flota de bajura del Cantábrico

Las cofradías acuerdan reducir las jornadas de pesca de anchoa

La flota del cantábrico ya ha capturado el 45% de la cuota a falta de dos meses de campaña

09.02.2020 | 00:57
Arrantzales, en un barco en el Puerto de Bermeo.

La flota del cantábrico ya ha capturado el 45% de la cuota a falta de dos meses de campaña

bermeo - La flota de bajura del Cantábrico ha capturado cerca de 9 millones de kilos de anchoa desde el inicio de la pesquería, el pasado mes de marzo. Esta cantidad representa el 45% de las posibilidades de pesca para el primer semestre del año, cuando todavía restan más de dos meses para la conclusión de la campaña. Representantes de las cofradías de Gipuzkoa, Bizkaia, Cantabria, Asturias y Galicia y profesionales de la flota pesquera se reunieron ayer en Santander para analizar el desarrollo de la pesquería y estudiar medidas que contribuyan a la correcta gestión de la campaña.

Así, las Organizaciones de Productores del Cantábrico remitieron una propuesta a la Secretaría General de Pesca en la que se plantea la modificación de la resolución que establece los topes de captura diarios para cada embarcación en función de su tonelaje. Así, los pescadores plantean rebajar el tope diario de 10.000 kilos para los buques de más de 120 toneladas de capacidad o 12 tripulantes dejándolo en 8.000 kilos, en tanto que para los pesqueros de menor tonelaje el máximo por jornada pasaría de 8.000 a 6.000 kilos.

Asimismo, las cofradías acordaron reducir el número de jornadas de pesca al objeto de ocasionar una disminución de la oferta que a su vez pudiera propiciar un incremento en la cotización de la anchoa. "Más del 90% de la anchoa que hemos capturado desde el inicio de la campaña corresponde a pescado joven y su cotización en lonja ha sido reducida. Y es que la mayor parte de la anchoa se ha vendido por debajo del euro", aseguran desde el sector pesquero vizcaino. Así, la próxima semana no se realizarán ventas durante el lunes y el viernes, de manera que solo se celebrarán subastas el martes, miércoles y jueves. "Esperamos que la modificación de la resolución que establece los topes diarios de capturas entre en vigor en la última semana del mes de abril. Con la reducción de los máximos diarios se producirá un decremento en el volumen de descargas". En cualquier caso, el sector de bajura del Cantábrico mantendrá la reducción de jornadas de pesca con la eliminación de las ventas del viernes para todas las especies que captura la flota de cerco.

Respecto al tamaño mínimo de la anchoa, no se plantea modificación alguna de la resolución en vigor. Así, el límite permitido se sitúa en 60 ejemplares por kilo, con el habitual porcentaje de tolerancia del 10%. En la asamblea que reunió ayer en Santander a representantes de toda la flota de cerco del Cantábrico se plantearon otras medidas como el establecimiento de zonas de veda para evitar la captura de anchoa joven. "Al final se ha desestimado la posibilidad de prohibir la actividad pesquera en determinadas zonas porque resulta muy complicado controlar el cumplimiento de esta medida", señalaron desde Santander.

Los estudios realizados por AZTI sobre la situación de la población de anchoa en el Golfo de Bizkaia confirman la buena situación del recurso. No obstante, los buques que participan en la pesquería no logran localizar cardúmenes de anchoa grande, pescado que alcanza una buena cotización en lonja.

"Resulta difícil determinar la razón por la que solo encontramos anchoa joven, pero la verdad es que durante los últimos días de faena todo el pescado capturado era de un tamaño superior a los 40 ejemplares por kilogramo. Yo creo que la anchoa más grande se mezcla con los cardúmenes de ejemplares más jóvenes" explica el patrón de un pesquero vizcaino. "En cualquier caso -añade- no perdemos la ilusión de localizar anchoa grande. En algún sitio tienen que estar los padres de todo el pescado joven que encontramos".

La flota reanudará la actividad el próximo martes y los barcos no podrán largar sus redes antes de las 10 horas.