Las empresas vizcainas esperan una mejoría de pedidos en junio

Cebek constata "un ligero crecimiento" de la actividad después de dos meses "muy malos"

06.06.2020 | 00:16
El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, saluda a Raúl Arza en la asamblea de 2019. Foto: Oskar M. Bernal

bilbao – El presidente de la patronal vizcaina, Iñaki Garcinuño, explicó ayer que la situación de las empresas sigue siendo "bastante penosa" en relación a la entrada de pedidos, pero confía en que en junio pueda llegar "una mejoría". En esta coyuntura, el responsable de Cebek apuesta por prolongar los ERTE bonificados de fuerza mayor y financiar también los expedientes de causa objetiva.

Garcinuño aseguró ayer en Radio Euskadi que mayo y abril han sido "meses muy malos" para las empresas a causa del covid-19, y en junio se constata "un ligero crecimiento, pero muy pequeño". "Sería muy importante que, para antes del verano, tuviéramos un crecimiento más claro. Es importante que no lleguemos planos a septiembre y podamos notar incrementos progresivos en todos los sectores", afirmó el empresario vizcaino.

A su juicio, el consumo personal va a remontar "relativamente pronto" y eso puede "dar un cierto colchón y balón de oxígeno" para determinados sectores, pero la empresa, salvo las que tiene contratos fijos que les obliga a servir una determinada cantidad de productos, "todavía no está notando mejoría". "Creo que en el mes de junio puede llegar", sostuvo el presidente de la patronal en tono optimista.

Por otra parte, Garcinuño se mostró satisfecho con las medidas adoptadas por las administraciones para hacer frente a la crisis derivada del Covid-19 y, en concreto, puso en valor la iniciativa de las diputaciones de la CAV en materia fiscal como pueden ser los aplazamientos de pago que suponen una "inyección importante de liquidez" o las ayudas de apoyo a las empresas. Garcinuño destacó además que, por su parte, el Gobierno vasco está facilitando financiación a través de Elkargi que, junto a los fondos ICO, está aportando "una gran liquidez" tanto a autónomos como a empresas.

En el caso del Gobierno español, Garcinuño recordó el "importante costo" que supone para la Seguridad Social la financiación de los ERTE por fuerza mayor. A su juicio, es una medida que "está funcionando bien".

En ese sentido, se mostró favorable a financiar también, de alguna manera, los ERTE de causa objetiva o de causa económica, en los que la empresa, en la actualidad, no se ve exonerada del pago de la cotización a la Seguridad Social. "Esa segunda medida es la que, hasta el momento, no está funcionando", lamentó.

"Es importante que no lleguemos planos a septiembre y veamos ya incrementos en todos los sectores"

"Las medidas de las administraciones están aportando una gran liquidez a las empresas"

iñaki Garcinuño

Presidente de Cebek

noticias de deia