complejo eólico terrestre

Iberdrola invertirá 480 millones en un megaparque en Brasil

La eléctrica vasca pondrá en servicio en 2022 su mayor complejo eólico terrestre en Latinoamérica

09.02.2020 | 16:06
Imagen de un parque eólico de Iberdrola en México. Foto: DEIA

La eléctrica vasca pondrá en servicio en 2022 su mayor complejo eólico terrestre en Latinoamérica

BILBAO - Iberdrola, a través de su filial brasileña Neoenergia, construirá su mayor complejo eólico terrestre en Latinoamérica, denominado Oitis y que estará compuesto por un total de 12 parques que sumarán una capacidad instalada conjunta de 566,6 megavatios (MW). La cifra global de inversión de la energética en este megaproyecto eólico terrestre ascenderá a unos 480 millones de euros.

Este nuevo proyecto, que será el segundo complejo eólico más grande de Iberdrola en el Mundo, se ubicará entre los estados de Piau y Bahia, al Nordeste de Brasil, y su completa puesta en marcha está prevista para mediados del año 2022. Dos de los parques -Oitis 1 y Oitis 8- ya tienen garantizada la venta del 30% de la energía limpia que generarán, tras la subasta organizada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica en junio. Las otras 10 instalaciones negociarán la venta de su producción eléctrica en el mercado.

Neoenergia cuenta en la actualidad con 516 MW de potencia eólica operativa y, contando con el complejo eólico Oitis, tiene 1.038 MW eólicos en construcción. Una vez culminados todos los proyectos, en 2022, sumará 1.600 MW eólicos en funcionamiento, triplicando la cifra actual. El grupo ya tiene garantizada la venta del 51% de la energía mediante contratos regulados, mientras que el otro 49% será colocado en el mercado libre.

La construcción de este megaproyecto supondrá la entrada de Neoenergia en un nuevo estado, el de Piauí, y contribuirá al desarrollo económico y social tanto de este estado del nordeste brasileño como del estado vecino de Bahía.

gigante terrestre Además, con esos 566,5 MW, Oitis se convertirá en el segundo mayor proyecto del grupo en eólica terrestre solo por detrás del estadounidense de Peñascal, situado en Texas (606 MW), y justo por delante del parque eólico escocés de Whitelee (539 MW). Con este nuevo proyecto, la compañía sigue reforzando su liderazgo mundial en el sector de las energías renovables, con una capacidad instalada al cierre del primer semestre de este año de alrededor de 30.400 MW.

Asimismo, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán reafirma su apuesta por Brasil, donde, a través de Neoenergia, prevé invertir unos 6.500 millones de euros durante los próximos cinco años. Este importe se destinará, fundamentalmente, a la ampliación y mejora de las redes de distribución de los estados de Bahía, Pernambuco, Rio Grande do Norte, São Paulo y Matto Grosso do Sul, al desarrollo de nuevas líneas de transporte y a la construcción de más parques eólicos. - E. P.

noticias de deia