Médicos de IMQ creen que Adeslas ha roto el pacto de socios con una campaña en Euskadi

SCA intenta captar clientes al margen del Igualatorio a las puertas de la junta que decidirá si entra en el accionariado

15.11.2021 | 00:31
Consejeros de IMQ y responsables de SegurCaixa Adeslas explican a médicos del Igualatorio su propuesta de compra de acciones.

Varios médicos del Igualatorio Médico Quirúrgico denuncian que SegurCaixa Adeslas (SCA) ha roto el pacto de socios con el IMQ al lanzar una campaña de captación de clientes en Bizkaia. Adeslas es el propietario del 45% de IMQ Seguros, la principal compañía del grupo, y aspira a comprar una participación en la Sociedad de Médicos. La suma de ambas cuotas en el accionariado le darían el control de la compañía.

Por ello, la promoción de la aseguradora de Mutua Madrileña y Caixabank en Bizkaia ha generado malestar entre los médicos, sobre todo entre los Maps, Médicos de Atención Primaria. Una figura que Adeslas no tiene en el resto del Estado y, desde el principio del proceso de venta, el colectivo se ha sentido amenazado.

Ahora consideran que se rompe el acuerdo de accionistas de IMQ Seguros del 29 de diciembre de 2005. Desde entonces, Adeslas participa en el consejo y en la comisión ejecutiva y la aprobación del plan de negocio requiere del visto bueno de los representantes de SCA en esos órganos de gobierno de Igualatorio.

De modo que si Adeslas hace competencia a IMQ Seguros en Euskadi estaría en "situación de conflicto de intereses y debería, conforme a la ley, abandonar los puestos en el consejo y la comisión", sostienen los médicos que denuncian la campaña, que en algunos casos han recibido personalmente la oferta de seguros de Adeslas. "Una torpeza" que ha desvelado la maniobra. Añaden que en cualquier caso se está "incumpliendo el espíritu del acuerdo" que permitió la entrada de SCA en la compañía vizcaina.

Se da la circunstancia de que ese pacto de socios incluye cláusulas que establecen que Adeslas tiene derecho de adquisición preferente si el Igualatorio vende acciones de IMQ Seguros a terceros. Es una de las cuestiones que han convencido al consejo de IMQ de que las acciones de la Sociedad de Médicos solo se pueden vender a SegurCaixa Adeslas o al menos de que es la opción natural.

POsible resolución del acuerdo


El "incumplimiento" del pacto de socios "podría permitir resolver el acuerdo", sostienen los médicos que denuncian la campaña de captación de clientes. Tras las críticas de los accionistas del Igualatorio, Adeslas se habría comprometido a parar la campaña, pero, al parecer, el envío de ofertas continuó al menos hasta el pasado miércoles y seguían comercializándose pólizas. Se deseconoce cuántos clientes ha captado SCA las últimas semanas.

Más allá del momento escogido para lanzar la promoción, a las puertas de la junta de accionistas que debe aprobar o rechazar la propuesta de compra de IMQ de Adeslas, lo que más preocupa a los médicos es que el modelo asistencial y los precios de la aseguradora son inferiores a los del Igualatorio.

Temen que esa sea la estrategia a seguir en Euskadi si SCA logra tomar el control de la histórica compañía vizcaina. La oferta de Adeslas, desde 16,20 euros al mes por seguro de salud, es muy inferior a los 200 euros trimestrales por póliza que comercializa el Igualatorio. Y lo más llamativo es que en el mailing, además de las oficinas que tiene Adeslas en Bizkaia, también se informaba de que la posibilidad de contratar el producto en la "oficina de Adeslas IMQ" en el edificio de la compañía vizcaina en Máximo Aguirre, Bilbao.

No hay forma de calmar las aguas en el IMQ, cuyos accionistas siguen a la espera de la convocatoria de la junta en la que el consejo de administración debe presentar para su votación la oferta definitiva de compra de acciones de Adeslas. No se ha cerrado una fecha para esa cita y la sensación generalizada es que no será posible celebrar la junta antes de fin de año, como se había comprometido la dirección.

Según la última comunicación de la Sociedad de Médicos al respecto fechada el pasado 27 de octubre, SCA "está ultimando" la auditoria de las empresas del grupo IMQ para fijar el valor de la compañía. También se está avanzando en la redacción de los documentos que será necesario presentar ante la Dirección General de Seguros y la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia de cara a la autorización de la venta. Asimismo se ha creado un "grupo de trabajo" que "atenderá las sugerencias y dará respuesta a las dudas e inquietudes" de los accionistas, que según IMQ a mediados de la semana pasada todavía no estaba en marcha.

"La solución para el Montepío es negociar y que se reconozca su independencia"

 

"Se dio al consejo

una autorización

para negociar la venta con Adeslas, no para vender directamente"

Eduardo Zabala

Fundador de la PAI


noticias de deia