El Gobierno plantea cuotas para autónomos de entre 90 y 1.220 euros mensuales

Cotizarían por sus ingresos reales, eligiendo uno de los trece tramos según sus previsiones

13.05.2021 | 01:02
Varios taxis, esperando la llegada de clientes en Bilbao.

El Gobierno ha planteado, en el marco de la reforma para que los autónomos comiencen a cotizar por ingresos reales, una propuesta de cuotas mensuales que van, una vez instaurado el nuevo sistema, desde los 90 euros a los 1.220 euros. Según el borrador que adelantó la Cadena Ser, se prevé que el nuevo sistema esté aprobado y se comience a implantar el año que viene aunque no tendrá "efectos económicos" plenos hasta 2023 con un despliegue progresivo durante un "máximo de nueve años", con revisiones cada tres.

La propuesta plantea que los autónomos elijan provisionalmente su base de cotización entre trece en función de previsiones de rendimientos, con la posibilidad de modificar su elección seis veces a lo largo del año.

En esta propuesta, la Seguridad Social incluye cuantías para cada tramo. El primer año las cuotas arrancan en 200 euros para quienes declaren rendimientos mínimos (hasta 3.000 euros anuales) y llegan a 400 para quienes declaren rendimientos máximos (más de 48.841 anuales). En el periodo transitorio, la cuota mínima irá bajando para quienes ganen menos y subiendo para quienes ganen más.

Así, al final del periodo de despliegue de la reforma, las cuotas correspondientes a cada tramo partirán de 90 euros para rendimientos mínimos hasta 1.220 euros para los que declaren rendimientos máximos.

En medio, por ejemplo, pagarán 305 euros los que ingresen entre 17.000 y 22.000 o 545 euros los que tengan rendimientos entre 27.000 euros y 32.000 euros. La reforma también contempla un ajuste posterior: si se ha cotizado por encima se devolvería el exceso y de lo contrario, el trabajador abonaría la diferencia.

revalorizar pensiones
 

El borrador enviado por el Gobierno a los agentes sociales recoge otros puntos de la reforma de pensiones más conocidos, como el mecanismo de revalorización de las pensiones según el IPC. El Ministerio de la Seguridad Social ya cedió en este tema, al asumir que en los años en los que el IPC es negativo las pensiones no bajarían y los pensionistas ganarían poder adquisitivo.

El Ejecutivo propone que el Gobierno y los interlocutores sociales realicen "una evaluación periódica cada cinco años" de los efectos de la revalorización anual de las pensiones, de la que informen al Pacto de Toledo..

Entre las novedades figura la propuesta del Ejecutivo para aplicar el endurecimiento de la jubilación anticipada en las pensiones más altas, con un cambio en los coeficientes reductores que se aplique de manera progresiva a lo largo de 12 años.

noticias de deia