El Metal de Bizkaia, preocupado por la subida de costes y la ralentización

Tamara Yagüe, presidenta de la FVEM, señala que las empresas han notado "un frenazo" en la recuperación del final de año

28.04.2021 | 12:44
La FVEM celebró ayer miércoles su asamblea anual; la organización está presidida por Tamara Yagüe, con Adolfo Rey, gerente, y Begoña San Miguel, vicepresidenta .
La debilidad de la economía, el desabastecimiento de materias primas junto con el aumento de costes incluidos los de la energía, y el descenso de rentabilidad sobre las ventas, son las principales preocupaciones de las empresas vascas del sector del Metal. Un sector que ha entrado en una fase de ralentización de la recuperación en el primer trimestre tras el avance registrado en la segunda parte de 2020, según señaló ayer miércoles la presidenta de la Federación Vizcaina de Empresas del Metal, Tamara Yagüe.
 
En base a los datos recogidos en la tradicional encuesta de coyuntura realizada a más de 300 empresas, con motivo de la celebración de su asamblea general anual, la FVEM indicó que las compañías del sector señalan que una de cada tres empresas afirma estar en recesión o fuerte recesión, una visión calificada por Yagüe de "preocupante para el desarrollo del sector a corto y medio plazo". 
 
Aunque el "frenazo" registrado en la recuperación económica en el primer trimestre como consecuencia de los nuevos rebrotes de covid ha hecho que las empresas metalúrgicas consideren que la normalización total de la actividad no se producirá en menos de un año; las expectativas a corto plazo, en los próximos meses, contemplan una vuelta al nivel de crecimiento de la segunda parte del pasado ejercicio, un hecho que estará "muy vinculado a los avances en la campaña de vacunación". 
 
El sector del metal, -que reconoce que está pasando por una época complicada, en especial las pequeñas empresas de menos de 10 trabajadores-, destacó, según la presidenta de la FVEM, que "para recuperarse necesitan subvenciones públicas, medidas de flexibilización interna, como bolsa de horas de trabajo, así como reducciones de las cotizaciones a la Seguridad Social".
 
Adicionalmente, reconocen en el sector metalúrgico que hay que seguir avanzando en los procesos de internacionalización pese a que ya más del 50% de las compañías vizcainas del sector trabajan en los mercados internacionales, pues la "presencia exterior ha sido fundamental para resistir la crisis". 
 
En el informe de coyuntura de la FVEM se recoge que "el 44% de las empresas del Metal piensa que la actividad del primer trimestre ha sido similar al del cierre de 2020, y una de cada tres se encuentra en recesión" pero, según los datos presentados por Tamara Yagüe y Adolfo Rey, gerente de la citada organización empresarial, hay lugar para el optimismo sobre la evolución de la economía pues ya hay un 28% de las empresas que está experimentando una reactivación y se han creado 206 puestos de trabajo en el primer trimestre, cuando la previsión inicial era que se iban a perder unos 500 empleos.
 
"La tendencia a la recuperación estará muy vinculada a la evolución de la vacunación contra el covid", reiteró Tamara Yagüe, quien no dudó en señalar que la cartera de pedidos de más de la mitad de las empresas "sigue siendo débil".
 
De hecho, sólo un 30% de las compañías metalúrgicas mantiene un nivel de actividad normal, "lo que hace que debamos ser muy prudentes de cara a las previsiones de este año", indicó la máxima responsable del Metal de Bizkaia. 
 
Asimismo, afirmó que la "ralentización" de la recuperación se confirma también en las previsiones de actividad para el segundo trimestre de 2021, ya que solo el 34% de las empresas prevé un volumen de actividad por encima del 75% de su capacidad. 
 
Yagüe reconoció que la incertidumbre respecto a la evolución de la pandemia lleva a la mitad de las empresas encuestadas a pensar que la recuperación llevará un año o más. En cuanto al empleo, el 16% de las compañías asegura que aumentará su plantilla, frente al 12,5% que cree que la reducirá. 
 
Aquí, Yagüe destacó el papel clave que para muchas empresas ha significado el poder acogerse a los ERTE, mecanismo al que recurren el 17% . Es más, un 10% teme tener que ir a ERTE en los próximos meses.
noticias de deia