Las ventas del comercio vizcaino caen un 60% y crece el temor a cierres de negocios

El sector advierte de que solo la alimentación y el equipamiento de hogar muestra dinamismo

12.08.2020 | 00:15
Una mujer mira una prenda en rebajas.

El impacto del confinamiento en los hábitos de consumo, las restricciones de circulación posteriores y la cautela de los ciudadanos a la hora de gastar lleva varios meses notándose en el comercio y, de momento, el sector sigue sin ver la luz al final del túnel. Todo lo contrario a tenor de lo que se está viviendo en las tiendas de Bizkaia, el sector que por su tamaño marca tendencias en Euskadi.

El presidente de Confederación Empresarial del Comercio de Bizkaia (Cecobi), Pedro Campo, estima que, en lo que va de año, la caída de ventas del comercio vizcaino es, de media, del 60% respecto al pasado año, y cree que la previsión realizada de que el 20 o 25% de los establecimientos desaparecerá antes de fin de año, se "va a quedar corta", si no cambia la situación.

En declaraciones a Europa Press, Campo indicó ayer que ven la situación derivada de la pandemia del coronavirus "con mucha preocupación", no solo en el comercio, sino en la economía general. Además, manifestó que, en algunos casos, muchos comercios de Bizkaia no han hecho rebajas porque "no tenían margen para poder hacerlo" y, por otra parte, el consumo está "muy ralentizado".

El presidente de Cecobi explicó que, a excepción de la alimentación, que "ha mantenido más o menos el tipo", y el equipamiento de hogar, que ha tenido "un repunte positivo", el resto de sectores del Comercio está teniendo una mala evolución.

Pedro Campo añadió que "lo peor" es lo que temen que puede venir después del mes de septiembre y el futuro se ve "bastante negro" para el comercio y, general, para la economía. "El futuro es bastante preocupante", remarcó.

En esta coyuntura, el presidente de Cecobi señaló que la "irresponsabilidad de muchas personas no tiene límites y no son conscientes" de la situación. "Me preocupa mucho la inconsciencia de la gente. Yo creía que teníamos una juventud con otros valores y, aunque es una minoría, están demostrando que no son conscientes de nada o no les importa", indicó Pedro Campo, que reclamó por ello "mano dura" para quienes incumplan las medidas de seguridad planteadas por Salud.

Además, indicó que el comercio es un "segundo vagón" en la economía y es la industria "la que maneja todo" y, "si la industria va bien, el trabajo va bien, el comercio va bien, la hostelería va bien y todo va bien".

Situación "muy preocupante"
 

Debido a esa circunstancia, el presidente de la patronal del comercio de Bizkaia manifestó que la situación es "muy preocupante" y, en lo que va de año, las ventas en el comercio vizcaíno han caído, de media, en torno a un 50 o 60% respecto al pasado año, aunque el comportamiento es diferente en función de cada sector.

Pedro Campo cree que, hasta que no se solucione el tema sanitario, "todo lo demás, estará muy complicado". El presidente de Cecobi añadió que todavía hay muchos trabajadores en ERTE porque, "en ocasiones, no hay trabajo para todos".

En este sentido, pidió que se prolonguen los ERTE por el causa mayor ligada al covid más allá del 30 de septiembre, por lo menos, hasta fin de año y remarcó que, si no se adopta esa medida, se estaría "abocando al cierre a miles de pequeños empresarios". "Se va incorporando plantilla en función de la demanda y, si estamos con una demanda del 50% de lo normal, cómo se va a incorporar a todos, eso aboca al cierre de la empresa", advirtió. Campo concluyó con una reflexión pesimista. En un principio estimaron que el 20 O 25% de los comercios minoristas de Bizkaia, principalmente de barrios y comarcas fuea de la capital, cerrarían definitivamente antes de fin de año, pero, "como la situación no cambie", y lo haga con la mayor celeridad posible, esta estimación "se va a quedar corta" los próximos meses.

operaciones POR INTERNET

2.000

empleados de bbva. La pandemia ha dinamizado las ventas de comerciales 'on line' y también los fraudes. El sector bancario ha reaccionado a esta nueva realidad en las transacciones y busca fórmulas para proteger a sus clientes, En este sentido, BBVA ha formado en seguridad virtual a cerca de 2.000 empleados a través de cursos, conferencias y charlas, después de que a raíz de la pandemia del coronavirus los ciberdelincuentes hayan encontrado en la digitalización y el trabajo en remoto nuevas oportunidades para cometer fraudes.

 

Control de los dispositivos. La mayor dependencia de la tecnología ha provocado que la sociedad se conciencie de la necesidad de proteger su forma de actuar con los dispositivos digitales en su faceta personal, pero sobre todo en la profesional.

De este modo, ante el aumento de los ataques y fraudes 'on line', la ciberseguridad se ha situado como herramienta básica para afrontar la nueva realidad.

14.230

hogares asistidos. La entidad que preside Carlos Torres ha asegurado que su experiencia en este campo "ya era muy relevante y considerada capacidad estratégica prioritaria en la formación de empleados y sus familias". De hecho, durante los meses de confinamiento, el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria abrió sus recursos al público, no solo a los empleados, con talleres y charlas que llegaron a más de 14.230 personas.