Encuentro Deia-Telefónica

La necesidad de perfiles adecuados

La jornada sobre transformación digital y oportunidades de empleo pone de relieve la escasez de profesionales con las características y competencias necesarias para afrontar las demandas de las empresas

17.06.2021 | 09:46
Transformación digital como oportunidad para el empleo en campus 42 Urduliz

UNO de los principales objetivos de la transformación digital es "atraer talento joven y talento femenino, que un gran déficit que tenemos. No podemos prescindir del 50% del talento que son las mujeres". Así de clara se mostró ayer Tamara Yagüe, directora general de Tecuni, que participó junto con Ainara Basurko, diputada foral de Promoción Económica; Manuel A. Alonso, director Territorio Norte de Telefónica; y Eduardo Aréchaga, director general de Confebask, en una jornada sobre transformación digital y oportunidades de empleo, que se desarrolló en la sede de 42 Urduliz y que estuvo moderada por Iñaki González, director de DEIA.

Para que ese talento recale en las empresas es necesaria una formación que se adapte al ritmo de las transformaciones digitales. "Tenemos que poner en valor la formación profesional que está trabajando con metodologías avanzadas, la digitalización, la universidad€", valoró Basurko quien apuntó que en "Euskadi tenemos interiorizado que hay que seguir formándonos a lo largo de la vida" y para ello es preciso que los trabajadores "se reciclen para adaptarse a los retos que en cada momento plantea la empresa". Sin embargo, destacó que "hay que hacerlo rápido" ya que "los tiempos se han convertido en críticos".

Al reciclaje de los empleados también se refirió Aréchaga para quien "recualificarlos es uno de los desafíos". "Aquel que se forme en lo que se necesita no tendrá problema para encontrar empleo y será bien retribuido", añadió. El segundo lo ciñó a a la falta de perfiles adecuados a las necesidades de las empresas. "No se estudia lo que se necesita", reseñó a la vez que alertó del problema demográfico que se avecina en Euskadi de cara al futuro.

La cita fue en 42 Urduliz, el campus que se ha inaugurado recientemente que cuenta con el respaldo de la Fundación Telefónica y la Diputación Foral de Bizkaia. Precisamente, este centro puede ser una de las salidas a esa escasez de personal cualificado para llevar a cabo la transformación digital de las empresas. "El pilar fundamental de 42 Urduliz no es que la gente aprenda tecnología, si no que hay un proceso de selección de talento en el que se garantiza que los estudiantes se van a ir de aquí sabiendo tecnología pero que te filtra a unas personas que tienen unas capacidades que son imprescindibles para ese proceso de transformación", precisó Alonso quien hizo hincapié en habilidades personales como uno de los valores de este centro ya que los actuales alumnos saldrán al mercado laboral habiendo adquirido "la capacidad de adaptarse a los cambios y la resistencia a la frustración ante el fallo. Ser capaces de levantarse y volver a intentarlo".

Los estudiantes del campus aprenden de manera autónoma.

La apuesta por 42 Urduliz, según señaló Ainara Basurko, "nace porque las empresas nos decían que era urgente incorporar determinados perfiles para que las iniciativas de digitalización se lleven a cabo. Es preciso contar con los perfiles y que las personas sepan que hay una hoja de ruta". Ese interés porque Bizkaia contará con un centro con las características de 42 Urduliz se hizo realidad en la inauguración de la sede de Madrid. "Ainara nos trasladó el compromiso de que en Bizkaia querían un 42", comentó Manuel A. Alonso. Las características de este proyecto -aprendizaje autónomo pero con los compañeros, sin profesores y gratuito- las invitó a conocer el director de Territorio Norte de Telefónica. "Invito a todas las empresas para que vean qué se está haciendo aquí y a partir de ahí les contaremos por qué se está haciendo".

Pero en la formación de los perfiles necesarios se basa únicamente en la aplicación de la tecnología sino que tal y como han realizado en Tecuni también se puede realizar a través de "equipos mixtos de trabajo en el que mezclas al joven con el menos joven y que tienen diferentes capacidades y habilidades. Se hace un traspaso natural de los conocimientos". "Hay que hacer una adaptación a los modelos de negocio", apuntó Arechága.


Transformación digital

La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de la digitalización de las empresas. "En doce meses se han adelantado seis años", valoró el director general de Confebask. "Las nuevas tecnologías han llegado y se han implantado en nuestras vidas en todos los aspectos", apuntó Yagüe, quien reconoció que para Tecuni ha supuesto un gran cambio. "Tenemos un radar tecnológico para estar atentos a los nuevos productos, tecnologías para poder integrarlas en nuestros proyectos. Además, nos ha permitido ser más productivos y eficientes en nuestros procesos".

Y puso cómo ejemplo de ese cambio "los contratos de empresas de servicios energéticos en el ámbito municipal del alumbrado público". "Fuimos pioneros y tuvimos que desarrollar una plataforma de gestión para mantenimiento de activos, para inventariar, para hacer los mantenimientos preventivos y correctivos de una manera más eficaz", detalló la directora general de la empresa que también destacó la importancia de la "inteligencia artificial".

Las grandes empresas se están adaptando a la nueva realidad aunque "nos queda mucho por avanzar", avisó el director Territorio Norte de Telefónica, quien reseñó que "como sociedad tenemos un problema y es que no vamos a ser capaces de digitalizarnos al ritmo que nos tenemos que digitalizar si no tenemos los profesionales, y hoy no los tenemos". En ese proceso transformador, Alonso citó: "La Cloud, el Big Data, para explotar los datos en las organizaciones; el mundo del IOT, el internet de las cosas y la ciberseguridad. No hay transformación digital si no es segura". Sin embargo, destacó "la posición privilegiada de Bizkaia para coger impulso y aprovechar el proceso de transformación". Con una cobertura del 95%, la diputada de Promoción Económica puso en relieve que Bizkaia se encuentra en el puesto número 7 en "comparativa con la Europa de los 28 en el índice DESI", que mide "la conectividad, la infraestructura básica para poder avanzar en temas de digitalización; la capacitación de las personas, el conocimiento y el uso que se haga de las herramientas digitales, la digitalización en los hogares, en las empresas y en las administraciones tanto desde el punto de vista de prestación de servicios como de gestión".

Esa buena posición será el punto clave para que "no haya una brecha entre las empresas más grandes y las que pueden estar en otros eslabones de la cadena de valor", según Basurko. En esa diferencia entre grandes empresas y pymes fijó el desafío Alonso. "Las grandes empresas se están dotando de los medios y de los recursos profesionales. Todas han incorporado profesionales para seguir avanzando en la digitalización y todas dicen que los van a seguir incorporando en los próximos dos años", ahondó el responsable de Telefónica. En la otra cara de la moneda están las pymes que "solo el 15% de ellas han incorporado profesionales para la digitalización y solo el 15% tiene pensado incorporarlos en los próximos dos años". "Creemos que la digitalización de las empresas es obligatoria. No hay otra opción. O te digitalizas o te vas a ir apagando", precisó Alonso quien marcó el camino a seguir: "Tenemos que ayudarles a que hagan esa digitalización y explicarles lo que les ofrece. Es decir, eficiencia, nuevos modelos de relación y nuevas oportunidades de negocio". Pero para ello es imprescindible "educarles. El empresario tiene que entender qué le aporta, ser capaz de ver cómo lo tiene que usar". "La mayor barrera que tiene la pyme es para qué me vale. Hay que pasar del lenguaje tecnológico al lenguaje de negocio", matizó Aréchaga.

noticias de deia