Agrupación de Sociedades Laborales

Urkullu defiende la empresa participada por los trabajadores

El lehendakari clausura la asamblea de Asle apostando por los modelos de colaboración

09.02.2020 | 02:48
El lehendakari Urkullu clausuró la asamblea de Asle defendiendo un modelo de colaboración frente a los de confrontación.

El lehendakari clausura la asamblea de Asle apostando por los modelos de colaboración

BILBAO - "El Gobierno vasco hace suyo el compromiso con un modelo empresarial, -el de las sociedades laborales- que incentiva la doble participación de las personas en la toma de decisiones y en el accionariado de la empresas" afirmó ayer el lehendakari Iñigo Urkullu en la clausura de la asamblea anual Asle, la Agrupación de Sociedades Laborales de Euskadi, celebrada en la Torre Iberdrola de Bilbao.

El máximo responsable del Gobierno vasco abogó por impulsar y promocionar "un modelo de empresa inclusivo y participativo en Euskadi". Algo, según Urkullu fundamental, en el nuevo contexto competitivo actual que exige no solo ser atractivos en costes, sino también en calidad y conocimiento. Para el lehendakari, afianzar un modelo empresarial «más inclusivo», con la persona «en el centro» y que considere a la empresa como «un proyecto común» favorecería esa mayor pujanza.

Urkullu resaltó la buena labor de Asle que representa "un modelo de referencia" con valores propios como son "participación, compromiso, colaboración y responsabilidad", un modelo que está en la buena dirección porque el reto es avanzar en un modelo de empresa "más participativa, innovadora, creadora de empleo de calidad y rentable" por lo que el lehendakari efectuó un llamamiento a superar "fórmulas jerárquicas basadas en la confrontación".

La participación de los trabajadores tanto en la toma de decisiones en las compañías como en el accionariado de las mismas es el futuro, recordaron los dirigentes de Asle. El presidente de la agrupación de sociedades laborales (SAL), Kepa Olivares, aprovechó la ocasión para reivindicar una "fiscalidad diferente" para las compañías que siguen este modelo jurídico.

"Se necesita un tratamiento fiscal progresivo en función de la participación en el capital de las personas trabajadoras, de forma que se tenga mejor tratamiento cuando el empresario o empresaria transmite sus acciones a las personas trabajadoras que cuando lo hace a un fondo de inversión", indicó Kepa Olivares.

El máximo responsable de Asle, directivo de la compañía FMD Carbide SAL, destacó la "buena salud" de las sociedades laborales vascas a la vista de los datos del pasado ejercicio. En 2018, las empresas asociadas incrementaron su facturación media un 9,1% y el empleo de las 567 sociedades bajo esta fórmula jurídica creció un 3,2%.

Olivares resaltó el compromiso de las empresas integradas en Asle "con el país, con un modelo de empresa centrado en la persona. Con la creación de empleo, con la responsabilidad social, con la defensa de las instituciones y autogobierno o con la cultura, con la igualdad". "Hemos puesto nuestro grano de arena en el desarrollo económico y social de Euskadi", señaló.

El presidente de la agrupación de este colectivo de empresas de la denominada economía social destacó que las sociedades laborales y participadas "se distinguen por su compromiso social, su flexibilidad y su eficiencia", y trabajan con un modelo que les hace "mejores como personas" y les ayuda en su propósito de "transformar la empresa a través de la participación".

Un elemento a destacar en la asamblea de Asle es la referencia que todos los asistentes efectuaron a trabajar en pro de un modelo de colaboración, en vez de por uno de confrontación, como predica alguna organización social vasca

La huelga no es solución En este sentido, Kepa Olivares fue tajante al afirmar que hoy en día "la solución a los conflictos no es la huelga, sino el entendimiento y la corresponsabilidad", por lo que reiteró la necesidad de dar pasos hacia "proyectos colectivos", a la vez que recordó que en 40 años de sociedades laborales no han "necesitado hacer una sola huelga". "No es el camino. Caminar juntos significa compartir, confiar, significa aplicar la transparencia como forma de relacionarse entre la propiedad y el colectivo. Es hacer efectiva la participación de las personas en la empresa", indicó.

En la inauguración de la asamblea de Asle intervino la consejera de Trabajo del Gobierno vasco, María Jesús San José, que puso a las sociedades laborales como "modelo de empresa sostenible, integradora y generadora de empleo de calidad".

San José recordó que se ha iniciado un camino para desarrollar en Euskadi las sociedades participadas. "Estamos colaborando con vosotros y vamos a profundizar en los próximos meses en el impulso de la participación de los trabajadores en las empresas, mediante la participación en el capital, en los resultados o en la toma de decisiones. Sois el paradigma perfecto para el desarrollo de una iniciativa del Parlamento Vasco, que nos insta al Gobierno a elaborar un plan de actuación para la promoción de un modelo inclusivo-participativo de empresa".