Peio Etxeberria encuentra la calma

El de Zenotz supera a Bengoetxea VI con una segunda mitad en la que encadena once tantos consecutivos

10.10.2021 | 00:18
Peio Etxeberria golpea de izquierda ante la mirada de Oinatz Bengoetxea en el frontón de Balmaseda.

Bengoetxea VI8

Peio Etxeberria22

Duración: 43:49 minutos de juego.

Saques: 4 de Peio Etxeberria (tantos 7, 8, 18 y 21).

Faltas de saque: 1 de Bengoetxea VI.

Pelotazos: 211 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 4 de Bengoetxea VI y 13 de Peio Etxeberria.

Errores: 5 de Bengoetxea VI y 4 de Peio Etxeberria.

Marcador: 0-1, 1-4, 3-5, 4-8, 5-9, 6-10, 6-11, 7-11, 8-12 y 8-22.

Botilleros: Ejercieron de botilleros Asier García (con su primo, Bengoetxea VI) y Joseba Ezkurdia (con Peio Etxeberria).

Incidencias: Partido correspondiente a la liguilla de los octavos de final del Cuatro y Medio de Primera disputado en el Frontón Municipal de Balmaseda. Tres cuartos de entrada. En el primer partido, Artola-Imaz ganaron a Elezkano II-Martija (17-22).

Bilbao – Peio Etxeberria desentrañó el puzzle de su partido contra Oinatz Bengoetxea cuando encontró la calma. Respiró hondo y dejó de lado el juego explosivo al todo o nada para madurar los tantos y esperar la mejor oportunidad. Fue en ese momento cuando acabó la historia del encuentro. De la emoción del 8-11 se pasó en un suspiro al 8-22. Dos partidos en uno. El primero caótico y el segundo jugado al ritmo marcado por el zenoztarra. El delantero de Leitza no pudo reaccionar. Las piernas no respondieron a la velocidad deseada y el desgaste físico de la primera mitad pasó factura. Sin poder recuperarse del mal momento, Bengoetxea se la jugó al todo o nada, pero Peio Etxeberria siempre tuvo el choque bajo control.

En ese encuentro divido en dos partes, la primera, marcada por los errores y la precipitación, favoreció algo más a Bengoetxea. Peio Etxeberria llevó la iniciativa en todo momento, pero el leitzarra siempre estuvo ahí. Los errores del zenoztarra, muchos de ellos por querer acabar el tanto antes de tiempo, fueron un balón de oxígeno para Oinatz, que también dejó varios remates marca de la casa, salvadas extraordinarias que cambiaron el destino de la jugada en el momento más inesperado. Los pelotazos se intercambiaron con frecuencia y el partido se jugó a mucha velocidad. Más con esfuerzo que con precisión, ambos avanzaron y se llegó al primer descanso con un resultado de 8-12. Esa parada fue decisiva en el encuentro. Joseba Ezkurdia, botillero de Peio Etxeberria, le pidió calma, que no buscara acelerar el tanto más de lo debido. El desgaste físico era evidente en los dos pelotaris, pero el arbizuarra tranquilizó al zenoztarra diciéndole que ese era el mejor escenario para ellos. No se equivocó. Etxeberria salió con una marcha más y sin caer en la precipitación dominó todos los tantos, mientras Bengoetxea empezó a sufrir mucho más, llegando siempre un segundo tarde a la pelota. Un mundo para poder implantar su juego.

El dominio de Peio Etxeberria fue claro. Mantuvo a su rival lejos del frontis, impidiendo utilizar sus grandes dotes técnicas para el remate y además le tuvo en constante movimiento, lo que mermó aún más al leitzarra. Ante esta situación Bengoetxea se agarró a la última bala, a ese juego al filo del error tan productivo. Cada golpe era un intento de contraataque y una baza al tanto o al error. Sin embargo, Peio Etxeberria aprovechó su mejor momento a la perfección y controló cada jugada. La mayor fortaleza física le permitió tener siempre más tiempo para preparar los golpes y pensar en el siguiente movimiento. Eso no solo le hizo sumar, también prevenir muchos ataques de su adversario. Una tacada de once tantos consecutivos cerró el encuentro.

Festival en eibar El Astelena de Eibar acoge hoy un festival lleno de atractivo a partir de las 17.00 horas. Jokin Altuna disputará su primer partido en el presente Cuatro y Medio y se estrenará en la liguilla de los cuartos de final ante Aitor Elordi. El mallabiarra ya reconoció que estar en la 'jaula' de Primera era un premio para él y afronta los siguientes partidos sin nada que perder. Una vez concluido este duelo, Aimar Olaizola vivirá un momento especial. Se despide del frontón eibartarra formando con Jon Ander Albisu. Sus rivales serán Iker Irribarria y Beñat Rezusta. En el Cuatro y Medio de Promoción Darío se medirá a Iker Larrazabal.

noticias de deia