su vehículo | La familia Labat Ochotorena

Una Food Truck con esencia vintage

"Se llamará 'La Caracola' y la aparcaremos en el Bosque de Orgi en cuanto se pueda", indican Óscar Labat y Beatriz Ochotorena

31.05.2021 | 08:54
La última invención de la Familia Labat Ochotorena empieza a coger ritmo en el Valle de Ultzama. Foto: Cedidas

El confinamiento ha servido para aprovechar a ver esas películas o series que teníamos pendientes, a adentrarnos en las innumerables historias de esos libros que siempre quisimos leer pero para los que nunca encontrábamos tiempo que dedicar o, entre otras opciones, para inventar. Sí, has leído bien para inventar, construir, crear y llevar a cabo proyectos que estaban guardados en un cajón o para sentarse y ver qué opciones existían para mejorar para el futuro próximo, que vendrá antes o después. "Toda nuestra vida gira entorno a esto –La Granja Escuela de Ultzama–, pero por mucho tiempo que le dediquemos a esto nunca lo hemos tomado como un trabajo, ni mucho menos. En este sentido, en el confinamiento tuvimos que estar más 'parados' de lo normal y como no, nos pusimos a pensar, a darle vueltas a cómo podríamos mejorar en lo que hacíamos, y la verdad que siempre se nos ocurren ideas o algo que hacer en este sentido", afirma Ochotorena.

Entonces, el pensar o ver las opciones que tenían a su alrededor hizo que a Óscar Labat se le ocurriera crear una Food Truck, pero con la esencia de Slow Food que les caracteriza en la Granja Escuela de Ultzama. "Él piensa y yo ejecuto. Pensó que al Orgi Cultural, que el año anterior había sido únicamente de lectura, había que darle una vuelta y, entonces, se puso a pensar qué podíamos hacer nosotros. En este sentido, observó también que el año anterior funcionó muy bien el carácter o ambiente musical que se le dio y así, se le ocurrió la idea de que mediante una Food Truck podíamos transmitir nuestra filosofía. Creímos que podía ser una buena forma de hacerlo", asegura la navarra.

Tal y como afirma Óscar, en todo momento al escuchar las palabras de su pareja y madre de la hija de ambos Mikaela, es la idea que en el confinamiento tuvo y han podido hacer realidad. "Después de tener la idea miramos cómo hacerlo y entonces, cogimos una caravana durante la pandemia y la estuvimos arreglando poco a poco. La tenemos terminada y ya la hemos bautizado, se llamará 'La Caracola'. Estará en el Bosque Orgi y esperamos estrenarla pronto –han podido estrenarla después de realizar la entrevista para el suplemento IN–. Los productos que ofreceremos serán Slow Food y hechos por nosotros en la Granja Escuela de Ultzama", afirma.

De esta manera, demuestran que nunca es tarde para empezar un nuevo proyecto, innovar en tu propio negocio o ver qué cosas que ofreces de una forma pueden ser ofrecidas de otra y encima mejor. "Intentamos aprender siempre sobre todo lo que ofrecemos en la Granja Escuela y ver qué cosas podemos mejorar. La Food Truck es un proyecto bonito que nos ilusiona y que esperamos que pronto vea la luz", indican.

HISTORIA DE LAS FOOD TRUCKS

En 2009, y como no en Estados Unidos, algunos cocineros de California cambiaron el concepto que hasta la fecha en todo el mundo tenían las Food Trucks, que no eran más que vehículos grandes acondicionados para poder vender comida callejera. Ejemplo de esto son las churrerías, los puestos de helados, los puestos de perritos calientes o productos relacionados con comida rápida.

De esta forma ese mismo año muchos chefs pensaron en darle una vuelta a la oferta y empezaron a ofrecer también platos mucho más elaborados, y empezaron a difundirlo por redes sociales. Desde ese momento hasta hoy han pasado más de 10 años y han sido muchos cocineros de todo el mundo los que se han sumado a esta tendencia de crear comida de calidad o gourmet de manera itinerante, en ferias como la Feria Mayor de Artesanía Alimentaria Slow Food en Turín, en la localidad italiana.

noticias de deia