Según un informe del BBVA

El PIB vasco caerá un 7,3 % en 2020 y repuntará un 5,8 en 2021

La economía vasca sufrirá un retroceso interanual del 7,3 % este año pero repuntará un 5,8 % en 2021

08.05.2020 | 14:27
Un trabajador en una obra en la zona de San Mamés

De esta forma lo indica el "Observatorio Regional España" publicado este viernes por el BBVA Research y correspondiente al segundo trimestre del año.

El impacto del COVID-19 será más intenso en las economías de las islas Baleares y Canarias, así cohttps://www.deia.eus/tags/coronavirus-en-euskadi.htmlmo en Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña, ya que se verán afectadas por un retorno más lento a la actividad, por la dependencia del turismo y por las restricciones del consumo social.

El informe resalta que el impacto de la crisis es sustancial pero difiere en los distintos territorios, toda vez que dependerá de la duración de las restricciones, de los sectores más vinculados a cada territorio y de las políticas públicas que se lleven a cabo.

A medida que se levanten las restricciones a los movimientos y se reanude la producción industrial, las comunidades del centro y del norte pueden empezar a recuperarse a finales de año, incide el estudio, que señala como CCAA más favorecidas por realizar actividades esenciales: Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja y Madrid.

Estas autonomías tendrían una menor contracción de su PIB, al igual que Euskadi, Navarra, Aragón y Galicia, que se ven beneficiadas por un retorno más rápido a la normalidad del sector industrial.

País Vasco, Navarra y Cantabria -señala el informe- son las autonomías que más recursos destinan, de momento, a salir de la crisis, lo que favorecerá a una recuperación mejor.

En sentido contrario, tendrán una mayor contracción de la actividad, Baleares y Canarias, con unos descensos de su economía del 17 % y del 13 %, respectivamente.

Las restricciones a la capacidad utilizada, que afectan especialmente al consumo social, impactan también en Andalucía, Murcia, la Comunidad Valenciana y Cataluña, cuyos PIB bajarán en el entorno del 8,3 % y el 8 %.

Aunque la incidencia de la enfermedad es mayor en el centro peninsular, los impactos en la actividad parecen superiores allá donde una mayor movilidad es inherente a la actividad (territorios de alta densidad urbana y zonas turísticas y en particular, las insulares).

El BBVA Research resalta, además, que las actividades esenciales puede estar sosteniendo a la producción y al empleo en algunas comunidades autónomas como en Extremadura, Murcia, La Rioja, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

El estudio espera que las medidas implementadas hagan que la destrucción de empleo sea menos intensa que en el pasado, y destaca que la mayor utilización de contratos temporales hará que los incrementos de la tasa de paro sean mayores en las CCAA del sur y las insulares.

La recuperación de las actividades industriales será rápida, una vez que se levanten las restricciones y se recupere el flujo de productos en las cadenas de valor, mientras que en el consumo el impacto está siendo más intenso y se alargará más en el tiempo.