Los funcionarios vascos con dependientes seguirán en casa

Los empleados públicos a cargo de mayores o menores de 14 años podrán trabajar desde su domicilio

20.06.2020 | 00:30
El teletrabajo se ha generalizado durante el confinamiento

GASTEIZ Los empleados públicos del Gobierno vasco podrán continuar teletrabajando tras el levantamiento ayer del estado de alarma y hasta el 7 de septiembre si tienen mayores dependientes o menores de 14 años a su cargo y si pertenecen a grupos "especialmente sensibles" al covid-19.

La medida fue acordada en la Mesa Sectorial de la Administración General de Euskadi entre el Ejecutivo y los sindicatos CC.OO. y UGT, mientras que ELA, siguiendo su patrón de confrontación, no firmó el pacto y LAB ni siquiera acudió a la cita.

El acuerdo permite que los grupos de trabajadores que estaban exentos de volver a su puesto de manera presencial puedan seguir trabajando desde casa durante el verano "para así conciliar la vida laboral y familiar", informó el Ejecutivo en una nota. En concreto, podrán seguir teletrabajando durante el verano los empleados públicos que tengan a su cargo menores de 14 años o mayores dependientes, así como aquellos "especialmente sensibles" al coronavirus, aunque el nivel de riesgo podrá ser revisado por el servicio de prevención de riesgos laborales.

Por su parte, el personal acogido al Programa de Teletrabajo seguirá en esa situación hasta la entrada en vigor de la nueva convocatoria, cuyo plazo de solicitud terminó el 3 de junio y ahora se están analizando las peticiones. Además, el Gobierno vasco mantendrá un horario flexible general de entrada desde las 7.30 horas.

DESMARQUE DE ELA Y LAB


Los empleados autonómicos volvieron a trabajar presencialmente de forma progresiva el pasado 11 de mayo y en la actualidad el 80 % está ya en sus puestos de trabajo con distintas medidas preventivas como el mantenimiento de la distancia de seguridad.

Tras la Mesa, el viceconsejero de Función Pública, Andrés Zearreta, valoró la "voluntad negociadora" de CC.OO. y UGT y consideró que "en esta situación no se puede entender la actitud de algunas centrales sindicales" tanto ELA por su "nulo interés actitud en alcanzar un acuerdo" como LAB por no asistir. Ambos sindicatos han renunciado incluso a participar en la mesa para la reconstrucción tras el covid.

ELA criticó en una que el Gobierno vasco haya convocado la mesa "en el último momento" –el plazo para llegar a un acuerdo concluía el 30 de junio– y con un afán "propagandístico" y que haya presentado una propuesta "de mínimos" que ha firmado con la "la minoría sindical, vulnerando las normas democráticas más elementales".

"Esta propuesta no responde a las necesidades de todo el personal de la Administración General y además deja fuera a miles y miles de trabajadores", lamentó ELA, que pidió que el Ejecutivo extienda estas medidas de prevención y conciliación a todos los trabajadores públicos de Euskadi.

Por su parte, LAB justificó su ausencia en que se enteraron de la misma ayer por los medios de comunicación y que la documentación no les llegó hasta la tarde. "No es serio que nos traten de ese modo", lamentó el sindicato.

"Eso no es negociación y por lo tanto participar en una mesa informativa que simula una negociación nos convertiría en parte de la campaña electoral del PNV", añadió.