Evitemos generalizar

08.02.2020 | 01:19

Resulta difícil hablar de abusos sexuales queriendo evitar superficialidades y generalizar. Es preciso que aparezcan y se denuncien; da lo mismo cuándo se hayan producido, hace años o recientemente. La persona que los ha sufrido necesita gritar la injusticia y la que los ha originado debe ser juzgada por la justicia. Se están denunciando, públicamente, casos en colegios religiosos, fiestas populares, pueblos, ciudades... y pocos en el ámbito familiar. Sin embargo es en éste donde más han existido y existen estos abusos. Es un hecho social y como tal habrá que afrontarlo. Las instituciones escolares, eclesiales, judiciales, la familia... cada una desde su campo de acción, y todas buscando la educación integral de las personas y la eliminación de esas conductas. Este tema forma parte de la opinión superficial y morbosa de personas y algunos medios de comunicación, generalizando los hechos a toda la institución, jóvenes... y no ofrecen análisis ni búsqueda de soluciones para una cuestión en la que toda la sociedad debemos implicarnos. Esta manera de proceder, lejos de crear conciencia e invitar a la acción, provoca impotencia y pasividad. Tomemos cada una nuestra responsabilidad en hacer que nuestra sociedad esté fundamentada en el respeto, la igualdad y la justicia.