Modelo 4x3

La semana de cuatro días llega a Euskadi

Una pequeña empresa vizcaina implanta este sistema de trabajo, que se abre camino en el sector digital

09.02.2020 | 06:22
Patricia Draghici, CEO de Startup Campus, con Argiñe Lizarraga e Iker Sanzo.

portugalete - Trabajar cuatro días y tener un minipuente de viernes a domingo todas las semanas. Suena a utopía, pero puede ser el futuro. De hecho, ya es el presente para un puñado de empresas en Europa, una de ellas aquí mismo, en Euskadi. El modelo 4x3, que ya han probado con éxito un buen número de empresas en Finlandia, se va abriendo camino en otros países, sobre todo en el sector digital. Si a comienzos de enero una empresa de Jaén se declaraba la primera del Estado español en aplicar la semana laboral de cuatro días, poco más tarde se le ha sumado una pequeña firma vizcaina impulsada por jóvenes que se dedican al apoyo y desarrollo de otras startups.

Ellos importaron la idea precisamente de Finlandia, donde viajaron hace un par de años y comprobaron que se trata de un modelo perfectamente viable, explica la CEO de Startup Campus, Patricia Draghici. Ya entonces había algunas empresas finlandesas con una semana laboral de lunes a jueves, un sistema que poco a poco se ha ido extendiendo en el país nórdico, en especial entre las plantillas que tienen su actividad principal en internet.

Desde el propio ejecutivo finlandés se ha coqueteado con la opción de instaurar este sistema de trabajo en todo el país, aunque a día de hoy está descartada. La semana de cuatro días ha empezado a sonar a posibilidad real después de la llegada a la jefatura del Gobierno finés de Sanna Marin, de solo 34 años y quien hace unos meses se declaraba partidaria del 4x3. Desde su equipo de gobierno han dejado claro este pasado mes de enero que de momento la mayor parte de los finlandeses seguirán trabajando también los viernes.

En cuanto al resto del mundo, se han hecho conocidos varios casos de empresas digitales, como Microsoft Japón, que han implantado el sistema a prueba con resultados satisfactorios: aumenta la productividad, se reducen las bajas laborales y se ahorra en luz, papel y otros costes. A nivel macro hay expertos que aseguran que la medida serviría para engrasar la economía, puesto que al convertir los viernes en domingos aumentaría el consumo.

La fórmula también tiene detractores, sobre todo desde el ámbito empresarial, argumentando el posible aumento del coste en contratación para poder dar salida a toda la carga de trabajo. A priori hay sectores en los que este calendario es prácticamente inasumible, sobre todo en la rama industrial y en servicios que dependen de los picos de actividad en festivos, como hostelería o turismo.

En España, la primera en anunciar que incorpora la semana de cuatro días ha sido Software DelSol, una empresa informática de Jaén de cerca de 200 empleados. Una parte de ellos solo trabajan desde el pasado 1 de enero de lunes a jueves, mientras que otro grupo lo hace en bloques de cuatro días consecutivos de forma rotatoria. El estilo Google, la empresa andaluza ha incorporado otras mejoras para hacer más llevadero el día a día de sus trabajadores como piscina, gimnasio y zonas de ocio. Sus propietarios entienden que mejorando la conciliación aumentará la felicidad de sus trabajadores y, con ello, la productividad.

A un nivel más modesto esa es la filosofía de Startup Campus, pionera en traer a Euskadi la semana laboral de cuatro días. El tiempo dirá si el 4x3 va más allá de una idea utópica y de una medida atractiva en programas electorales para consolidarse finalmente como una apuesta real y factible de los gobiernos europeos.

Noticias relacionadas