Primer golpe sin mucha consecuencia

Hondarribia vence en el primer día de la Bandera de Zarautz, pero solo saca cuatro segundos a Santurtzi y Orio y el triunfo sigue en el aire

09.02.2020 | 12:44
Hondarribia se hizo ayer con la victoria y parte con ventaja en la lucha en pos de la Bandera de Zarautz.

Bilbao - La Bandera de Zarautz se salió del guion habitual de sus últimas ediciones. La superioridad de Orio en la Eusko Label Liga cambió los objetivos de todos los equipos y la cita zarauztarra, ya de por sí importante en el calendario, ganó muchos alicientes. Las tripulaciones pusieron su foco en este aperitivo de la Bandera de La Concha. Los puntos quedaron olvidados y la única prioridad pasó a ser el gran premio. A pesar de eso, nadie se guardó nada para la segunda jornada. En una bandera a doble jornada es casi imposible ganar el trapo el primer día, pero muy fácil perderlo con una mala actuación. Hondarribia fue el primero en golpear, pero solo fue un pequeño aviso, nada de sentencias. Hoy las previsiones amenazan con un mar movido y mucha más ola que ayer, por lo que los cuatro segundos de ventaja que Hondarribia mantiene sobre Santurtzi, ayer segundo, y Orio pueden desaparecer con una única ola.

Aguantar en la lucha fue una cuestión de resistencia. El calor y el viento sur hicieron mella en las tripulaciones. La imagen de los remeros buscando el agua desesperados nada más cruzar la meta fue algo habitual. El mar no apareció con mucha ola y desde fuera la calma pareció evidente. Pero dentro de los botes cada palada costó un mundo y además no se podía desperdiciar ni una. Fue una regata muy dura que exigió el máximo a los bogadores, tanto físicamente como técnicamente. Una pequeña ola en contra a la ida y la corriente como enemiga a la vuelta. Hondarribia sobrevivió con mucha entereza a ese escenario. Le costó romper la regata, pero en el tercer largo, en uno de los momentos más exigentes debido a la fatiga acumulada, subió una marcha y consiguió cinco segundos que fueron oro. En la txanpa final Santurtzi y Orio apretaron para recortar la ventaja, pero la Ama Guadalupekoa supo defenderse con la fortaleza que da tener la proa de la regata.

Orio, Santurtzi y, sobre todo, Hondarribia partirán como favoritos para hacerse hoy con la bandera. A la espera de su oportunidad se encuentra Zierbena. Los galipos están a ocho segundos y tampoco pueden ser descartados al cien por cien. Los entrenados por Juan Zunzunegui realizaron una de las mejores salidas desde que entró en vigor el semáforo. Pocas centésimas después de que apareciera la luz verde, Zierbena entró en acción. Esa altísima capacidad de reacción le permitió sacar a todos sus rivales un segundo en la salida. Mantuvo la proa en casi todo el primer largo y en el segundo perdió unos valiosos segundos que ya no recuperaría. Los galipos y Santurtzi entraron en una pequeña guerra por la posición, justo al límite de la calle. Eso obligó a las dos embarcaciones a cambiar de rumbo de manera drástica. Esa batalla, unida a la maniobra que tuvieron que realizar, hizo perder tiempo a los galipos y a la Sotera, lo que permitió a Orio y Hondarribia abrir un hueco considerable.

Con Santurtzi y Zierbena rezagados, Hondarribia también dejó fuera de juego a Orio. La Ama Guadalupekoa olvidó por momentos la fatiga y el calor y disfrutó sobre las aguas de Zarautz. Con una remada larga y regular, sin ninguna prisa, la tripulación hondarribitarra abrió distancias en el tercer largo. Orio intentó agarrarse y subió el ritmo para mantenerse a la estela. Pero el líder ayer no pudo dominar. No se sintió cómodo y Hondarribia no desperdició la oportunidad. En el último largo, la cuadrilla preparada por Mikel Orbañanos también supo sufrir. El esfuerzo previo se hizo evidente y sus perseguidores acabaron a más velocidad, pero Hondarribia había hecho ya los deberes y hoy saldrá con cuatro segundos de ventaja.

También lo pasó mal en la txanpa final Orio. La San Nikolas, empeñada en aguantar a Hondarribia, subió el ritmo muy rápido y esa arriesgada estrategia les jugó una mala pasada. Fueron mejores que los hondarribitarras en el último largo, pero se encontraron con una Sotera muy fuerte en la txanpa final. Santurtzi no perdió la calma cuando se vio en último lugar de la tanda de honor. Hizo su trabajo y mantuvo su remada. Casi como una contrarreloj y alejado de la calle dos, epicentro de la acción. A su ritmo, los santurtziarras lograron igualar a Orio a pocos metros de meta y su fortaleza les permitió meter la proa a los oriotarras en meta.

Por su parte, Urdaibai necesitará que las condiciones varíen para poder tener alguna opción de bandera. Los bermeotarras acabaron a once segundos y hoy bogarán en la segunda tanda. El aumento del viento puede jugar a su favor pero deberán remar sin ninguna referencia. Ayer, la Bou Bizkaia dominó su tanda gracias a un buen segundo largo. Ondarroa aguantó dignamente, pero nunca fue capaz de poner en aprietos la posición de los entrenados por Joseba Fernández.