ELA celebrará su 15º Congreso vinculando lucha sindical y trabajo esencial

La cita será los días 24 y 25 de noviembre en Bilbao

04.10.2021 | 15:17
Mitxel Lakunza, secretario general de ELA

ELA celebrará su 15º Congreso confederal los días 24 y 25 de noviembre en Bilbao, bajo el lema "Benetan garrantzitsuak diren gauzak; Aktibatu, Lortu, Zaindu" ("Lo que realmente importa; Activar, Lograr, Cuidar") donde une la lucha sindical al trabajo esencial. El eslogan refleja la importancia de esas labores que durante la pandemia han puesto de relieve las "carencias y virtudes" sociales, así como la necesidad de luchar contra las graves consecuencias económicas, laborales y sociales que ha tenido para los trabajadores.

El Congreso ha sido presentado este lunes en la sede del sindicato en Bilbao en una comparecencia a cargo de su actual secretario general, Mitxel Lakuntza junto a Amaia Muñoa e Iván Gimenez.

En este sentido, Lakuntza ha recordado que, crisis como la actual, "sacan a la luz los aspectos más positivos y más negativos de las personas y las sociedades" y ha recordado que, cuando aún no se había superado la crisis financiera de 2008, la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 ha traído "nuevas y graves consecuencias económicas, laborales y sociales a la clase trabajadora".

Ante esta realidad y para afrontar los cambios de calado que se aproximan en forma de reformas laborales y de pensiones, el sindicato tiene que conseguir que dichos cambios sean favorables para los trabajadores" ya que, desde su punto de vista, "frente al capital hay que activar, lograr y cuidar las cosas que realmente importan" tal y como refleja el lema elegido.

La acción sindical de ELA para los cuatro próximos años pasará por situar la vida y la salud en el centro; lograr que los servicios públicos sean gratuitos y universales; extender el derecho a decidir a todos los ámbitos; alcanzar la equidad de género; impulsar un modelo de sociedad que cuide el medio ambiente; y mejorar las condiciones de vida.

Los ejes principales de la ponencia que será sometida a votación durante el congreso son, en primer lugar, la lucha por una transformación social, ecológica, democrática y feminista, poner la economía y las finanzas bajo control público para que estén al servicio de las mayorías sociales.

CLAVE REPUBLICANA


Asimismo se propugnará la búsqueda de un estado independiente en clave republicana, desde la defensa de un Estado vasco, una República soberana e independiente, como meta para la emancipación nacional y de clase.

En este punto, Lakuntza ha remarcado que "es la primera vez" que ELA incluye esta defensa en un congreso dentro de sus ejes de trabajo para los próximos cuatro años.

Ha afirmado que ELA va a defender "un Estado vasco, una República soberana e independiente, como meta para la emancipación nacional porque, desde su perspectiva, "el futuro de este país no está en la foralidad de 1839 que propugna el lehendakari Iñigo Urkullu, sino en los derechos de un estado propio en forma de República" ha manifestado Lakuntza.

Igualmente, se promoverá una negociación colectiva diferente para hacer frente a la precariedad laboral, avanzar hacia una militancia integral, plural, mejor y más organizada y apostar por mantener las alianzas y sinergias coherentes con sus objetivos.

Para Lakuntza, es "necesario" unir la lucha sindical a la de lo que resulta esencial para que los que peor se encuentran en esta sociedad. "No hay otra opción" ha precisado, porque, en su opinión, "la actitud de las patronales evidencia que las huelgas son la única vía posible para lograr objetivos como el fin de la precariedad y la explotación".

MESAS DE DIÁLOGO SOCIAL


En su opinión, la alternativa no pasa por sentarse en mesas de diálogo social amañadas de arriba y abajo que solo sirven para blanquear la posición de la patronal que es la que impone el orden del día y donde dicha patronal acepta sentarse a ese sindicalismo que aprueba ese orden del día.

En ese sentido, ELA considera que únicamente la denominada "mayoría sindical vasca" reúne las condiciones necesarias para conformar una alianza sindical estratégica y trabajando con las organizaciones sindicales de las que forman parte, desde nuestra perspectiva de sindicalismo de contrapoder, comprometido con los derechos humanos y los derechos de los pueblos.

Por mandato estatutario, serán 736 las delegadas y delegados que debatan el informe de gestión presentado por el Comité Ejecutivo, así como la ponencia que definirá los ejes de trabajo para los próximos cuatro años.

Las 736 delegadas y delegados elegidos para el Congreso provienen, por un lado, de las uniones comarcales o territoriales que integran el sindicato y, por otro, de las federaciones sectoriales (Industria eta Eraikuntza -Industria y Construcción-, Zerbitzuak -Servicios privados- y Gizalan -Servicios públicos-), en función de la afiliación de cada organización.

Del total, 350 congresistas han sido elegidos por las comarcales y territorios y 350, por las federaciones. Las 36 personas restantes forman parte del Comité Nacional.

De las 736 delegadas y delegados que asistirán al Congreso, 384 son hombres y 352, mujeres (47,2%). Esto refleja la apuesta del sindicato por la igualdad de género. En el Congreso de 2008 la participación de las mujeres fue del 30,3%; en 2013 llegó al 33,4%, y en 2017, al 42,8%.

El Comité Nacional ha presentado ya la lista de personas y funciones para el Comité Ejecutivo que será votada en el Congreso, encabezada por Lakuntza que opta a la reelección como máximo responsable, y de Muñoa, como secretaria general adjunta.

En la propuesta se incluyen tres personas nuevas: Leire Gallego López de Goikoetxea (Vitoria, 1989), como responsable de Acción Social. Inmigración y Políticas de equidad de género); Alazne Mantxola Mintegi (Legazpi, 1988) que se encargaría de tesorería; Ane Miren Zelaia Arieta-Araunabeña (Durango, 1989), de Sindicalización, Planificación y del Plan estratégico para la Equidad de Género.

noticias de deia