En casa de... La Familia Guelbenzu Escudero

"¿Qué plan es mejor que conocer el Valle de Ultzama a bordo de un quad?"

Aitor Guelbenzu, un joven ingeniero al frente de la empresa Natur Quad Ultzama, nos recibe en Arraitz-Orkin junto a su hermana Ainhoa, profesora de inglés apasionada por la montaña, su aita Esteban, un padre de familia aficionado al mus, y su ama, Izaskun Escudero, una psicóloga que devora los libros de Ken Follett 

10.04.2022 | 01:03
Izaskun Escudero, sus hijos Ainhoa y Aitor, y su marido Esteban Guelbenzu.

Kilómetros de senderos por explorar, rutas verdes, setas y mucha naturaleza. El surco de la rueda de un quad se dibuja al comienzo de uno de los caminos que esta singular familia de Arraitz-Orkin, en el Valle de Ultzama, nos descubre esta semana. En uno de los catorce pueblos que conforman este valle, Arraitz-Orkin, hemos quedado con Aitor Guelbenzu, impulsor de la reciente actividad turística deportiva, Natur Quad Ultzama. A bordo de su flota de cuatro ruedas se encuentra su familia, que nos recibe con el puño puesto en el acelerador, con la convicción de que, para disfrutar de un fin de semana diferente, uno ha de visitar los hayedos y robledales de este valle de Navarra revolucionando las agujas del velocímetro.

Con estas particulares carreras turísticas y deportivas, la familia Guelbenzu Escudero nos guía por los secretos y sorpresas de un valle que les ha visto crecer con la misma paciencia que el histórico roble milenario enclavado en una de las praderas cercana al barrio de Orkin. En el recorrido de esta historia, nos detendremos en las vidas de Aitor Guelbenzu, un joven ingeniero con alma de economista que decidió montar una empresa Natur Quad Ultzama; su hermana Ainhoa Guelbenzu, una profesora de inglés apasionada por la enseñanza, la montaña y por la música de Danny Ocean; su aita, Esteban Guelbenzu, un padre de familia aficionado al mus; y su ama, Izaskun Escudero, una ama de casa psicoanalista y lectora empedernida de Ken Follet.

Una vez dispuesto el itinerario, solo nos queda girar la llave y arrancar los motores en una nueva entrevista coral que nos permitirá adentrarnos en lo salvaje de unas tierras que merecen ser visitadas. Pónganse el casco que nos vamos de aventura por las infinitas praderas verdes del valle de Ultzama.

Empecemos por el principio, Aitor, explícanos, esta forma tan original de llegar a la entrevista cada uno conduciendo un quad. ¿A qué se debe?

Aitor Guelbenzu: (Risas) Pues tengo una empresa de quads, Natur Quad Ultzama, donde ofrecemos actividades deportivas y turísticas en quad en el valle de Ultzama. Hacemos diferentes rutas y paseos, según la destreza de los pilotos, y nos adaptamos a diversos ambientes, a familias, a cuadrillas de amigos, a despedidas de solteros...

¿Qué rutas ofrecéis?

Aitor: Tenemos diferentes caminos y rutas. Hacemos desde una ruta muy sencilla, para todo tipo de personas, otra que es de dificultad intermedia, y una ruta para expertos, no apta para todos los públicos. Es una forma de mostrar los sitios más bonitos del valle de Ultzama, la apodada Suiza navarra, entre ellos el bosque de Orgi.

(¿Quieres conocer las rutas en quad por el valle de Ultzama? Ve a la página 9).

Cuéntanos más detalles de esa ruta para todos los públicos...

Aitor: Salimos y terminamos en el pueblo de Arraitz-Orkin y atravesamos todo el parque micológico y zonas de robledal y hayedo, que no tienen nada que envidiar a la selva de Irat, lo que pasa es que ellos han cogido mucha fama (risas). Y además pasamos por todos los pueblos de la yeguada del Zaburu, donde se crían purasangres. Y allí podemos ver el Roble Milenario de Orkin, considerado monumento de Navarra, que tiene un tronco de unos diez metros de perímetro aproximadamente. Es majestuoso y está rodeado de infinitas praderas verdes...

(Te proponemos un recorrido por el Parque Micológico de Ultzama, en la página 14).

En ese momento, Aitor y el resto de la familia encaminan sus quads a la cochera situada en el centro de Arraiz donde los guardan y, de camino a su casa, nos explican con pelos y señales todos y cada uno de los circuitos que realizan en el valle de Ultzama.

Aitor: La segunda ruta sería la de Belate. En esta ocasión salimos del pueblo de Arraitz-Orkin, pasamos por los robledales y salimos por el puerto de Belate. En ese puerto hay unas vistas espectaculares desde donde se ve todo Navarra.

Izaskun Escudero: Se ve el mar, Larrún, San Donato, el santuario de San Miguel de Aralar, la Higa de Monreal y hasta Los Pirineos incluso.

Ainhoa Guelbenzu: Es un paisaje súper bonito. Después, pasamos por Turbera de Belate y vemos sus plantas carnívoras. Es uno de los pocos sitios de Euskal Herria en los que hay este tipo de plantas y para terminar nos venimos a hacer pueblo entre hayedos.

(Si no conoces este paraje navarro tan especial, te contamos todos los detalles en la página 12)

¿Y la ruta más difícil en qué consiste?

Izaskun: Es la ruta de Arañoz. Salimos de Arraitz-Orkin, vamos a la ermita de Santa Lucía, bajamos al pueblo de Urrizola y ya nos volvemos a Arraitz-Orkin. Es la más compleja y requiere de cierto nivel, pero tampoco es misión imposible (risas).

¿De dónde te vino la inspiración para arrancar esta aventura en septiembre de 2021?

Aitor: La verdad es que andar en quad siempre me ha gustado. Cuando he ido de vacaciones a Cataluña y a Cangas de Onís he hecho rutas en quads. Y a raíz de esa experiencia se me ocurrió traerlo aquí, donde vivimos, porque el valle de Ultzama es muy bonito y viene mucha gente, pero no hay muchas actividades para hacer por la zona, así que... ¿Qué mejor forma de conocer el valle de Ultzama que a través de una ruta o una excursión en quad? Sobre todo si vienes a una casa rural y no quieres estar todo el día metido dentro de la casa, así que con nuestras rutas en quad tratamos de dar a conocer la cultura y el entorno del lugar al que vienen de vacaciones.

(Descubre lo divertido que es pilotar un quad, en la página 8).

Y además de los quads, ¿qué más aficiones tenéis?

Izaskun: Ir al monte. Debido a la orografía y la naturaleza de la región, al estar rodeados de montes y en pueblos tan pequeños, ¿qué es lo que podemos hacer para pasar el tiempo? Pues lo lógico es tirar hacia el monte que nos rodea, así que de ahí nos viene la afición.

Entonces ¿es frecuente encontraros por el monte?

Izaskun: Esteban y yo nos solíamos juntar con un grupo de senderismo entre pueblos.

¿Con gente del valle?

Izaskun: Sí. Una persona que conocía el monte como la palma de su mano solía llevarnos...

Aitor: La verdad es que somos de un valle en el que nos conocemos todos.

Izaskun: Tened en cuenta que son pueblos muy pequeños. Entre los catorce pueblos de la zona tenemos unos 300 habitantes y entre pueblo y pueblo sólo hay un kilómetro o kilómetro y medio de distancia.

Aitor: Nos gusta compartir experiencias entre pueblos.

A continuación, entramos en el porche de su casa, uno de los lugares en los que realizaremos la sesión de fotos. A partir de aquí, la conversación se va adentrando en las vivencias del hogar de esta familia del valle de Ultzama. ¿Hacéis deporte de forma habitual?

Aitor: Yo juego al frontenis con mis amigos y voy al monte...

Ainhoa: Bueno, al monte sobre todo voy yo, ¿eh? (risas). Es mi pasión. Al último que he ido es al Castillo d' Acher, en el valle de Hecho, en los Pirineos. Me gustó mucho porque el color de la roca es rojizo. Es muy bonito en verano, pero quizás en invierno no lo recomendaría, porque es diferente.

(Si quieres explorar la ruta de senderismo propuesta por Ainhoa Guelbenzu salta a la página 10)

Izaskun: Aquí mucha gente suele jugar al golf.

(Te mostramos cuatro camposde golf para desarrollar este deporte en Euskadi y Navarra en la página 18)

¿Y vosotros?

Aitor: Yo le he pegado algo al golf, pero no demasiado. Es verdad que aquí hay muy buenos golfistas, como Carlota Ciganda y Jesús Ciganda, que son de los mejores de España.

¿Tenéis algún referente en alguna de estas aficiones?

Izaskun: Yo no tengo referentes...

Ainhoa: Como escaladores, los hermanos Pou. A día de hoy, me inspiran mucho para escalar y, sobre todo, por la manera por la que afrontan la vida con esa constancia del trabajo duro que tienen para poder llegar hasta la altura a la que llegan.

Izaskun: Ese deporte es muy sufrido sí.

Aitor: ¿Referentes? Pues mi aita. Es muy emprendedor y trabajador.

¿Ha sido para vosotros también un ejemplo a seguir?

Izaskun: La única visión que se tenía antes era trabajar fuerte para conseguir lo que quieras o te propongas. Eso estaba muy metido en nuestras raíces y Esteban ha estado trabajando como comercial toda la vida y le gusta mucho. Hoy es el día en el que está de baja pero aun así le siguen llamando los proveedores.

Esteban Guelbenzu: Estuve quince años trabajando en asistencia técnica y otros veinte de comercial.

Cambiando de tema, ¿os gusta viajar?

Izaskun: A mí mucho. Cuando vamos de vacaciones solemos hacer playa. Vamos buscando todo lo contrario a lo que hacemos aquí. No queremos más monte porque con los de aquí tenemos ya suficiente. Me gusta mucho ver las ciudades, las catedrales, los museos y la cultura de los sitios a los que vamos. Hemos ido a Croacia, Portugal, Praga, París...

Ainhoa: Yo, en cambio, en mis viajes me reafirmo en el senderismo y el monte. Si no tengo monte, estoy mal.

Aitor: Por ejemplo, yo por trabajo he estado en México y en muchos lugares, pero de ese país recomendaría visitar la Huasteca Potosina. Hay unas cascadas preciosas. Me gustaría volver.

Tenéis muchos cuadros desperdigados por esta sala. ¿Os gusta el arte?

Izaskun: Sí. Yo de hecho empecé unos cursos de manualidades en el Ayuntamiento, sobre todo de pintura. Buscaba fotografías para replicar y en verdad no sabía que era algo que me iba a gustar tanto, pero aunque haya hecho estos cursos, pinto de aquella manera...

Ainhoa: Pues ha pintado el pueblo y le ha quedado bien de veras. Y además de óleos, tiene acuarelas, figuras... Y le regalamos una cámara de fotos que usa mucho.

Izaskun: Sí. La fotografía me encanta, pero tengo que seguir aprendiendo. Aún no he buscado el tiempo que me gustaría. Es mi asignatura pendiente.

Esteban: Yo he jugado mucho al mus con mis amigos los sábados y soy muy bueno.

¿Ah sí? Entonces tendréis muchos piques...

Esteban: No, en realidad piques no. Es todo muy deportivo. Nos juntamos los amigos y no solemos fallar nunca. Es un momento que me encanta.

(Repasamos las claves de este juego tan popular en Euskadi y Navarra en la página 16)

¿Y a vosotros, Ainhoa y Aitor, qué se os da bien?

Ainhoa: Pues a mí pintar no se me da muy bien...

Aitor: A mí me gusta leer, especialmente libros de economía.

De repente Izaskun se levanta y nos acerca una montaña de libros de Dan Brown y, a continuación, enumera sus best sellers favoritos desde 'El símbolo perdido' hasta 'El código Da Vinci'. Entonces hay variedad de gustos literarios...

Ainhoa: Aitor seguro que va a recomendar ese de 'Padre rico...' No me acuerdo de cómo sigue... ¿Cómo se llamaba el libro?

Aitor: ¡'Padre rico, padre pobre'!

Ainhoa: ¡Sí! ¡Ese es el libro! (Risas). No para de recomendarnos ese libro para que lo leamos. Es de Robert T. Kiyosaki y Sharon Lechter.

Aitor: Pero no les termino de convencer... De Kiyosaki me gusta también 'El negocio del siglo XXI'. En realidad mi segunda pasión después de la ingeniería ha sido siempre la economía. Creo que, debido a la crisis, por esa coyuntura que había en el trabajo cuando estudiaba, me decanté por la Ingeniería, pero nunca he dejado de leer libros que me ayuden a entender el mundo.

Ainhoa: En cambio, yo suelo leer libros que me aporten algo en el área de la educación para aplicar en la pequeña escuela de 27 alumnos donde trabajo. El último que he leído es sobre aprender jugando y nuevas metodologías.

Izaskun: Lo último que he leído es 'Las hijas de la villa de las telas', de Anne Jacobs, y me gusta todo lo de Ken Follet y Dan Brown.

(¿Eres más de Ken Follet o de Dan Brown? Conoce la obra de ambos maestros del best-seller en la página 21)

¿Y si hablamos de películas y series?

Izaskun: Aquí la que domina ese terreno es Ainhoa.

Ainhoa: Bueno, yo es que todas las series las veo en versión original. Me las pones en castellano y me suena mal... Ahora estoy viendo la nueva de 'Vikingos', 'Vikings Valhalla'. También me gustó mucho 'Peaky Blinders'.

(Te contamos por qué no debes perderte lo nuevo de 'Vikingos', la serie nórdica más popular, en la página 20)

Aitor: Yo soy más de películas y me gustan sobre todo las de acción, como 'Misión Imposible', o cualquiera de artes marciales de Jackie Chan.

Y por último, ¿en casa quién cocina?

Izaskun: Yo.

Ha sido una afirmación contundente, pero confiésanos, ¿por gusto o por obligación?

Izaskun: No me disgusta cocinar, pero cocino más por obligación.

¿Y qué se te da mejor?

Izaskun: Cocino muy sencillo. Prefiero que te digan mis hijos qué es lo que más les gusta (risas).

Aitor: La ensalada de pasta que hace está muy buena y el pescado al horno que hace es de lo mejor.

Esteban: Y las chuletas a la brasa... me encantan.

Ainhoa: Y no os olvidéis del brownie de chocolate y la tarta de queso...

(¿Quieres conocer los detalles de las dos recetas seleccionadas por la Familia Guelbenzu Escudero? En la página 15)

Unos ladridos se oyen nada más terminar la entrevista. Un pastor australiano de cinco años entra en escena y nos sugiere una última pregunta. ¿No quería salir?

Aitor: (Risas) Se llama Argi. Es muy cariñoso y protector. Cuando estamos fuera de casa es un sol, pero dentro de casa ladra mucho a todo lo que proviene del exterior.

Ainhoa: Eso sí, cuando entras dentro te ve y ya se olvida. Se calma inmediatamente.

Izaskun: Es listísimo.

Ainhoa: Cuando viene el panadero y salimos a por el pan, el perro sube a la camioneta y el mismo panadero le suele dar un trozo de pan que coge con mucha delicadeza. ¡Casi podríamos mandarle sólo a coger la barra entera! (risas).

"Cuando viene el panadero, nuestro perro se sube a la camioneta y coge un trozo con mucha delicadeza"

ainhoa guelbenzu

profesora

Esta profesora de inglés de 25 años da clase de educación primaria infantil en el Valle de Erro. Su vida son todos y cada uno de los 27 niños de la escuela rural en la que da clases de primaria. Aprendió inglés de la mano de una curiosidad incipiente que crecía cuando no entendía "algunas de las canciones que escuchaba de pequeña" e hizo de este sueño de aprender, su profesión. Siempre quiso ser profesora, desde pequeña. De la familia insiste en que es la que más ama ir al monte, a pie, y le encanta hacer senderismo por muchos lugares, en especial por los Pirineos. Actualmente se encuentra opositando y dedica toda su energía a ello.

"El valle de Ultzama es muy bonito y viene mucha gente, pero no hay muchas actividades para hacer por la zona"

aitor guelbenzu

natur quad ultzama

Este ultzamarra de 28 años compagina su trabajo de ingeniero con su nuevo proyecto turístico y deportivo, Natur Quad Ultzama, en el valle que le vio crecer, Arraitz-Orkin. De mente inquieta y despierta, Aitor hace de guía, alquila quads y enseña los lugares más bonitos y emblemáticos del valle Ultzama, también conocido como "la Suiza navarra". Juega bastante al frontenis con sus amigos, a veces al golf y le gusta ir al monte con su familia y a esquiar. Los libros que lee principalmente y que recomienda siempre son de economía, "la carrera que le hubiera gustado estudiar".

"Me gustan todas

las canciones que bailo con Izaskun, mi mujer"

ESTEBAN guelbenzu

comercial

 

" Al estar rodeados de tanta naturaleza nos gusta mucho ir al monte"

IZASKUN ESCUDERO

ama de casa

"Mi hobby es la fotografía. Me encanta, pero aún no he buscado el tiempo necesario. Es mi asignatura pendiente"

izaskun escudero

psicóloga

De 56 años, estudió su carrera de Psicología con la especialización en psicoanálisis. Aunque no llegó a ejercer, esta ama de casa es capaz de comprender a cada miembro de su familia con la destreza de los mejores profesionales del diván. Le gusta andar y el senderismo, siempre de la mano de Esteban y su cuadrilla, compuesta por muchos amigos de todos los pueblos que conforman el valle. Además del senderismo, le encanta la lectura, las manualidades, la fotografía, la pintura y, sobre todo, las acuarelas. Guarda como trofeo el valle de Ultzama representado en uno de sus cuadros que ella misma ha pintado.

"He estado quince

años trabajando en asistencia técnica

y otros veinte desarrollando un

perfil comercial"

esteban guelbenzu

comercial

Natural de Arraitz-Orkin, con 61 años, este navarro es comercial y ha recorrido el mundo de esquina a esquina debido a los prolegómenos de su profesión. Al igual que a Ainhoa, le gusta disfrutar de un buen paseo por el monte y el senderismo por el valle de Ultzama. Sus principales aficiones son la huerta y la de jugar con sus amigos al mus todos los sábados. En los confines de su preciada huerta, Esteban disfruta con el cuidado de sus cebollas, lechugas, alubias verdes, pimientos, tomates y guindillas. Estas últimas las denomina "las angulas de la huerta"'. Su plato estrella.

noticias de deia