Dan la razón a la Diputación de Bizkaia contra Jabyer Fernández

El TSJPV desestima la petición de indemnización presentada por el máximo responsable de Habidite

04.07.2020 | 00:19
Jabyer Fernández, promotor de Habidite, en el juzgado.

BILBAO – El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha dado la razón a la Diputación vizcaina y ha desestimado el recurso contencioso-administrativo interpuesto por Habidite Technologies País Vasco S.A., –empresa controlada por Jabyer Fernández–, contra la institución foral para que le indemnizara por el incumplimiento de los convenios firmados en 2006 para un proyecto de construcción de una fábrica de viviendas modulares en Alonsotegi, que no se llegó a materializar.

El ente foral no ocultó su satisfacción por la decisión judicial que confirma la decisión que adoptó en su día de no proceder al pago de una indemnización económica como quería Jabyer Fernández. Contra esta sentencia cabe recurso de casación ante la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo español y/o ante la Sala de lo Contencioso-administrativo vasca.

Esta resolución del alto tribunal vasco confirma que las decisiones y acciones realizadas por la Diputación de Bizkaia en este expediente "han sido conformes a derecho" y que no hay lugar a reclamación de "responsabilidad alguna" en este caso, según fuentes forales.

En el recurso de Habidite se impugnaba el acuerdo de 13 de marzo de 2018 de la Diputación foral de Bizkaia, por el que se desestimaba el requerimiento de cumplimiento de los convenios suscritos entre las partes en diciembre de 2016, así como de las indemnizaciones solicitadas.

Habidite reclamaba una indemnización de 30,8 millones de euros por el incumplimiento de los convenios firmados con la Diputación de Bizkaia en 2006 para un proyecto de construcción de una fábrica de viviendas modulares en Alonsotegi, que no se llegó a materializar.

En concreto, la empresa solicitaba 8,1 millones por los gastos en inversión que efectuó Habidite en el marco de ese proyecto, 6 millones correspondientes a la pérdida de una subvención del Gobierno vasco, 10,5 millones por la cantidad que se estima que podría haber recibido en ayudas compatibles con la normativa de la UE si se hubiera seguido el trámite "adecuado", 3,3 millones, de lucro cesante y 2,9, por daño moral y menoscabo a la empresa.

La sentencia rechaza la reclamación de Jabyer Fernández y establece que la actuación foral se ajusta a lo resuelto en su día por la Comisión y los Tribunales europeos respecto al caso Habidite.

Como se recordará el impulsor de Habidite, Jabyer Fernández, era el máximo responsable del Grupo Afer. Este conglomerado entró en declive con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2007 y se vio obligado a vender un solar donde iba a acometer otro negocio: el mayor proyecto urbanístico de Euskadi, construir 2.000 pisos en Barakaldo. El IVA de 43 millones de euros de esa operación no se abonó a Hacienda y como resultado de las irregularidades de esa gestión, la Audiencia de Bizkaia le condenó en 2014 a tres años de prisión por insolvencia punible que ha cumplido en la cárcel de Zaragoza.

noticias de deia