Presidente de Eroski y consejero de AECOC

Agustin Markaide: “La tienda física no desaparecerá, al menos en alimentación, pese al auge de la venta digital”

El máximo responsable de Eroski, Agustin Markaide, considera que el futuro en la alimentación pasa por el auge de los productos locales y más saludables, y la distribución multicanal

09.02.2020 | 20:29
Agustin Markaide.

Considera que el futuro en la alimentación pasa por el auge de los productos locales y más saludables

DONOSTIA. Esta semana se ha celebrado en el País Vasco, concretamente en Bilbao, el 34º Congreso de la asociación AECOC, el gran referente en el Estado español para las empresas del sector del gran consumo. Entre los conferenciantes ha estado el consejero de AECOC y presidente de Eroski, Agustin Markaide. Desde su amplia experiencia en el sector comercial, en especial en el alimentario accedió a la presidencia del grupo cooperativo vasco en febrero de 2011, el presidente de Eroski analiza los cambios y retos de un sector en el que la competencia del comercio electrónico, la búsqueda de productos más saludables, y el auge de las marcas de distribuidor ha propiciado cambios sustanciales.

¿El comercio físico tradicional de tiendas puede resistir al auge de los Amazon y Ali Baba de turno?

- La llegada de las nuevas tecnologías , obviamente, se está dejando sentir en la sociedad, las empresas, los consumidores, las tiendas... Pero sinceramente creo que estamos lejos de la desaparición de las tiendas físicas, al menos en lo que se refiere a la alimentación. Hay razones para pensar que es difícil que se creen empresas rentables prescindiendo de las tiendas de alimentación; la proporción costo-beneficio es mucho más complicada que en otros sectores. Además, el uso de personal con condiciones laborales muy precarias, que es propio de las nuevas formas de venta, no creo que vaya a ser aceptada por la sociedad. Yo, al menos, confío en una relación estrecha e inteligente entre la tecnología y la compra y el consumo. Por ello considero que tendremos unas tiendas muy atractivas, sobre todo en las secciones de productos frescos y con una gran relación personal y humana. Si bien es cierto que las tiendas del futuro probablemente serán muy diferentes a las de hoy, integradas en el ecosistema omnicanal que se irá creando en todos los ámbitos de la distribución, con la experiencia positiva de compra, la inmediatez y el precio del servicio como puntos fuertes.

¿Cómo se puede hacer frente a la competencia de Internet?

- Partiendo del hecho de que la aportación de las nuevas tecnologías al negocio es ya una realidad. Hay que aprovechar las mismas pues nos permite conocer mejor al consumidor y con ello mejorar su experiencia de compra. Una forma de afrontar esta competencia para las marcas es conseguir crear una conexión emocional con el consumidor. Eso sí, no se puede obviar que las nuevas tecnologías están revolucionando la manera en que los consumidores se enfrentan a las decisiones de consumo. En este sentido, la ultrapersonalización de las propuestas y servicios a través de la digitalización va a ser la base para mantener la fidelidad del consumidor, a través de experiencias únicas que conecten con sus emociones. De hecho, en Eroski ya trabajamos en esa dirección. Y el consumidor parece reconocer nuestro esfuerzo en este sentido, una prueba de ello es que esta misma semana nuestra tienda en Internet ha sido reconocida como el mejor supermercado online de España por tercer año consecutivo. Es una distinción otorgada por los consumidores a través de su votación online. Creemos que esto es un reconocimiento y validación de nuestro viaje hacia una propuesta multicanal que persigue conseguir una experiencia positiva global.

¿Es necesario que la normativa fiscal, garantías, etc que tiene que cumplir el comercio tradicional sea similar para el comercio electrónico?

- Es muy importante para un país que las empresas que actúan en los sectores que canalizan flujos importantes de la economía, sean reconocibles y respondan localmente de sus actuaciones. La virtualización de esos sectores no debe llegar tan lejos que impida o dificulte la posibilidad de pedir responsabilidades, incluidas las laborales, fiscales y ante los usuarios y consumidores.

¿Están cambiando las tendencias de compra, de ir a los grandes centros comerciales en las afueras, a acudir a los super en las ciudades?

- Algo de esto sí hay. Los distribuidores nos enfrentamos a nuevos retos y tendencias que plantea el consumidor actual: las ventas multicanal, la compra de conveniencia, las necesidades de los seniors, la atención a la salud, las compras experienciales o el crecimiento del mercado "verde" y de "lo local". Por formatos, y con algunas salvedades, el hipermercado sigue teniendo un comportamiento más débil y los supermercados, más fuerte.

¿Hoy en día se busca una alimentación más sana?

- Sí. El consumidor busca una alimentación saludable y sostenible, muy basada en los alimentos frescos. La diversidad juega aquí un papel crucial, porque comer variado es comer más sano. La salud es una tendencia a la que el consumidor otorga cada vez mayor relevancia. Como ejemplo tenemos el crecimiento en ventas de los alimentos BIO, que ya están en 6 de cada 10 hogares. También la conveniencia, referida tanto al formato de tienda como a los productos elegidos.

¿El consumidor está dispuesto a pagar más por productos más saludables o ecológicos?

- Hoy en día el consumidor busca el ahorro pero sin renunciar a una alimentación saludable y sostenible, muy basada en los alimentos frescos. En cuanto a los ecológicos, la compra de este tipo de productos es una tendencia clara de crecimiento a futuro. Pese a que los precios son más caros, en la última década los ecológicos han tenido un crecimiento mayor del que se esperaba. En la medida en que se incremente la demanda y con ello la producción de los mismos, supondrán un esfuerzo menor para el consumidor y se popularizará aún más su consumo. Nosotros estamos invirtiendo anualmente entre 2 y 3 puntos porcentuales en la bajada de los precios de productos ecológicos.

¿En alimentación, en producto fresco, el comercio por Internet compite con los supermercados ?

- Actualmente, en alimentación, y más en concreto en productos frescos, el consumidor prefiere acudir al supermercado antes que recurrir a la venta online. Esta realidad no quita que, por ejemplo, en Eroski tengamos una alta penetración en las ventas de frescos por Internet, situándonos por encima de la media del sector en la venta de frescos online, ya que más del 80% de los pedidos que recibimos a través de Internet incluyen también algún producto fresco (carne, pescado, fruta ). Para ello es decisivo conseguir la confianza del cliente y en Eroski lo hacemos garantizando la calidad del producto, por supuesto, pero también dándole la posibilidad de personalizar la compra. No obstante, reitero que no creo que en los próximos años las ventas online vayan a desplazar a las ventas en tienda.

¿Qué ofrecen ustedes al consumidor para que siga comprando en los supermercados?

- Estamos transformando nuestra red de tiendas al ya modelo comercial "contigo". Desde nuestro punto de vista se trata de un modelo altamente competitivo que cuenta con muy buena valoración entre los consumidores. Sus ejes se centran en un trato más personalizado al cliente, una fuerte apuesta por los productos locales y frescos de temporada, la promoción de la alimentación saludable y nuevas formas para ahorrar en la compra diaria.

¿Tienen datos del resultado de su nuevo modelo más cercano al consumidor?

- Sí. En las zonas donde contamos con una red ampliamente transformada a este modelo, como por ejemplo el País Vasco, nuestras ventas han crecido casi un 2%.

¿El producto local kilómetro 0 tiene margen de crecimiento?

- Nosotros creemos en ese tipo de productos. De hecho, en Eroski, por nuestros valores y cultura cooperativa, siempre hemos apostado por las economías locales, promocionando los productos de cada zona. En nuestras tiendas los alimentos de producción local son protagonistas y ocupan un lugar preferente porque son cada vez más apreciados por nuestros clientes. Es un compromiso que se extiende tanto a los alimentos frescos, muy ligados al nuestro sector primario (hablamos de agricultura, ganadería, pesca ) como del sector alimentario (queso de Idiazabal, txakoli, sidra, conservas, vino ). Nuestras ventas de alimentos de origen local en el País Vasco han crecido más de un 33% en los dos últimos años. Comercializamos más de 2.000 productos procedentes de más de 300 pequeños productores agroalimentarios del País Vasco. La comercialización de alimentos de producción local se ha convertido en un distintivo de nuestras tiendas.

¿Los productores vascos pueden atender la demanda creciente de productos del país?

- La verdad es que no todos los sectores tienen de momento la capacidad de dar respuesta a un potencial incremento de la demanda de productos de cercanía. Es por ello que hemos puesto en marcha proyectos con diferentes sectores productivos para garantizar, desde la colaboración, que somos capaces de atender a una demanda creciente de producto cercano, de calidad y asequible.

¿Los productos de marca blanca han tocado techo tras el final de la crisis económica?

- La tendencia se ha ralentizado, pero continúa siendo un aspecto clave en la propuesta comercial de cualquier distribuidor y un elemento básico para lograr la fidelización de los clientes. No hay que olvidar que hemos celebrado el 40º aniversario del lanzamiento de nuestra marca propia, en lo que fuimos pioneros en el sector. En nuestras tiendas, apostamos por ofrecer una amplia gama, con un mix adecuado de marca propia y marca fabricante para dar mayor libertad de elección al consumidor. La diversidad de marcas permite al consumidor hacer una cesta de la compra más sostenible. ¿Tienen razón las marcas cuando se quejan de que el citado auge de los productos del distribuidor ha reducido la innovación? La incorporación de la innovación de los fabricantes en los lineales no depende tanto de la existencia o no de las marcas de distribuidor, como de las diferentes políticas de surtido de cada una de las enseñas. En nuestro caso, las mismas asociaciones de fabricantes nos reconocen un papel activo en la incorporación de las novedades que nos presentan, como complemento al desarrollo de nuevos productos y formatos en los productos de nuestras marcas.

¿Contemplan una mayor concentración en el sector de la distribución en España?

- No es fácil pronosticar este tipo de escenarios en el sector. Es cierto que hay fuerzas que impulsan la concentración, estamos en un mercado estable con competencia creciente en el que entran nuevos operadores digitales y estas características impulsan la búsqueda de sinergias de costos y tecnológicas y también buscan músculo financiero. La concentración puede ayudar a conseguirlos. Pero, por otra parte, el éxito en la distribución también está en quien se adapta muy bien a cada mercado y esta adaptación no se ve necesariamente impulsada con una mayor dimensión alcanzada por concentraciones. Tampoco hay empresas relevantes en manos de fondos de inversión que, más temprano que tarde, saldrán al mercado. En resumen, seguirá habiendo operaciones de concentración pero no cabe pensar en que produzcan giros notables sobre la cuota de mercado en los próximos años.

¿Apuestan por los envases reciclables y sostenibles?

- Sí. Buscamos minimizar la cantidad de materiales utilizados, potenciar materiales más respetuosos con el medio ambiente y garantizar su reciclabilidad. Un 60% de las referencias ya las vendemos sin envase. Además llevamos muchos años trabajando en el ecodiseño de nuestros envases y buscando alianzas que nos permitan avanzar en esta materia. Así, somos miembros del Basque Ecodesign Center y participamos en un proyecto de innovación internacional para el desarrollo de un envase alternativo al plástico llamado Citruspack cuyas investigaciones se centran en la elaboración de una botella para zumo fabricada con bioplásticos y reforzada con fibras naturales procedentes de la piel de la fruta.

noticias de deia