Secretario general del PSE por Gipuzkoa y candidato

Eneko Andueza: "Queremos un gobierno fuerte, no un gobierno de izquierdas porque sí"

28.06.2020 | 00:25
Eneko Andueza

El cabeza de lista del PSE por Gipuzkoa descarta recortes para encarar las consecuencias de la pandemia y aboga por reforzar los servicios públicos y el endeudamiento

BILBAO¿Para hacer frente a la crisis habrá que hacer recortes?

—Los recortes no son para nada necesarios y nada recomendables. En la crisis de 2008, los recortes del PP solo trajeron desigualdades. Ahora nuestro objetivo es que nadie se quede atrás y, para eso, tenemos que fortalecer nuestros servicios públicos para que todo el mundo tenga acceso a los servicios públicos y a las prestaciones necesarias para tener una vida digna. Evidentemente, vamos a tener que hacer ajustes presupuestarios en la medida en que la recaudación va a bajar. Por eso vamos a tener que hacer un esfuerzo para que aquellos que más pueden aportar lo hagan.

¿Está hablando de subir impuestos?

—Habrá que analizar todas las opciones y esta es una de ellas, pero además habrá inversiones que ahora mismo no son prioritarias y que tendrán que retrasarse para otro momento más óptimo.

¿Incluido el Tren de Alta Velocidad?

—Ese precisamente es un proyecto estratégico para este país en cuanto a conexión territorial y conexión con Europa y con el resto de la Península. Creo que hay otras inversiones que se prestan más a ser dilatadas que el TAV, un proyecto muy avanzado y que tiene los tramos adjudicados.

¿La salida llegará con un endeudamiento del Gobierno vasco?

—Es un instrumento que puede ser muy válido. En Euskadi ya lo experimentamos en el Gobierno del lehendakari Patxi López. Algunos partidos se nos echaron al cuello por endeudar a la administración, pero vimos que era eficaz y que servía para que la crisis en Euskadi fuera más liviana y para salir más fuertes que en otros lugares.

El Gobierno vasco ha llegado a esta crisis con una situación económica saneada en deuda y déficit. ¿Se le debería por ello desde el Gobierno español permitir un mayor nivel de endeudamiento?

—Lo tendrán que hablar los dos gobiernos. Evidentemente la situación del Gobierno vasco es buena, y creo que habrá voluntad de diálogo y acuerdo entre los dos gobiernos.

¿El margen de deuda debería ser igual en todas las comunidades autónomas, o las menos endeudadas como Euskadi deberían tener un margen mayor?

—Habrá que analizar la situación económica de cada gobierno autonómico y ver para qué va a servir el endeudamiento. Lógicamente, esos objetivos pueden marcar la permisividad de un nivel mayor o menor de endeudamiento.

¿Contempla el PSE alguna otra posibilidad de coalición que no sea con el PNV?

—Resulta curioso que todos los partidos miran al PSE a la hora de fijar sus estrategias de cara a acuerdos futuros. Eso es muy significativo y revela que la mejor manera posible para que las políticas que impulsamos en el Gobierno español y en el vasco sigan adelante y tengan un nuevo impulso es que el PSE esté en el Gobierno vasco y para eso hace falta un PSE fuerte en las urnas.

Si PNV y PSE no sumaran para una mayoría absoluta, ¿accederían al tripartito de izquierdas que les pide Elkarrekin Podemos?

—Elkarrekin Podemos llega a estas elecciones con un solo párrafo en su programa: conformar un gobierno de izquierdas. Parece mentira que un partido que critica constantemente a la vieja política ahora pretenda solo entrar en el Gobierno para tener sillones. Nosotros buscamos algo que vaya más allá de la conformación de un gobierno de izquierdas porque sí: lograr un gobierno fuerte que permita salir de esta crisis de la mejor manera posible.

En Madrid Sánchez ha negociado con Bildu para la derogación de la reforma laboral. ¿Debe seguir negociando con Bildu?

—Con Bildu y con el resto de fuerzas políticas. EH Bildu es una fuerza parlamentaria que tiene su representación en el Congreso y habrá que sentarse a negociar con ellos. La derecha española intenta utilizar eso para derrocar a Sánchez mientras sus compañeros en el Parlamento Vasco llegan a acuerdos con Bildu.

El PSE y la propia Idoia Mendia han sufrido amenazas con pintadas. ¿Se puede negociar con alguien que no condena esos ataques?

—Se puede negociar. Una cosa no está reñida con la otra porque, de la misma manera que tenemos capacidad para negociar, también la tenemos para exigirles que condenen ese tipo de ataques.

¿Debería investigarse la participación del Gobierno de Felipe González en la trama de los GAL?

—En su momento hubo un juicio y algunas personas fueron sentenciadas y terminaron en la cárcel por los GAL. No se debe hacer justicia a través de una comisión parlamentaria. Los juicios deben desarrollarse en los juzgados y no en los parlamentos.

¿Es Felipe González un problema para el PSOE y para el PSE?

—Felipe González nunca va a ser un problema para el partido. Forma parte de la historia de este país y también del PSOE, lo que no quita para que yo pueda discrepar de algunas opiniones o actitudes de Felipe González. No tengo ningún reparo en criticarlo cuando creo que se debe hacer, al igual que he alabado su labor como presidente. En ningún caso puede ser una mancha.

"No tengo reparos en criticarle pero Felipe González nunca va a ser una mancha para el Partido Socialista"

"El PP intenta utilizar el que acordemos con Bildu mientras aquí llegan a acuerdos con ellos en el Parlamento Vasco"

"Elkarrekin Podemos no nos ha contado nada de su programa electoral; solo les importa conseguir sillones"

noticias de deia