Irizar lanza su primer autobús autónomo cero emisiones

Málaga se convierte en la primera en Europa en probar la nueva tecnología desarrollada por la firma vasca

19.02.2021 | 00:49
Irizar lanza su primer autobús autónomo cero emisiones.

Un proyecto pionero a nivel europeo lleva el sello Irizar. El grupo con sede en Ormaiztegi presentó el jueves el primer autobús cero emisiones que se desplazará sin conductor por las calles de una ciudad y con tráfico real. La localización es Málaga y el proyecto se denomina AutoMOST, coordinado por el operador de transportes de viajeros por carretera Avanza junto con 11 socios entre los que se encuentran varias entidades vascas.

El grupo Irizar participa con sus filiales Irizar e-mobility, situada en Aduna y especializada en la electromovilidad, y Datik que, desde Donostia, diseña soluciones inteligentes para el sector del transporte y la conducción autónoma.

Estas marcas han sido actores principales en la consecución de un vehículo autónomo cero emisiones que convierte a la capital andaluza en la primera ciudad de Europa en experimentar con un autobús de estas características en sus calles y, además, con tráfico real.

Irizar ha elegido su modelo ie bus, eléctrico y no contaminante, de 12 metros de longitud que tiene una capacidad superior a los 60 pasajeros. A partir de mañana sábado, este vehículo que ayer fue probado por las autoridades malagueñas comenzará a funcionar uniendo el puerto marítimo con el ayuntamiento en un trayecto que tiene alrededor de dos kilómetros. En este trazado deberá convivir con automóviles, motos, bicicletas y peatones, además de las infraestructuras urbanas, e identificarlos para no interferir en su camino ni causar ningún accidente. Para conseguirlo, Irizar explicó que incorpora un sistema de guiado y de posicionamiento de alta precisión que le guiará mientras circule.

Este sistema está conectado a un centro de control que será el encargado de enviarle las instrucciones para su correcta circulación. Este enclave, además, se encargará de monitorizar todos sus movimientos para conocer en tiempo real su itinerario, de tal manera que emulará a un conductor o conductora tradicional.

El autobús autónomo de Irizar se someterá a un periodo de pruebas hasta el 13 de marzo para comprobar qué dificultades puede encontrar y, con arreglo a las notificaciones, el equipo del proyecto incorporará cuantas mejoras sean necesarias para optimizar su funcionamiento.

Las autoridades malagueñas remarcaron que este periodo es ventajoso porque, debido a la pandemia de coronavirus y las restricciones a la movilidad que se han adoptado para intentar detenerla, las condiciones de tráfico son más laxas que en un febrero habitual, por lo que resultará más fácil.

noticias de deia