Deja el movimiento

Pensionistas de Barakaldo critican el control de Bildu

La plataforma de Ezkerraldea se suma a Santurtzi y deja el movimiento

18.02.2020 | 06:16
Un pensionista se manifiesta ayer en Bilbao.

BILBAO - La grieta entre los pensionistas vascos aumenta día a día y la Plataforma de Barakaldo anunció ayer que no participará en las reuniones del colectivo por el "control agobiante" que está haciendo EH Bildu de ellas.Siguiendo los pasos de otras asociaciones, la última que se descabalgó fue la de Santurtzi la semana pasada, los jubilados barakaldarras se mostraron ayer muy críticos con al instrumentalización del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia (MPB) por parte de la izquierda abertzale.

"Se ha instalado un pensamiento único que responde a intereses partidistas. Es lo que ocurrió con la huelga del 30 de enero, en vísperas de la convocatoria de elecciones al Parlamento Vasco", afirmó el colectivo de pensionistas de Barakaldo en un comunicado.

La huelga del mes pasado ha sido precisamente el detonante del cisma, que ya había registrado las primeras bajas a finales del año pasado y que ha perdido en una semana dos de sus organizaciones más numerosas. La Plataforma de Jubilados y Pensionistas de Santurtzi anunció el lunes de la semana pasada que no volverá a acudir a las reuniones del Movimiento hasta que el grupo que ha tomado el control "rectifique" y se recupere "la unidad, la pluralidad" y la "autonomía" de las plataformas locales. Según denunciaron, las últimas votaciones "no reflejan la realidad del movimiento".

Por ello, tras pedir que nadie se atribuya "la representación de las y los pensionistas de Santurtzi, la plataforma de esta localidad de Ezkerraldea acordó no volver a acudir a las reuniones que se celebran en el edificio de la Bolsa en la capital vizcaina y centrarse en participar en las movilizaciones de su zona y "en cualquier otra que respete la pluralidad" y "decida todo por consenso".

"También acudiremos a las manifestaciones de Bilbao si están respaldas por las asociaciones que integran el movimiento de pensionistas y no aparecen símbolos radicales ni partidistas", subrayaron.

En la misma línea, la Plataforma de Pensionistas de Barakaldo anunció ayer que pese a ser parte del MPB "desde que se formó" dejará de participar en sus convocatorias hasta "que vuelva a funcionar como en sus orígenes", es decir buscando el máximo consenso.

En su opinión, la huelga del mes pasado y la necesidad de que fuera convocada por sindicatos "abrió la puerta a la entrada de siglas en el movimiento" y ha supuesto una ruptura definitiva de la unidad, explicaron desde el colectivo en declaraciones a DEIA.

"No se respeta la autonomía de las asociaciones y de las plataformas de los pueblos. Todas las comisiones de trabajo están supervisadas por la misma asociación -Pentsionistak Martxan, ligada a EH Bildu- y se imponen decisiones con mayorías que carecen de representatividad y legitimidad", afirmaron .

En este sentido, recordaron que la mayor asociación vasca de jubilados, Nagusia, ya decidió hace unos meses dejar de acudir a las concentraciones que se celebran cada lunes en Bilbao y que, desde entonces, la afluencia de pensionistas a esa movilización se ha reducido a la mitad. La huelga y el momento escogido para celebrarla ha terminado detonando la escasa unidad que quedaba después de que empezaran a resquebrajarse el movimiento.

Con todo, la Plataforma de Pensionistas de Barakaldo mostró su disposición a acudir a manifestaciones con otras asociaciones "siempre que sean unitarias, se respete la pluralidad y no haya ninguna intromisión sindical ni partidista".

noticias de deia