasar porque el continente está aislado por la niebla". Lamento que una mayoría de británicos/as haya pensado así, que la UE ha quedado aislada por la niebla, al tiempo que les envidio porque han podido decidirlo libremente, no precisamente como aquí.

Recibo una carta de una amiga con doble nacionalidad anglo-australiana que le permitía viajar por Europa como por su casa, solamente con su documento de identidad nacional. Cuando una mitad de sus conciudadanos decidió entonar en referéndum el "agur jaunak" ella lloró un "adiós con el corazón" porque con el alma no podía soportarlo y en su misiva se lamenta porque de ahora en adelante necesitará pasaporte con visado para cada uno de esos países que antes eran su casa. Aunque siendo blanca-anglo y con posibles no tendrá muchos problemas con la migra. Problemas que todavía no, pero dentro de bien poco sí empezarán a tener muchos de los más de 3,5 millones de ciudadanos comunitarios que viven en Gran Bretaña, y muchísimos más que tendrán los de otros lares, asiáticos y africanos que no podrán usar la Europa comunitaria como trampolín hacia la Isla.

Porque la separación creo que quiere marcar en el canal la frontera a la libertad de movimiento al modo del muro de Trump o Netanyahu: impedir el libre tránsito de personas? pero de personas inmigrantes pobres, huidos del hambre y de las guerras que acudían allí en busca de trabajo. Porque para millonarios, la city y sus banqueros, científicos de prestigio, artistas y futbolistas de élite de cualquier nacionalidad, estoy segura de que montarán argucias legales que les permitan el libre tránsito sin apuros. Artimañas legales que seguramente orquestarán para que continúe el libre tránsito de capitales, de obras de arte, de joyas?, y saltarse cualquier brexit a la pata llana. No solo entrada, sino también en flujo recíproco de salida, que para esto la niebla en La Mancha molesta, pero no impide.

El puerto de Santurtzi realiza el 30% del tránsito comercial estatal con GB y existe incertidumbre, pero también las grandes empresas jugarán duro sus cartas arancelarias de ida y vuelta con bastante libertad. Como lo harán con éxito los más de trescientos mil británicos residentes en el Estado o los quince millones de pudientes turistas british.

Como siempre que se levantaron muros en la historia, sospecho que la frontera solo vuelve a nacer para los más necesitados.

Al menos que nos dejen a los Beatles y poder cantarles "you´ll never walk alone", aunque sea caminando por la izquierda.

Más información