2.781 turismos matriculados

La venta de coches nuevos cae un 0,6% en Euskadi pese al Plan Renove

02.03.2020 | 18:28
Varios concesionarios de vehículos en Enekuri en Bilbao

El EVE ha recibido 357 peticiones de ayuda por la compra de vehículos nuevos altamente eficientes, de las cuales 140 ya se han concedido

El nuevo Plan Renove del Gobierno vasco para sustituir vehículos contaminantes, dotado con 5 millones de euros, no ha impedido la caída en febrero en un 0,6% de las ventas de automóviles nuevos en Euskadi. En concreto, en el segundo mes del año se matricularon 2.781 turismos y todo terrenos, lo que supone 18 unidades menos que en el mismo mes del pasado año.

En lo que va de año, se han matriculado 5.375 unidades, lo que representa una bajada del 7,2% en relación al primer bimestre del pasado ejercicio, según los datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

Por territorios, Araba anotó en febrero 468 matriculaciones, un 4% más que en el mismo mes de 2019. En el caso de Bizkaia, se matricularon 1.385 automóviles el pasado mes (-2,6%) y en Gipuzkoa, con 928 unidades vendidas, la ventas crecieron un 0,11%.

AYUDAS

Según han informado fuentes del Ente Vasco de la Energía (EVE), desde que entrara en vigor el Plan Renove el pasado 30 de enero, se han recibido 357 peticiones de ayuda por la compra de vehículos nuevos altamente eficientes, de las cuales 140 ya se han resuelto y han recibido la correspondiente ayuda económica.

Este plan está dirigido a la sustitución efectiva de vehículos antiguos de baja eficiencia, que deberán ser achatarrados, por otros nuevos de mayor calificación energética (A), en el caso de turismos de gasolina o gasóleo, así como aquellas furgonetas de gasolina o gasóleo con bajos niveles de emisiones GEI.

Además, promueve la adquisición de vehículos eléctricos puros, híbridos, a gas natural, hidrógeno y GLP. En esta ocasión se ha bajado la cuantía máxima destinada por compra de un vehículo de combustión de 2.000 euros a 1.000 euros, con el objetivo de duplicar la cifra tanto de beneficiarios como de vehículos contaminantes que, al achatarrarse, serán retirados de la circulación a lo largo del año.