Bizkaia reforzará los incentivos fiscales para la creación de empresas y empleo

La Diputación extiende y amplía las medidas de choque aprobadas el año pasado por la crisis del coronavirus

07.08.2021 | 00:14
La Diputación aprobará antes de fin de año las modificaciones tributarias para su entrada en vigor en enero. Foto: B. Guerrero

El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, anunció el viernes pasado la aprobación de una batería de medidas fiscales orientadas a impulsar la recuperación. El objetivo es que entren en vigor en enero y engrasen el nuevo ciclo económico, el que, sobre el papel, permitirá dejar atrás todos los efectos del coronavirus en la actividad de las empresas y las familias.

Según el anteproyecto, las modificaciones pretenden "dar respuesta a tres objetivos fundamentales". Primero, "coadyuvar desde la fiscalidad al proceso de recuperación" del tejido económico vizcaino. Para ello, por una parte se "reforzarán" medidas fiscales ya existentes y se aprobarán otras de "carácter complementario" que permitirán "acelerar" la salida de la crisis. En ese sentido, se introducirán cambios en el Impuesto sobre la Renta, Sociedades, Sucesiones, Patrimonio y Transmisiones Patrimoniales.

El segundo bloque tiene como objetivo "establecer un equilibrio entre la firme apuesta" de la Hacienda vizcaina por el modelo Batuz –el nuevo sistema de tributación de empresas y autónomos– y el proceso de adaptación de los contribuyentes al mismo. En este sentido, se prolongará el periodo para la adhesión voluntaria y habrá "compensaciones" para aquellos que decidan entrar ya en el modelo.

Por último, se plantea la "adecuación" de la normativa a las medidas coyunturales aprobadas "en el contexto económico y social de la pandemia". Se trata de cambios que regulan cuestiones como las medidas puestas en marcha para apoyar la creación de empresas, el tratamiento fiscal de gastos derivados del teletrabajo o exenciones ligadas a operaciones realizadas a través del fondo de recapitalización de empresas afectadas por el covid-19.

Bajando al detalle, se propone un paquete de medidas fiscales de fomento del emprendimiento, del talento y del empleo partiendo de tratamientos tributarios ya en vigor que "se ven reforzados o complementados". Así, con el fin de fomentar que terceros inviertan en emprendimiento, se aumenta hasta el 25% la deducción en el IRPF por inversión en microempresas, pequeñas o medianas de nueva creación. En el Impuesto de Sociedades se introduce un mecanismo similar con "carácter permanente" para las empresas que invierten en otras compañías.

En el ámbito de las ganancias patrimoniales, el contribuyente podrá deducirse el 100% si reinvierte los rendimientos en pymes del territorio, también con el objetivo de impulsar la creación de empresas y las inversiones que refuerzan el tejido productivo vizcaino. Además, la compra de acciones o participaciones en empresas innovadoras o vinculadas a la silver economy –las que atienden las necesidades sanitarias, sociales y de consumo de las personas mayores– tendrán una deducción extra de 10 puntos.

Otro bloque importante es el dedicado al mercado laboral. "Se mejora sustancialmente" la ya existente deducción por creación de empleo, aumentando el límite general de la deducción, que queda establecido en 6.000 euros por cada persona contratada con carácter indefinido. El incentivo será "más generoso cuando se trate de contrataciones de personas incluidas en alguno de los colectivos de especial dificultad de inserción en el mercado de trabajo. En ese sentido, se potenciará de forma especial la contratación de personas menores de 30 años o mayores de 45 años, para los que la deducción se eleva al 50% del salario bruto con un límite de 12.000 euros.

reactivación

Los ejes. El objetivo de las modificaciones fiscales que plantea Bizkaia es apoyar a las empresas y familias en el escenario de salida de la crisis. Los incentivos se centran por ello en aspectos como la creación de empleo –con bonificaciones máximas de hasta 12.000 euros por la contratación de menores de 30 años y mayores de 45– y la creación de empresas –con deducciones de hasta el 100% en las ganancias patrimoniales reinvertidas en el tejido productivo.

creación de empleo

6.000

Con carácter general, cualquier empresa o autónomo que contrate a una persona con carácter indefinido tendrá una subvención de 6.000 euros. Se amplía en plazo y cuantía la ayuda aprobada el año pasado para hacer frente a la crisis del covid.

noticias de deia