ELA y LAB se descuelgan también del diálogo para la reactivación económica

Aseguran que el foro de crisis del covid-19 "no sirve para nada" y que busca una imagen de "unidad que no existe"

26.05.2020 | 08:15
Borja Belandia y Beatriz Artolazabal, ayer, en la oficina de Lanbide de Salburua, Gasteiz, provista de las nuevas medidas de seguridad.

BILBAO – ELA y LAB anunciaron ayer su negativa a seguir participando en la Mesa Económico-Social, Covid 19, el foro en el que los agentes sociales y económicos vascos reciben información de primera mano sobre las medidas que están tomando las administraciones para amortiguar el impacto de la pandemia y preparar las bases para la reactivación económica. El próximo encuentro del foro está convocado para mañana miércoles y ya no contará con la presencia de dos importantes piezas, las centrales que suman más del 50% de la representación sindical de Euskadi.

El motivo del portazo sigue el patrón que ha llevado a los dos sindicatos abertzales a abandonar el diálogo social vasco. Acusan al Gobierno vasco de "buscar la foto" con fines "propagandísticos" y consideran que las reuniones "no sirven para nada".

El resto de participantes en el foro, Gobierno vasco, diputaciones, empresarios, cámaras de comercio y los otros sindicatos no quisieron ayer entrar a valorar la decisión "particular" de ELA y LAB, que en cualquier caso "no es ninguna sorpresa" porque abandonar los espacios de encuentro es su "maniobra habitual".

Los agentes coinciden en que la mesa del coronavirus no va a encontrar una fórmula infalible contra los efectos económicos del coronavirus –básicamente porque no existe tal remedio–, pero consideran que es un banco de ideas en el que los agentes comparten opiniones y estrategias para la recuperación del tejido productivo los próximos meses.

La decisión de las dos centrales que conforman la mayoría sindical vasca se produce además en un momento político clave: en la antesala de la campaña de las elecciones vascas del próximo 12 de julio. Y rompe definitivamente todos los puentes con el Ejecutivo poco después del encontronazo que generó la convocatoria de huelga general del 30 de enero, un gesto que ya fue interpretado en términos políticos en el arranque de un año electoral.

Más allá de las lecturas que se puedan hacer en torno a su decisión, lo que sí dejaron claro ayer tanto ELA como LAB es que no tienen ningún interés en retratarse junto al lehendakari, aunque sea en reuniones a través de canales telemáticos. La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, en una rueda de prensa, aseguró que la mesa del covid-19 "no sirve para nada y las propuestas sindicales se tiran a la basura".

Poco después, casi solapándose, la dirección de ELA, a través de un comunicado, incidió en esa idea. Después de tres reuniones, el sindicato que lidera Mitxel Lakuntza acusó al Ejecutivo de "no escuchar ni tomar en cuenta las aportaciones de los sindicatos".

"La mesa presidida por Urkullu es un foro exclusivamente informativo, sin contenido real, donde las aportaciones no tienen continuidad ni interés alguno para el Gobierno vasco: tiene como único fin un uso propagandístico para trasladar una imagen de consenso y acuerdo que no existe en la realidad", subrayó ELA. Para LAB, "no hay voluntad de responder a los problemas de los trabajadores y el Gobierno vasco y el PNV solo la utilizan para escenificar y hacerse fotos".

CC.OO. apela al diálogo social En declaraciones a DEIA, la secretaria de Acción Sindical de Comisiones Obreras Euskadi, Garbiñe Espejo, destacó que la Mesa Económico-Social del Covid-19 está concebida como un foro "informativo" y sin capacidad de decisión. "Se ha sabido desde el primer día que era un espacio de concertación, que digan ahora que solo es una mesa de información no es algo nuevo", subrayó.

Siguiendo con ese análisis, Espejo recordó que el "único espacio que existe para poder incidir en las políticas públicas que ahora más que nunca necesita el país es la mesa de diálogo social. Las políticas fijadas a principios de enero ya no sirven en la situación actual, hay que adaptarlas, y en ello estamos trabajando".

Ausente también de este foro, ELA incidió ayer en la necesidad de abordar de forma "urgente" una reforma fiscal con la que hacer frente a la emergencia social y la protección del empleo. Asimismo mostró su disposición a lograr acuerdos que mejoren la cobertura de las personas desempleadas y que ayuden a mantener el empleo y minimizar el efecto de los ERTE. Aspectos estos dos últimos en los que se avanza en la mesa de diálogo social.

Además, la central abertzale incidió en uno de sus principales caballos de batalla durante la crisis sanitaria, la reapertura de las empresas y el regreso a los centros de trabajo de los ciudadanos –y en particular el regreso de los funcionarios–, cuestiones que evidencia que la estrategia "el autoritarismo y el mando único" del Ejecutivo vasco.

"Tiene un uso propagandístico para trasladar una imagen de consenso que no existe"

ELA

Comunicado

"La mesa del covid-19 no sirve para nada y las propuestas sindicales se tiran a la basura"

garbiñe aranburu

Secretaria general de LAB