distribuidora de mangueras

Coplasva anuncia su traslado al polígono industrial de Orduña

La mayor distribuidora de mangueras del Estado ocupará una superficie de 13.000 metros cuadrados

09.02.2020 | 02:10
Instalaciones del Elkartegi levantado en el polígono industrial de La Rondina, en Orduña.

Orduña - Tras más de diez años sin que ninguna empresa de gran tamaño se haya establecido en Orduña, Coplasva, especialista en todo tipo de mangueras y la compañía más importante del Estado español en su sector, ha decidido ampliar sus instalaciones y trasladarse al polígono de La Rondina, en unos terrenos de 13.000 metros cuadrados, situados enfrente de la gasolinera y del Elkartegi. Se trata, sin duda, de una primera luz en el, hasta ahora, negro horizonte económico de la ciudad vizcaina ya que arrastra una tasa de paro que supera el 7,5% de su población activa y ha perdido alrededor de mil empleos a consecuencia de una crisis que ha provocado, en los últimos años, el cierre o traslado de empresas como Traner, Solmosa o Lau.

Esa situación se puede empezar a revertir este mismo año ya que Coplasva, con 20 años de trayectoria en el sector, ha confirmado el cambio de ubicación de sus instalaciones del polígono de Saratxo, en el término municipal de Amurrio, a terrenos de Orduña, a escasos 13 kilómetros de distancia. Esta importante operación "en la que llevamos trabajando varios meses, se ha podido materializar gracias al PNV de la localidad, y más concretamente, con la ayuda de Iñaki Cuadra que nos ha conseguido la ayuda necesaria", asegura el gerente de la firma, Joseba Etxebarria.

También ha sido vital en las negociaciones y en la búsqueda del nuevo emplazamiento que requería Coplasva para ampliar sus instalaciones, las gestiones de Azpiegitura que se encarga de las labores de construcción y gestión de los Centros de Empresas-Elkartegiak de Bizkaia, entre ellos el de La Rondina de Orduña que dispone de una superficie total de 111.695 metros cuadrados..

La empresa distribuidora de mangueras va a hacer, ahora, un importante esfuerzo económico para aterrizar en tierras orduñesas ya que tiene previsto invertir 2 millones en las nuevas instalaciones. En la actualidad disponen de seis almacenes ubicados en el polígono de Saratxo con una superficie de 7.900 metros cuadrados y una importante capacidad de almacenaje.

El equipo de Coplasva consta de 37 personas, 25 pertenecen al departamento comercial y 12 al departamento de gestión. Según el máximo responsable la empresa, "nos vamos a establecer en Orduña con la voluntad de hacer unas instalaciones que multiplican por cuatro nuestra capacidad actual de almacenaje" y el rápido crecimiento que esperan obtener con el traslado "nos obligará a contratar a gente nueva que queremos que sea de Orduña y sus alrededores", avanza Joseba Etxebarria.

Gestión de EAJ-PNV Por su parte, Iñaki Cuadra, portavoz de EAJ-PNV de la ciudad y candidato a recuperar la Alcaldía, mostró ayer su satisfacción por el anuncio de traslado de Coplasva ya que "después de un tiempo buscando que esa firma se comprometiera, podemos decir que tras más de una década, el mundo empresarial se fija es nuestra ciudad". Para esta formación "es prioritario recuperar la fuerza industrial perdida y poder generar nuevas oportunidades de negocio y trabajo" y en ese sentido, Cuadra también avanzó ayer que, gracias a las gestiones jeltzales, podría ser factible "atraer a otras dos empresas más con las que ya estamos negociando".

Coplasva S.L. nació en 1996 como un nuevo proyecto de comercialización de mangueras, arrancó en un almacén de Laudio para más tarde aumentar sus instalaciones en el polígono industrial de Saratxo, en Amurrio. Varios años de esfuerzo, dedicación, seriedad y compromisos hacen que Coplasva sea actualmente la primera empresa en la comercialización de mangueras, accesorios y planchas de goma del mercado español.

Su expansión empresarial continuará ahora en el polígono industrial de La Rondina, en Orduña, una iniciativa impulsada hace tres legislaturas por el entonces gobierno municipal de EAJ-PNV que fue terminada a mediados de 2009. Sin embargo, el envite de la crisis ha hecho que su nivel de ocupación para albergar en torno a 75 empresas o negocios haya sido, en todo este tiempo, prácticamente mínimo.