El director de Lanbide dice que la "situación es ya grave en el mercado laboral"

El paro ha experimentado en Euskadi un repunte del 8,13 %

05.05.2020 | 11:07
Borja Belandia.

El efecto de la pandemia de COVID-19 en el mercado laboral vasco se traduce en un incremento de 21.404 desempleados en las últimas seis semanas, según ha señalado el director general de Lanbide, Borja Belandia, quien ha advertido de que "los datos evidencian que la situación es ya grave".

Belandia ha ofrecido una rueda de prensa para analizar las cifras de desempleo del mes de abril, cuando el paro ha experimentado en Euskadi un repunte del 8,13 % como consecuencia de la drástica reducción de la actividad económica por la pandemia.

De esta manera, abril deja en Euskadi un total de 10.430 nuevas personas desempleadas, de las que "más de la mitad, 5.555 tienen como mucho, estudios básicos", según los datos aportados por Lanbide, que cerraba el mes con 138.643 parados.

Belandia ha señalado que la situación derivada de la COVID-19 ha sacudido de una "manera brutal la economía vasca y la economía de los vascos".

"Estamos todavía inmersos en una situación de incertidumbre y es muy difícil calcular el impacto real que la pandemia está teniendo o va a tener en el mercado laboral. No podemos calibrar el alcance que tendrá, pero los datos evidencian que la situación es ya grave". "Toca remangarse, y lo estamos haciendo" ha señalado Belandia.

En cuanto al mes de abril, las actividades relacionadas con la hostelería y el comercio han sido, de nuevo, las más afectadas, entre ellas los servicios de comidas y bebidas -924 desempleados más- y el comercio al por menor -823 más-, si bien, en términos porcentuales destaca el incremento experimentado en la industria, donde el paro ha crecido un 8,91 %, aunque le siguen muy de cerca servicios (+8,82 %) y construcción (+7,76 %).

Durante el último mes, el desempleo ha aumentado en los tres territorios históricos, aunque, en términos relativos, donde más lo ha hecho ha sido en Araba, con un alza del 9,12 % -1.955 parados más-; seguida muy de cerca por Gipuzkoa con un 9,04 % -3.082 más- y a mayor distancia de Bizkaia que, con un repunte del 7,42 %, suma 5.393 desempleados más que en marzo.

En el último mes, el paro ha crecido más entre las personas por debajo de los 34 años, especialmente en el tramo de edad 25-34 años, con un aumento del 13,01 %.

Además, destaca que 5.555 de los 10.430 nuevos parados, más de la mitad, tienen, como mucho, estudios de enseñanza obligatoria. "Este es un colectivo con el que tendremos que trabajar mucho para mejorar su empleabilidad", ha indicado al respecto Belandia.

Ha recordado que las dos encuestas de referencia en el ámbito laboral publicadas recientemente -la Encuesta de Población Activa del INE y la Encuesta de Población en Relación a la Actividad del Eustat"- evidenciaban que el "mercado laboral vasco seguía mejorando sus cifras hasta la segunda quincena de marzo" con una tasa de paro inferior al 10 %. "Tenemos que recuperar esa senda cuanto antes", ha recalcado.

En cuento a las contrataciones, éstas han sufrido un "gran desplome" como consecuencia de la pandemia ya que en el mes de abril el número de contratos firmados en Euskadi ha sido de 26.594, lo que supone un descenso del 65 % respecto a los 49.988 de abril de 2019.

El acumulado del total de contratos durante este año asciende a 235.249, un 22,47 % inferior al registrado en el mismo período del año pasado.

En cuanto a la afiliación, abril se cierra con 18.418 personas afiliadas menos en Euskadi al situarse el número total de afiliados en 948.970.