PRIMERO DE MAYO

UGT y CC.OO. de Euskadi marcan el camino al Gobierno de Sánchez

Los sindicatos recuerdan que hay una mayoría para derogar las últimas reformas laborales

09.02.2020 | 01:59
UGT y CC.OO. de Euskadi se manifestaron de forma conjunta en la CAV.

Los sindicatos recuerdan que hay una mayoría para derogar las últimas reformas laborales

BILBAO - No han perdido el tiempo, los dirigentes de los sindicatos CC.OO. y UGT Euskadi en marcar el camino al Gobierno español de Pedro Sánchez tras su triunfo electoral y pedirle que ponga la agenda social en primera fila del debate, elimine las últimas reformas laborales y trabaje para terminar con las desigualdades, con la de género, en cabeza.

Loli García, secretaria general de CC.OO. de Euskadi, y Raúl Arza, máximo responsable de UGT en el País Vasco, aprovecharon su intervención en El Arenal de Bilbao al término de la manifestación conjunta desarrollada con motivo del Uno de Mayo bajo el lema, La lucha continua. Personak lehenik, más derechos, más igualdad, más cohesión, para recordarle al presidente del Ejecutivo español, el socialista Pedro Sánchez, que ahora ya "no hay excusas, hay una mayoría clara para derogar las reformas laborales, y dar prevalencia a la negociación colectiva sectorial", tal y como señaló Raul Arza

Loli García, tras recordar que es "intolerable el nivel de precariedad existente", algo que afecta especialmente a los jóvenes y a las mujeres, destacó que "nuestra reivindicaciones pasan porque la negociación colectiva sectorial recupere la centralidad de las relaciones laborales y para ello es imprescindible la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012".

Los citados dirigentes sindicales vascos reiteraron al nuevo Ejecutivo español que se forme tras el triunfo del PSOE en elecciones generales del pasado domingo que "ponga la agenda social en primer lugar".

Loli Garcia recordó que "reclamamos que en esta nueva legislatura se aborden los problemas que afectan al conjunto de la clase trabajadora, que es la mayoría de la ciudadanía".

Tanto Loli Garcia como Raul Arza resaltaron que los trabajadores vascos habían salido a las calles para demandar unas políticas que luchen contra la desigualdad y la precariedad laboral y afirmaron que "los votos en las urnas no son un cheque en blanco" y la agenda política "debe recoger el giro social que ha pedido la ciudadanía en las urnas".