Hacer deporte online desde el salón de casa

Unai Altolagirre y Ainhoa Arana son conscientes de la importancia que tiene el deporte en el buen desarrollo de sus hijas. Por ello, han seguido clases online de educación física durante la pandemia. "De lunes a viernes, a las siete, convertíamos nuestra casa en un gimnasio", indican

12.07.2021 | 08:58
Unai Altolagirre y Ainhoa Arana son conscientes de la importancia que tiene el deporte en el buen desarrollo de sus hijas.

El deporte es una de las mejores vías de escape que tiene el ser humano para mantenerse activo en las demás áreas de su vida. Dedicarse a sí mismo entre 30 minutos y una hora al día, aunque muchos crean que no es posible todos podemos hacerlo, nos proporciona el chute necesario para poder superar el resto del día. De esta forma, los problemas serán menos problemas o las actividades a realizar serán menos costosas, ya que habremos liberado ese estrés haciendo deporte.

Es una de las cosas más sanas que existe y además, resulta más que necesario. Solo hace falta salir a la calle y preguntar quién hace algún tipo de deporte y quién no. La respuesta frente a los problemas, la agilidad mental y la capacidad de reacción será superior en esos que sí practican algún deporte. Pero, ¿qué pasa si de repente llega una pandemia mundial que nos obliga a quedarnos en casa sin fecha fin y no podemos hacer el paseo mañanero, ir al gimnasio, ir a nadar o a hacer senderismo los fines de semana?

Por desgracia todos sabemos que este escenario no es una utopia, ya que ha pasado y recientemente con la covid-19. En ese momento fueron muchos los que se echaron las manos a la cabeza y les surgieron millones de dudas. Tales como, ¿qué voy a hacer ahora que justo me había apuntado al gimnasio? ¿Qué voy a hacer yo para seguir activo? o ¿Hasta cuándo voy a estar sin hacer ningún tipo de deporte? Todas estás preguntas poco a poco se fueron convirtiendo en resultados con una increíble oferta para hacer deporte desde casa y seguir así, activo. Si una cosa buena tiene el ser humano es que en la gran mayoría de ocasiones a los problemas le buscamos una solución y unos pocos además, creemos en que un problema es sinónimo de una nueva oportunidad. En este caso el negocio era claro, dar clases de deporte online.

Así, alrededor del mundo empezaron a aparecer una multitud de opciones en YouTube, Twitch o Facebook, entre otros. En este sentido, ¿quién no tuvo un amigo que le pasó una serie de rutinas para hacer en este periodo o le recomendó un Tabatha u otro para que hiciera de forma sencilla desde su salón?

En el caso de la familia Altolagirre Arana, siempre han tenido claro que el deporte es algo muy importante y por tanto, Unai y Ainhoa, buscaron las maneras para que sus hijas, Maddi y Garazi, pese a las circunstancias que se estaban viviendo debido a la pandemia mundial pudieran llevar a cabo una serie de rutinas en casa.

noticias de deia