Directivas vizcainas, paso a paso hacia los consejos de administración

21 mujeres se unen al nutrido grupo de féminas preparadas para entrar en los órganos directivos

26.10.2020 | 02:11
Las directivas aportan otra visión, otra mirada sobre las cosas y cómo afrontar los problemas

NO hay excusas para que la mitad de la poblacion no tenga el sitio que le corresponde en los Consejos de Administración de las empresas vascas; hay mujeres suficientemente preparadas en todas las disciplinas laborales y con ganas de acceder a los mismos. Por si hubiera dudas, 21 féminas se incorporan al grupo de directivas altamente cualificadas para ocupar un lugar en los órganos directivos empresariales tras haber finalizado el primer programa de formación de consejeras en Euskadi.

El curso, que se inició en febrero, fue una iniciativa de la Asociación de Empresarias y Directivas de Bizkaia (AED), presidida por la directiva Carolina Pérez Toledo, Partner&Strategic Advisor at Learnlight, en colaboración con Esade Business School y el Banco Santander, al tiempo que cuenta también con el decidido apoyo de la Diputación Foral de Bizkaia. El proyecto Mujeres en Consejos de AED se marca como objetivo acelerar el proceso de incorporación de mujeres a los Consejos de Administración y órganos de dirección de las empresas del País Vasco, que actualmente cuentan con una presencia de mujeres muy por debajo de lo que marcan las Leyes de Igualdad.

En Euskadi, de las 1.229 sociedades que por ley tienen que contar al menos con un 40% de mujeres en su Consejo de Administración, tan solo lo cumplen un 10,17%, es decir, 125 empresas. En las 40.678 pymes la situación mejora un poco y las que alcanzan el nivel de paridad del 40% en sus consejos son 10.112 sociedades, un 25%. En cuanto a las compañías del Ibex-25, exclusivamente el 26,2% cuentan con 40% de mujeres en sus consejos de Administración.

De ahí la importancia de programas como el de AED-Consejeras, que realizó su última sesión en la sede de la patronal vizcaina Cebek, en la que participaron la economista Sara de la Rica, consejera de Iberdrola, y Mario Lara, como profesorado, entre otros.

Aunque el coronavirus apareció en nuestras vidas trastocándolo todo, el curso se pudo realizar de forma presencial posibilitando el networking entre las directivas y empresarias participantes.

Yolanda arteagoitia

"Las mujeres sí están dispuestas a acceder a los órganos de poder"

Preparadas y dispuestas. La directora gerente de Le Bigott Gastronomic, con un showroom de regalos gastronómicos gourmet en la GranVía de Bilbao, sostiene que "las mujeres están preparadas para acceder a los consejos y órganos de dirección de las empresas; ya no hay excusa para que no estén presentes en ellos. Además, ellas sí quieren", recalca Yolanda Arteagoitia, que desde su puesto en la empresa familiar Le Bigott, especialista desde hace 30 años en diseñar a medida experiencias gastronómicas en formato regalo, intenta innovar "para contribuir a una transformación en la empresa acorde a los tiempos actuales".

La directiva, licenciada en Ciencias de la Información en la rama de Publicidad con un máster en Marketing y Gestión, siempre ha enfocado su carrera profesional en la parte del marketing y gestión de la empresa. En su anterior trabajo en el IVI, se encargaba de la gestión integral y ejecutiva de la empresa y también de la operativa de abrir centros, así como de los recursos humanos: la gestión ejecutiva. En Le Bigott se fijan en la innovación y en la digitalización de la empresa para potenciar la marca. "Esa reinvención que ya tocaba y que con la pandemia resulta absolutamente necesaria".

La directiva está convencida de que un buen gobierno es el que genera valor, no solo para la empresa, sino para el conjunto de la sociedad. "El papel del consejo de administración promociona la cultura sostenible y apuesta por el talento, pero también por la diversidad que es donde entramos nosotras las mujeres, que somos la mitad de la población".

En las universidades sobresalen las mujeres. "Ya no hay excusas para nadie. Este curso ha servido para darnos ese espaldarazo. Aporta ese plus de estar más cerca de los consejos".

Considera que las directivas tienen el valor de innovar y reinventarse, "no porque haga falta, sino porque está en nuestra forma de pensar para hacer las cosas mejor. La parte de innovación y creatividad es muy propia de las mujeres en la búsqueda de la perfección; además, no somos cortoplacistas; nuestra visión es a medio-largo plazo: es una vertiente que nos diferencia un poco de los hombres", dice convencida.

En la gestión, "nosotras somos más realistas al ver las cosas, no nos andamos con tapujos; vemos el problema, tomamos la decision y no nos volvemos atrás. Muchas veces no es cuestión hombre-mujer, sino de las estructuras de poder. Ellos están ahí, nosotras no. Estamos en lo práctico, diagnosticamos el problema, vemos cómo atajarlo y lo hacemos. Ellos tienen que hacer lo políticamente correcto porque si no desaparecen rápidamente del organigrama del poder. Nosotras como no estamos en él, vamos al centro. Por ello, los países con presidentas han manejado mejor la pandemia. Cuando vieron lo que venía, lo agarraron por los cuernos y tiraron para adelante".

María caballero

"Hay que visibilizar que las mujeres están preparadas "

Esta abogada que desarrolla su actividad laboral desde hace más de tres décadas en Data-Legal reconoce que aunque tengamos una ley de directivas que determina que las mujeres deben formar parte de los consejos de administración en el 30/40%, no se cumple. Aparte, estos órganos se han profesionalizado de tal manera "que tanto hombres como mujeres deben de adquirir unos conocimientos específicos para formarse y desarrollarse, porque requiere alta profesionalidad". A su juicio, como al del resto de participantes en el curso, las mujeres no solo están preparadas, sino que "también quieren estar en los órganos de dirección. El hecho de estar en un programa de consejeras es dar un paso adelante para decir que las mujeres sí quieren y además están preparadas; la verdad es que ha resultado muy enriquecedor en todos los aspectos. Una formación completa como la que tiene cualquier aspirante a consejero".

La clave de la no presencia de las mujeres en los consejos "es que se queda fuera de los mismos el 50% del talento. Que no esté, por el hecho de ser mujer, además de ser injusto es absurdo, nos restamos a nosotros mismos. Hoy día apostamos no solo por la diversidad de género, sino de todos los ámbitos; eso es enriquecedor con datos que demuestran que es mejor para la empresa, más productivo y que renunciar a eso es penoso".

Los países que han estado gestionados por mujeres han tenido mejores resultados en el control del covid-19. "En algunos casos ha sido el conocimiento, en otros la experiencia de la gente joven, las nuevas tecnologías; acudir a esas herramientas ha hecho que la gestión haya sido mejor. Se precisa la diversidad en conjunción con gente joven que nos pueda reorientar de otra manera", explica María Caballero.

Dado el éxito de esta primera edición, "AED prepara ya la segunda edición; en las próximas semanas comenzará el proceso de captación. La iniciativa está en la calle".

Patricia betolaza

"A nosotras mismas nos da miedo sacar la cabeza"

Ingeniera industrial mecánica, es directiva y consejera en el grupo empresarial familiar que entre otras compañías tiene una consignataria en el puerto de Bilbao, otra de compraventa de graneles sólidos y una última que cierra el círculo de construcción de naves industriales.

Betolaza aboga por cursos como el de consejeras "porque estamos un poco escondidas. A nosotras mismas nos da miedo sacar la cabeza y reconocer que podemos estar ahí arriba igual que el resto de los hombres. Estas iniciativas son la forma de concienciarnos de que podemos ser consejeras, que no solo los hombres pueden llegar a lo más alto, que nosotras también lo podemos hacer".

¿Qué destacaría de lo que pueden aportar las mujeres en la dirección de empresas? "Que vemos la vida de diferente manera; la empatía puede ser una de nuestras cualidades. Al final, el hecho de ser mujer significa que tienes otras experiencias vitales de la vida diferentes a los hombres; tenemos un perfil más de cuidadoras, sin querer. Tendemos más a atender y ese punto nos da un punto más humano a la hora de ver una empresa, a los trabajadores".

Del curso destaca el hecho de que lo hayan impartido profesionales que están en Consejos, dice Betolaza, al tiempo que apuesta por la diversidad en las empresas, "por la conjunción de gente joven que nos aporte miradas analíticas diferentes".

Ana Guzmán

"Hay un poso cultural en el que aun hay que avanzar mucho"

Trabajó en Caixabank durante 30 años y como directiva desde 2008; ahora ya prejubilada sigue participando en numerosas actividades, entre ellas la formación. El curso le ha resultado muy completo porque ha tocado todas las áreas, tanto financieras como de competencias y de funciones, lo que servirá para dar visibilidad a las mujeres directivas, tan necesario hoy en día.

Se considera afortunada porque ha trabajado en una organización que cuida al máximo el tema del acceso de las mujeres a los órganos de dirección. "Personalmente no tuve problemas, pero esa realidad no es igual en todas las empresas; depende mucho del tamaño, de la filosofía y de los valores de la empresa", apunta.

Es consciente de que en organizaciones pequeñas, la conciliación y el entrar a la Dirección suele ser misión imposible. "Las trabas tienen su origen en la empresa y en la propia cultura. Aquí hay que avanzar mucho".

Indica que las mujeres aportan a la alta dirección otra forma de ver las cosas, una mirada distinta. "Por eso las compañías no se pueden perder esa forma de ver las cosas del 50% de la población; no es ni mejor ni peor, es diferente". Es partidaria de la diversidad, no solo en género, sino en todo, "porque la diversidad en general, de formación, de origen, de edad... enriquece muchísimo".

Cree que la efectividad en la toma de decisiones, el ser consciente de las preocupaciones reales, el no irse por las ramas y la anticipación están siendo las claves de que en los países gobernados por mujeres la gestión de la pandemia esté siendo mejor. "Tiene que haber normas que favorezcan el acceso de las mujeres en igualdad de oportunidades, pero queda mucho camino por recorrer en lo cultural".

isabel iturbe

"A veces nos cuesta dar el paso para entrar en las Direcciones"

La presidenta del Consejo de Administración del Bilbao Basket y directora de la Fundación Bilbao Basket, considera que es importante la diversidad en la dirección de las empresas para poder gestionar una sociedad plural".

Vicepresidenta de AED y subdelegada de Euskadi de la Fundación Philippe Cousteau, sostiene que en Euskadi y en el Estado son muchas las mujeres preparadas para ocupar los órganos de dirección de las empresas, "pero en ocasiones nos cuesta dar ese paso. Por esto mismo resultan decisivas iniciativas como este Programa Consejeras de AED", recalca.

"Las mujeres no somos cortoplacistas al no estar en el poder; nuestra visión es a medio-largo plazo"

Yolanda arteagoitia

Dtra. gerente de Le Bigott Gastronomic

"Tanto hombres como mujeres deben adquirir conocimientos para acceder a los consejos"

María caballero

Abogada de Datalegal

"Hay que concienciar a las mujeres de que también podemos estar en los puestos de decisión"

patricia betolaza

Directiva y Consejera Grupo Betolaza

"Las directivas aportan otra visión, otra mirada sobre las cosas y cómo afrontar los problemas"

ana guzmán

Exdirectiva de Kaixabank

"Es importante la diversidad en la dirección de empresas para gestionar mejor"

isabel iturbe

Consejo Administración Bilbao Basket