Pleno en el Parlamento Vasco

Urkullu reconoce el "retraso" en el pago de los complementos a los trabajadores afectados por ERTE

02.10.2020 | 10:27
Un trabajador de una industria vasca en plena jornada laboral

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reconocido que se está produciendo un "retraso" en el pago de los complementos del Gobierno vasco a los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) con salarios más bajos, aunque ha explicado que esto se debe a que hace solo 15 días que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha remitido a Euskadi los datos necesarios para la aportación de estas ayudas.

Urkullu ha respondido este viernes, en el pleno de control que celebra el Parlamento Vasco, a una pregunta de EH Bildu sobre las medidas adoptadas en los últimos meses por el Ejecutivo autonómico para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha reprochado al lehendakari que muchas de las medidas aprobadas están "mal diseñadas" o resultan "insuficientes", mientras que otras están llegando "tarde".

Como ejemplo, ha citado el caso de las ayudas de 150 euros aprobados el pasado mes de junio por el Gobierno vasco para complementar el salario de los trabajadores afectados por ERTE y que tienen retribuciones bajas, que aún no han sido abonados.

El lehendakari ha reconocido que es "cierto" que se está produciendo un "retraso" en el pago de esos complementos, algo que ha atribuido al hecho de que "solo hace 15 días" que el Gobierno vasco ha recibido, por parte del SEPE, los datos que necesita para poder tramitar estas ayudas.

"CON LA MAYOR BREVEDAD"


En todo caso, ha asegurado que el "compromiso" del Gobierno vasco es gestionar "con la mayor brevedad" posible las alrededor de 8.000 solicitudes recibidas para acceder a estos complementos, que recientemente han sido prorrogados hasta el 31 de enero a través de un acuerdo alcanzado con patronal y sindicatos en la Mesa de Diálogo Social.

Asimismo, y ante los reproches de Iriarte a su falta de voluntad de "diálogo", el lehendakari ha asegurado que mantiene la "puerta abierta" para recibir las aportaciones de la oposición a los distintos programas de reactivación puestos en marcha, como el plan 'Berpiztu' anunciado esta semana para impulsar la economía y el empleo.

"No es momento de polémicas estériles, es tiempo para el diálogo y la colaboración", ha manifestado el lehendakari, que ha invitado a la oposición a implicarse en el diseño de medias "eficaces" para combatir la crisis asociada a la pandemia.